Lámpara de lava, todo para realizar este experimento

La lámpara de lava es uno de los objetos más deseado por los más pequeños de la casa, además si quisieras que tu hijo tuviera una en su cuarto, en este artículo te explicaremos como realizar una y además te hablaremos un poco de su origen.

Lámpara de lava

Es un frasco el cual contiene agua y además se puede observar cómo las burbujas coloridas con bastante luz suben y bajan de manera perezosa. Este objeto fue creado en 1963 por la compañía Mathmos encargada en alumbrados del diseñador Edward Craven-Walker considerándose uno de las pruebas pilotos en salir al mercado.

Se recomienda no encender la lámpara de lava durante más de ocho o nueve horas, ya que está creada de plástico y se derretirá.

Origen

A comienzos su apodo original era “Astrolight” o “Astro Lamp”. Se exhibió en una feria comercial en Hamburgo en el año 1965, en donde el empresario Adolph Wertheimer mostró interés en el objeto.

Los derechos de autor fueron comprados por Wertheimer y su afiliado Hy Spector  en los Estados Unidos y comenzaron a producir “LavaLite®” bajo el nombre de “Lava World International” a través de una compañía llamada “Haggerty Enterprises”.

lámpara de lava

Si tu hijo le encantan estos objetos y además le fascina que le cuenten cuentos, aquí te dejamos un artículo que hará que tu pequeño sueñe con muchas cosas: Cuentos de hadas.

En los años sesenta y setenta la lámpara de lava tuvo un gran impacto en el mundo, claro está que se veía más en los jóvenes, como también en específico en personas hippy. En la actualidad este objeto es visto en cualquier mercado y hasta es visto tiendas de regalos.

Manejo de la lámpara de lava

La lámpara consta de un bombillo, una frasco de vidrio llena de agua (la misma debe ser incolora) cera translúcida, un rollo de cable metálico y un pequeño cono metálico colocado sobre ella. Los cables y los bombillos deben de estar escondidos  en una base de metal, en la parte superior e inferior del frasco de vidrio  y así funciona mediante un calentamiento.

Para que la lámpara de lava marche en buena forma, la densidad de la cera debe ser ligeramente más pesada que el agua a temperatura ambiente, mientras que la densidad de la cera a temperaturas más altas debe ser ligeramente menor, porque la cera se expande más que el agua cuando se calienta.

Dado que la cera derretida y el agua son dos líquidos que pueden ser unidos, es por eso que siempre se mantendrán alejados uno del otro.

El origen de las altas temperaturas proviene del bombillo ya que se calienta el fondo del frasco de vidrio, pero no calienta la parte de arriba del frasco ya que la cera se calienta y se enfría, encogiéndose a la parte superior y, a medida que aumenta la densidad, vuelve a bajar al fondo del frasco, donde el fondo se recalienta y sube, terminando el ciclo. Los grados son lo que hacen distinto la parte de arriba con la de abajo del frasco.

La cera ordinaria tiene una densidad mucho menor que el agua y nadará en el agua a todo tipo de temperatura. Si quisieras obtener una cera con una densidad muy similar al agua, la cera se deberá unir con tetracloroetileno, el cual es más pesado que el agua y no se suele unir con el agua, pero puede si puede ser compatible  con cera derretida en todo tipo de cantidad.

Este líquido es comúnmente utilizado para lavar en seco en las tintorerías, además no posee color alguno.

Se pueden realizar muchas combinaciones de dos líquidos que no se puedan mezclar con densidades muy similares, pero si el bombillo se rompe debido al sobrecalentamiento del mismo, el uso de líquidos como alcohol o alcoholes minerales puede causar un gran riesgo de incendio.

El rollo metálico utilizado en la parte de abajo de la lámpara de lava ayuda a reducir la cantidad de gotas de cera, de modo que las gotas de cera que caen se acumulan en el fondo en un solo bloque de cera derretida. Mientras el fondo del frasco de vidrio se encuentre a altas temperaturas  y la parte superior se enfríe ligeramente, el ciclo de subida y bajada de gotas de cera continuará.

Generalmente las lámparas de lavas tienen distintos niveles de temperatura, pero comúnmente se utiliza en 60 grados Celsius que equivale a 140 grados Fahrenheit.

La temperatura externa afecta el tamaño y el número de gotas de cera, debido a que si estamos en invierno las gotas de cera toman mucho tiempo en crearse, además saldrán muy pocas pero de un gran tamaño, en cambio si fuera verano se crean de manera rápida además de ser bastante y de menor tamaño.

Algo muy  importante que debes de saber es que si utilizas un bombillo con una carga muy elevada o no sea lo requerido para la lámpara, dando como resultado que el magma no tenga ningún movimiento en la lámpara  y así quedando estancado en un solo sitio.

Si el más chiquito de la casa se relaja a la hora de dormir con esta lámpara, aquí te traemos un gran artículo que con el que caerá redondo: Fábula de la lechera.

Riesgo

En Estados Unidos vivía un hombre en Kent el cual falleció al colocar una lámpara de lava en la hornilla de su cocina y esta explotara, este suceso ocurrió en el año 2004. El calor fue tan grande que aceleró la presión de la lámpara de lava y la misma se reventó lo cual causó que el hombre falleciera de manera instantánea ya que un pedazo del vidrio de lámpara se le clavara en su corazón, debido a la cercanía que tenía de la lámpara.

¿Cómo hacer una lámpara de lava casera?

Para realizar una lámpara de lava en casa debemos contar con lo siguiente:

Materiales:

  • 1 frasco de vidrio o de plástico. Si consigues alguno de estos trata de que tenga una buena altura para así poder ver mejor el resultado.
  • Cualquier color de pintura o pigmento.
  • Pastillas burbujeantes
  • Agua
  • Aceite
  • Para observar mejor esto se necesitará una lámpara.

lámpara de lava

Pasos:

  1. El frasco que escogiste para hacer esto debes de llenarlo hasta la mitad con agua.
  2. Luego, debes de echar  la pintura o el colorante de tu preferencia y tiene que ser por gotas, además debes de revolver de buena manera para que todo quede bien unido con el agua.
  3. El siguiente paso consta en que debes de llenar lo que falta del frasco elegido con aceite.
  4. Se tiene que dejar que descanse un tiempo y de esta forma podrás ver el resultado, pero utilizando una linterna por debajo del frasco.
  5. Para finalizar este experimento se debe de colocar en el vaso la pastilla burbujeante y listo ahí tendrás tu súper lámpara de lava.

 Si te ha gustado este artículo y eres de esas personas que les gusta hacer experimentos con sus hijos, aquí te dejamos un artículo de: Experimentos para niños de preescolar.

Deja un comentario