Valor de la Igualdad Para Niños, Todo lo que se Debe Saber

En el artículo de hoy, te explicaremos la importancia y el valor de la igualdad para niños. ¿Porqué se considera uno de los más importantes entre los derechos fundamentales de los niños? ¿cuál es su alcance e impacto? Estas preguntas y muchas más serán respondidas a continuación.

VALOR DE LA IGUALDAD PARA NIÑOS

Derecho a la Igualdad de los Niños

Entre los múltiples derechos que fueron desarrollados en la Declaración Universal de los Derechos del Niño, entre los primero encontramos el “Derecho de los Niños a la Igualdad”. Donde se menciona que todo niño debe tener los mismo derechos sin importar su procedencia, etnia, sexo, religión, nacionalidad, etc.

Además de lo anterior, este derecho indica algo aun más importante: que todos los niños deben disfrutar de todos los derechos que aparecen en dicha declaración por igual. Es decir, todos los niños tienen el derecho a la vida, el derecho a una familia, el derecho a la alimentación, el derecho a una casa, etc.

Te puede interesar leer también: Derecho a la Alimentación del Niño.

Para finalizar, este derecho especifica que no puede haber ningún tipo de discriminación o distinción de algún niño con respecto a otro por ningún motivo. Ya sea por características inherentes al niño como su sexo, color de piel, etnia, etc; o aspecto culturales, sociales o políticos. Por ejemplo, la familia que posea, el partido político al que pertenezca su familia, su religión, etc.

¿Cuál es el Valor de la Igualdad Para Niños?

El objetivo de este derecho es sencillo de explicar, pero difícil de entender y aun más complicado de conseguir. Consiste en lograr que todos los niños puedan ser tratados de igual forma y aun más importante; que todos puedan tener las mismas oportunidades. Indiferentemente de las múltiples diferencias que puedan existir entre un niño y otro.

Ahora bien, en el papel todo es ideal, pero la realidad del mundo es muy distinta. Hay una gran pluralidad de familias, estatus sociales, condiciones de vida, etc. El clasismo nunca va a dejar de existir, porque siempre habrá algunas personas que posean mayor riquezas que otros, y esto termina por afectar la calidad de vida de los niños.

Pero cuidado, es importante aclarar que con estas palabras no buscamos dar mayor poder a pensamientos capitalistas ni comunistas, no se trata del marco socioecónomico al que estés adscrito, simplemente; que la diferencia de trabajo entre dos personas hará que una de ellas posea mayor cantidad de recursos que la otra; y utilizará esos recursos para su beneficio y el de su familia. Es una cuestión adaptativa.

El problema surge cuando estas diferencias limita que algunos niños obtengan las mismas oportunidades respecto a otros. De nuevo, hay que leer estas palabras con mucho cuidado, porque tampoco queremos insinuar que aquellos niños que provengan de una familia pudiente no merezcan buenas condiciones de vida. Nuestro énfasis gira en torno a aquellos niños que no tienen acceso al resto de los derechos fundamentales.

Un niño no es capaz de decidir en que familia nacer, no tienen el poder de decir tu serás mi madre y tu padre; simplemente nace en la familia que le toque. Se trata de la aleatoriedad, por esta razón es injusto que algunos niños posean derechos y oportunidades que otros no pueden tener.

Es aquí donde los estados y los gobiernos deben interceder para garantizar que se cumplan los derechos de los niños. Que aquellos infantes que provengan de familias desfavorecidas y con menores recursos aun puedan brindarle a sus hijos una buena alimentación, la posibilidad de recibir una educación de calidad, crecer con una familia en una casa digna, etc.

Por otro lado, el valor de la igualdad para los niños incluye la posibilidad de ser respetado indiferentemente de las características únicas que posea. Así como todas las familias son diferentes, todos los niños son diferentes.

Todos los niños tienen aspectos físicos únicos, costumbres diferentes, reciben una educación diferente, provienen de distintas familias, etc. Pero esto no significa que las diferencias mencionadas justifiquen que un niño sea irrespetado, juzgado o maltratado. Todos poseen el mismo derecho a ser respetados como individuo y como un miembro importante para la sociedad.

VALOR DE LA IGUALDAD PARA NIÑOS

Un ejemplo para citar sobre este último punto, surge con aquellas familias que denigraban y rechazaban al niño cuando este nacía con algún síndrome o enfermedad congénita. Si el niño nacía con autismo o síndrome de down se le excluía y marginaba. Era visto como alguien inferior y se solía ocultar del resto del mundo. Al menos esta situación a disminuido con el paso de los años y a nivel social y cultural hay mayor aceptación e inclusión para personas con estas condiciones.

Una consecuencia que surge cuando no se cumple el derecho a la igualdad en los niños, es que permite que crezca la marginación y da pie a que algunas personas exploten a los niños. Siendo una causa directa de la desigualdad económica y social, ya que estos niños crecerán para convertirse en adultos marginados.

Enseñar el Valor de la Igualdad Para Niños

La primera forma de violentar el derecho a la igualdad en los niños es cuando no se educa al respecto, y se permite que los niños normalicen la desigualdad. Es decir; permitir que los niños crezcan creyendo que son superiores a sus pares, que debido a la familia de la que provienen y el estatus social que posean lo hacen dignos de mejores oportunidades que el resto, etc.

Un niño en crecimiento es un libro en blanco, una tabula rasa, una esponja que absorbe y aprende todo lo que ve. Sobre todo a nivel ético y moral. Es por esta razón, que la mejor forma de fomentar este derecho es educando a todos los niños al respecto. Así cuando crezcan, se convertirán en adultos conscientes y respetuosos que trabajaran para garantizar que este derecho se cumpla o al menos, habrá menos probabilidades de que lo violenten.

VALOR DE LA IGUALDAD PARA NIÑOS

A continuación, te dejamos con algunos consejos para que sepas como educar sobre este derecho a tus hijos y a todas las personas en general:

  • Enseña sobre igualdad demostrando con el ejemplo: es fácil hablar sobre la tolerancia, el respeto y la igualdad, pero son pocos los que predican con el ejemplo. Ten en cuenta que principalmente los niños, aprenden por medio de lo que ven.
  • Hay que educarlos sobre las diferencias: un niño notará que sus pares son diferentes a él en muchas formas, por el color de piel, por el cabello, por la forma de hablar, la ropa, etc. Pero somos nosotros quienes debemos inculcarle que las diferencias no significan que alguien es mejor o peor, simplemente diferente. Además, que esa pluralidad en vez de ser una forma de dividir, debe ser un motivo de unión y de aprendizaje.
  • Permitiendo que el niño tome sus decisiones: entendemos que un niño es dependiente de sus padres en muchas cosas, pero esto no significa que no pueda tomar algunas decisiones por sí mismo. Permitirle escoger sus juguetes, algunas prendas de ropas, el deporte que desee practicar, entre otras cosas similares, les permite aprender y entender el concepto de libertad de decisión. Aun ojo, siempre es importante guiarlo de la mano y aconsejarlo para que entienda que a medida que vaya adquiriendo independencia, irá obteniendo mayor libertad de decisión.
  • Deja que decida que actividades desea realizar: en el mismo orden de ideas del punto anterior, el niño debe ser capaz de escoger que actividades desea realizar. Un estigma perjudicial para que el niño comprenda el valor de la igualdad, es la creencia que el genero condiciona el tipo de actividad que un niño puede hacer. Pensamientos como: mi hijo debe jugar con carritos y practicar karate, mientras que mi hija debe jugar con muñecas y practicar danza; vulneran los derechos a la igualdad de los niños y niñas.
  • Evitando conductas machistas y sexistas: el trasfondo de los errores que se mencionan en el punto anterior, son conductas machistas y sexistas que buscan clasificar lo que un niño puede y no puede hacer. Además, exhibir estas conductas también le enseñan al niño a incorporarlas en sus vidas.
  • Permite que el niño exprese sus emociones: otra forma de vulnerar su derecho a la igualdad, se da cuando se le impide a un niño expresar lo que siente. Frases como “un niño nunca llora”, lo que hace es limitar la capacidad de expresión del niño provocando que se retraiga. El llanto es una respuesta natural ante el dolor y el sufrimiento, es adaptativo y hasta cierto punto, necesario para afrontar diversas situaciones de nuestra vida cotidiana.
  • Presta atención a la información que recibe el niño: en esta era digital donde la información viaja tan rápido y es transmitida por las redes sociales, los vídeo juegos, la televisión, etc. El niño esta expuesto a múltiples fuentes de información y es bombardeado constantemente con muchas ideas. Si no se tiene la debida precaución, se corre el riesgo que el infante sea expuesto a temas para los cuales no tiene la madurez cognitiva ni emocional. Siendo presas de terceras personas que busquen aprovecharse de su inocencia.

VALOR DE LA IGUALDAD PARA NIÑOS

Educación Infiltrada

Otro aspecto que debes tener en cuenta para ser capaz de enseñarle a los niños el valor de la igualdad, son todos los aspectos de tu propia educación y valores que pueden estar sesgados. Por ejemplo: son muchas las personas que dicen no ser machistas, pero realizan de forma inconscientes conductas de que promueven el machismo.

La raíz de este problema no radica en si quieres ser o no ser machista, sino que hay conductas aprendidas que quedan tan arraigadas en nuestra psique, que las realizamos de manera automática sin ser capaces de percibir el machismo que hay de fondo. Aunque claro, ahorita utilizamos como ejemplo el machismo, pero también se incluye el racismo, el sexismo, etc.

Nuestro consejo, es que realices un trabajo de introspección. Analiza y cuestiona tus conductas, incluso; pregúntale a tus familiares y amigos si cometes alguna conducta indebida o que pueda vulnerar los derechos del los niños.

Si te ha gustado este artículo sobre el valor de la igualdad para los niños, te recomendamos leer: Derecho a Tener una Familia.

Deja un comentario