Juegos cooperativos, muchas ideas para realizarlos y más

En esta oportunidad, te traemos una interesante reseña sobre una de las actividades recreativas mas divertidas y educativas para los niños, estamos hablando nada mas y nada menos que de los juegos cooperativos, estos juegos tienen como finalidad la cooperación entre todos los pequeños para lograr un objetivo en común, es por ello que no existen perdedores o ganadores, sino un gran espíritu cooperativo entre los niños que desarrollara todas las aptitudes de los mismos.

Juegos cooperativos

¿Cuál es la importancia de los juegos cooperativos en los niños?

Los juegos cooperativos son aquellos en los cuales los niños de cualquier edad pueden disfrutar en cualquier situación, más que todo en la escuela, sin embargo a diferencia de otros juegos, estos premian el trabajo en equipo en vez de la competitividad.

Estos se caracterizan por ser actividades en los que los niños se organizan en un solo grupo numeroso o en dos equipos grandes que deben cumplir un objetivo. Lo más importante es la participación, siendo el resultado final lo de menos.

En cuanto a la importancia de los juegos cooperativos como herramienta de formación educativa, pueden fomentar en los más pequeños todo lo relacionado con la ayuda, la empatía, la organización, la coordinación, la resolución de conflictos, la toma de decisiones y una de las características más fundamentales es que evitan la frustración de la derrota, ya que nunca existen perdedores, esto garantiza que los infantes no sientan la presión de ganar obligatoriamente.

En conclusión, los interesantes juegos cooperativos pueden ser muy útiles como impulsores del trabajo en equipo, dejando de lado el individualismo, son factores muy importantes los cuales le servirán a los chicos cuando sean adultos, ahora bien, es momento de dar un repaso por los juegos cooperativos más populares que puede haber.

Diferentes juegos cooperativos para niños

En este apartado, se encontrarán los distintos juegos cooperativos que pueden desarrollarse con un grupo de niños, ya sea en casa o como se acostumbra comúnmente, en la escuela; algunos de ellos pueden necesitar unos cuantos materiales extras, sin embargo, existen otros que solo necesitan la participación de los niños, ahora comencemos con los juegos:

La cadena cortada o el rescate

Este se trata de un divertido juego cooperativo el cual tiene como inicio a dos niños quienes estarán tomados de la mano, estos tienen la función de ser los dos primeros  de la cadena que se formara más adelante. Después de lo último todos los niños deberán tocar al resto de sus compañeros para que se integren despacio a la cadena.

Los pequeños tendrán la tarea de intentar huir para que no sean tocados. En cambio si uno de los niños es tocado por algunos de sus compañeros, este tendrá que cogerle la mano a los que están en la cadena para que de esta manera se vaya alargando la longitud total de la cadena.

El juego tendrá cuando atrapen al último de los compañeros, lo cual hará que automáticamente se termine la ronda, después de esto, la nueva partida de la cadena o el rescate comenzará con los dos primeros jugadores que fueron tocados en la primera, sin duda es un entretenimiento que puede ser jugado por todos los niños. Aunque también puede jugarse de la siguiente forma:

 

El globo

Este se trata de uno de los juegos cooperativos más entretenidos que hay, lo más sorprendente es que solo se necesitarán algunos globos para jugarlos, este juego consiste en que varios jugadores tendrán la tarea de arrojar unos globos inflados hacia arriba, es por ello que varios globos estarán en el aire en ese momento.

El objetivo de este juego trata de que esos globos por ningún motivo pueden tocar el suelo, es por esa razón que todos los participantes deberán trabajar como un equipo para poder cumplir el objetivo principal, evitar que alguno de los globos toque el suelo, mientras más tiempo dure, mejor lo hará el equipo.

El paracaídas

Este es un juego cooperativo que se puede realizar con varios niños, también tiene la particularidad de que el paracaídas se puede utilizar para muchos otros juegos.

El más divertido de ellos, para poner un ejemplo concreto, se trata del juego de la canasta, en esta variante de la actividad los pequeños niños tendrán que agarrar el paracaídas con dos manos alrededor de su contorno, sus compañeros deben hacer lo mismos para que exista la cooperación.

Después de esto, lo siguiente que se debe hacer es colocar una pelota encima del paracaídas. Un aspecto muy importante de este juego es que se debe tener muy claro que la pelota tenga que caber por el agujero central de la tela para que se pueda hacer la actividad.

Juegos cooperativos

El objetivo principal de los niños en este juego será el de poder hacer una canasta entre todos en el agujero moviendo el paracaídas, la cooperación es vital para cumplir la tarea, es un juego muy divertido.

El Escondite Inglés

Este es uno de los juegos más clásicos de esta lista, muchos de los que leen este artículo lo jugaron durante su infancia. ¿Quién no recuerda esa divertida frase que rezaba: “Una, dos y tres, al escondite inglés, sin mover las manos ni los pies”? debe ser un placer para los adultos enseñarle este juego a los más pequeños.

El juego se trata de que los niños se turnaran para ser el que cuente, por ello, el pequeño se debe poner en la pared. El resto de sus compañeros estarán dispuestos a solo unos metros de él en una fila. Es por ello que el infante que está en la pared dirá la frase que se mencionó anteriormente y se volverá para ver a sus compañeros.

Mientras pronuncia la frase, los niños que se encuentren en la fila tendrán que ir aproximándose hacia la pared, sin embargo, deben hacerlo con cuidado, porque cuando su compañero se de la vuelta y los vea de frente, todos los demás niños tendrán que quedarse muy quietos como unas estatuas. Si este descubre que alguno de ellos se mueve, tendrá que retroceder hasta el punto de partida. El objetivo es llegar a la pared para poder finalizar el juego.

Juegos cooperativos

Llevando El Balón

En esta actividad se deberán organizar a los niños por parejas para poder comenzar todo. Luego de esto se debe trazar un peculiar recorrido el cual contara con una salida y una meta para poder completarla.

El objetivo principal de este juego cooperativo consiste en que los niños tendrán que sostener un balón entre cada una de las parejas, el truco está en que no se puede tocar con las manos.

Un ejemplo de cómo llevarlo es espalda con espalda, o de alguna otra manera. Si la pelota se llegara a caer, la pareja tendrá que comenzar de nuevo sobre la línea de partida. La pareja que llegue antes a la meta será quien gane el juego, diversión completamente garantizada.

Bote, bote

En este juego cooperativo lo primero que se debe realizar es un círculo en el piso, este se puede lograr hacer con una simple tiza. Después de esto, los niños tendrán que agarrar un bote de refresco el cual estará vacío o una botella de plástico o cualquier otro recipiente y colocarlo justo en medio del círculo. Luego de esto se deberá realizar un sorteo para ver quien inicia el juego. Lee aquí sobre el derecho a tener una familia.

El elegido por el sorteo tendrá la tarea de ponerse de espaldas al bote para iniciar el juego. Luego, otro de los niños tendrá que darle una patada al bote que este en el centro del círculo. El elegido por el sorteo deberá ir a por el bote, recogerlo y colocarlo de nuevo en el círculo, después de esto este deberá gritar “¡BOTE!” en ese momento. En el tiempo que el niño vaya a recoger el bote y lo vuelve a colocar en su sitio, los demás tienen que correr a esconderse en cualquier sitio.

Cuando todos se escondan, el elegido por el sorteo tendrá la misión de ir a buscar al resto del grupo. Si por algún motivo descubre a alguno de ellos, tendrá que correr al círculo y meterá el pie dentro, allí deberá gritar: “¡BOTE, BOTE por Carlos!” o cualquiera que sea el nombre del jugador que fue descubierto. Cuando este pase Carlos deberá salir de su escondite y meterse en el círculo de tiza a esperar.

El que fue descubierto aún no tendrá que considerarse derrotado, pues en el juego, esto se debe a que cualquiera de los demás niños ocultos en algún sitio, puede ir por su rescate del círculo, si logra escabullirse, le tendrá que dar una patada al bote para liberar al compañero.

Si alguien consigue patear este bote, el jugador o jugadores encerrados podrán ser liberados de inmediato y podrán esconderse otra vez en el sitio que desee. El que se encarga de cazar a sus compañeros tendrá que descubrir a todos para que se acabe el juego.

Pies quietos

En este juego deberán participar por lo menos unos tres niños para realizarlo, sin embargo, pueden participar un total de cinco compañeros.

Uno de ellos será elegido entre todos y se tiene que colocar en el centro, después de esto tendrá que arrojar la pelota arriba gritando el nombre de uno de los jugadores. Cuando esto pase, el jugador que fue mencionado tendrá que atrapar la pelota corriendo, todos los demás deberán correr los más lejos de él que puedan.

Finalmente, cuando el jugador tenga la pelota en su poder tendrá que gritar la frase: “¡Pies quietos!”: Justo cuando eso suceda el resto de los jugadores se tienen que quedar totalmente parados donde estén, lo que significa que no podrán moverse.El compañero que tenga la pelota en su poder deberá dar tres saltos hacia uno de los jugadores; usualmente al que este más cerca, de esta forma le lanza la pelota.

Si le da, el jugador tocado se le apuntara una falta y si no sucede esto, el que se tiene que apuntar la falta es él mismo por no atinarle con la pelota. Si a un jugador se le realizan tres faltas, este deberá ser eliminado. El juego acaba cuando se ha eliminado a todo el mundo y solo queda un jugador.

Juegos cooperativos

Carrera de Sacos

Los niños en este juego tienen la misión de meter las dos piernas en unos sacos para poder sujetarlos con las manos. Después de esto empezara la carrera, como una carrera común y corriente. Los niños que participen tendrán que llegar a la línea de meta dando saltos en los sacos.

Está prohibido agarrar o empujar a los demás participantes, por lo cual se debe tener cuidado de eso, El ganador será el que llegue a la meta más rápido

Otras de las divertidas variantes de este juego es la de realizar esta actividad en parejas. Es por ello que los jugadores tendrán que atarse de los tobillos para poder empezar, esto se hace para que tengan dificultades en correr. Los niños deberán llegar a la meta dando saltos o como puedan avanzar andando, intentando mantenerse coordinados, ganara el que llegue primero a la meta.

Juegos cooperativos

El lago encantado

Para realizar este juego solo serán necesarios unos aros de ula ula y una tiza para realizar trazos. Se delimita un espacio en el suelo en forma de elipse a modo de lago para poder comenzar. ¿Sabes algo de la leyenda de la llorona? todo sobre ella aquí

Después se colocaran todos los aros dentro de un área la cual funcionara como un lago encantado, la idea de esto es que nadie pueda tocar el lago (el espacio que hay fuera de los aros). Con los aros se realizará una especie de puente que atraviese el lago. Ninguno de los niños puede tocar el agua fuera de los aros, ya que si lo tocan se le congelara el corazón. Solo se puede pisar en el interior de los aros, que imitan piedras por las que se cruza el lago.

Si alguno de los compañeros cae en el lago encantado, no puede moverse hasta que venga otro compañero y lo salve, deshelando el corazón del compañero dándole un abrazo.

De esta manera hemos finalizado este interesante articulo sobre los juegos cooperativos, una brillante propuesta para enseñar a los mas pequeños de la casa el trabajo en equipo, gracias por leernos.

Deja un comentario