¿Cómo poner límites a un niño de 2 años?, descúbrelo

Los niños crecen y aprenden de manera muy rápida, el mundo a su alrededor es un nuevo espacio por explorar, los padres deben enseñarles las conductas positivas para desarrollarse correctamente sin embargo no siempre es tarea fácil. Te invitamos a que leas el siguiente artículo sobre ¿Cómo poner límites a un niño de 2 años?

CÓMO PONER LÍMITES A UN NIÑO DE 2 AÑOS

¿Cómo poner límites a un niño de 2 años?

Hoy en día, podemos apreciar que los métodos de enseñanzas no son los mismos que hace algunos años, la evolución como sociedad nos ha permitido mejorar las interacciones humanas. Muchos padres, especialmente si son primerizos, piensan que sus hijos de 24 meses son muy pequeños para seguir normas.

Se ha comprobado en varios estudios, que se deben establecer límites desde las edades tempranas, sobre todo si lo que se desea es que el niño desarrolle conductas adecuadas, dejando atrás las rabietas cuando no consiguen lo que quieren.

Tratar de ponerle límites y normas a un niño de 2 años no es tarea sencilla, de hecho, los niños de esta edad se caracterizan por ser seres independientes que están en la búsqueda de su identidad propia y su puesto (a un nivel subconsciente) en el mundo. Los niños no tienen todavía el conocimiento para regular sus emociones, es por eso que expresan sus sentimientos a través del llanto o incluso las rabietas.

Es importante destacar que si dentro de la crianza, los padres ceden ante las demandas del niño debido a una rabieta, este internaliza el conocimiento de que esta es una manera sencilla de obtener lo que desea. Al momento de establecer normas, los padres deben mantener la calma y explicarle al niño cómo debe comportarse.

Así mismo, se tiene que incluir la enseñanza de valores, en especial el respeto, tanto a sí mismos como a las personas que los rodean. Los padres siempre van a ser los responsables de poner límites, estos deben estar sujetos a las necesidades, capacidades y estado de desarrollo del niño.

Puedes leer más contenido como este de ¿Cómo poner límites a un niño de 2 años?, en nuestro blog. Te invitamos a leer ¿por qué los niños muerden?

Consejos para poner límites.

Una de las preguntas más cuestionadas durante la educación de los niños por parte de los padres primerizos es ¿Cómo poner límites en un niño de 2 años?, es por eso que te dejamos una lista de 5 consejos que puedes seguir a la hora determinar límites y normas.

  1. Dale la oportunidad de realizar tareas donde se sienta como un niño grande. Es importante que para que logre comprender que existen normas y límites, es que tenga más seguridad de sí mismo, realizando estas actividades como comer solo.
  2. No le grites. Es importante que cuando el niño esté teniendo una rabieta, entienda que esta es su manera de expresar lo que están sintiendo, debido a que aún están aprendiendo a regularlas. Gritar solo provocará que el niño se sienta amenazado y no entienda por qué se le está negando algo en ese momento.
  3. Debes usar normas claras. Eso implica que las normas que se le dan al niño tienen que ser instrucciones directas, por ejemplo: “Recoge tu cuarto”, sobre todo si tiene 2 años.
  4. Puedes usar la palabra no. Aunque muchos padres le tienen miedo a decirle no a los niños, el uso de esta palabra es importante para que el niño comprenda los límites, además es necesario explicar el por qué no, esto le dará un mejor entendimiento de la negativa.
  5. Déjalo hacer más tareas dentro del hogar, utiliza el refuerzo positivo cuando logra una conducta apropiada. Indícale progresivamente las actividades que puede hacer en ese momento y las que podrá hacer en el futuro.

Beneficios.

Existen varios factores positivos que pueden conseguir los padres para el desarrollo de sus hijos, cuando estos aplican de manera temprana normas y límites. De hecho podemos destacar los siguientes beneficios:

  • El niño se acostumbra a seguir normas. A medida que va creciendo, la costumbre de seguir las normas establecidas en diferentes situaciones, le permiten al niño utilizar esta herramienta como adulto.
  • Lograran desarrollar actitudes más responsables.
  • Les dará una sensación de seguridad y sabrán distinguir entre lo correcto o lo incorrecto.
  • Puede ayudar en el desarrollo de su autoestima.

Poner límites a los niños, es extremadamente necesario si se desea que este se convierta en un adulto responsable adaptado a la sociedad. Dentro de todo esto, debemos destacar que el niño tiene que tener límites que respeten su personalidad e intereses, para que no vea a los mismos como algo negativo.

Importancia.

Cuando hablamos de límites, tenemos que entender que los mismos son un molde imaginario creado por los padres para que sus hijos puedan crecer y desarrollarse libremente, expresando sensaciones de autonomía y aprendiendo habilidades sociales. Aunque el niño aprende libremente, este lo hace bajo los parámetros diseñados por sus progenitores.

CÓMO PONER LÍMITES A UN NIÑO DE 2 AÑOS

En términos educativos, se ha demostrado que si el ambiente familiar carece de normas y límites, el niño puede tener graves consecuencias en su desarrollo.

Los padres tienen miedo de poner límites y es un hecho, son los padres primerizos que en muchas ocasiones aún ven a sus hijos como bebés. A pesar de esto, tienen que armarse de confianza y calma, teniendo como principal objetivo el desarrollo de su hijo, eso implica poner límites.

Existen muchas maneras en las que se pueden poner límites a los niños, todo dependerá del estilo parental que los padres deseen utilizar dentro de la crianza y educación de sus hijos. Se tiene la idea de que poner límites es algo que va anclado a la crianza autoritaria y esto no podría estar más lejos de la verdad.

Muchos padres se sienten culpables cuando deciden imponer normas y límites a sus hijos, debido a que tienen el miedo de traumatizar al pequeño. Sin embargo, se debe entender que, negarle esta parte de su educación es lo que va a influir negativamente.

CÓMO PONER LÍMITES A UN NIÑO DE 2 AÑOS

Aunque difícil, es extremadamente necesario que el niño aprenda que en la sociedad que vive debe comportarse de cierta manera. Las normas y límites deben ser educadas con calma y serenidad, explicándole al niño que estas son muestras de cariño, que lo hacen ver y aprender cuáles son sus derechos y todas las cosas positivas que puede desarrollar.

Si te interesa más contenido así, te invitamos a leer otros artículos en nuestro blog, de hecho te recomendamos leer menú para niños de 2 a 3 años.

¿Qué son los castigos y los refuerzos?

Dentro del tema de ¿Cómo poner límites a un niño de 2 años?, debemos hablar de los castigos y los refuerzos y cómo estos pueden influir en la educación de tus hijos. Los castigos y los refuerzos son utilizados para disminuir o eliminar completamente una conducta inadecuada en los niños.

El castigo, en particular, funciona únicamente de manera momentánea e incluso en ocasiones, no funciona. Un castigo a largo plazo no tendrá el efecto deseado ni logrará cambiar la conducta.

CÓMO PONER LÍMITES A UN NIÑO DE 2 AÑOS

Cuando hablamos de castigo, tenemos que aprender que existen dos tipos de castigos: Los castigos positivos son los que logran disminuir o eliminar completamente una conducta utilizando un estímulo desagradable, como limpiar el agua, si la tiró al piso de manera deliberada. El castigo negativo, es en cambio, quitarle algo que para él sea entretenido, por ejemplo, que no pueda ir a jugar al parque o que no tenga acceso a la computadora.

Ahora, existen también dos tipos de refuerzos, que logran que el niño llegue a la conducta deseada sin utilizar el castigo. El refuerzo positivo es cuando el niño obtiene un premio cuando logra una conducta deseada, un ejemplo es la felicitación por una buena calificación. El refuerzo negativo es cuando se premia al niño por una conducta buena quitándole algo que le desagrada, por ejemplo comer menos vegetales si su comportamiento fue bueno esa semana.

Hay que entender que cada padre puede preferir un método diferente dentro de la crianza de sus hijos. Lo importante es que sin importar el método que se utilice, se establezcan los límites y las normas, además de que si se utilizan los castigos estos deben ser proporcionales a la conducta, de la misma manera tienen que ser los refuerzos.

Los niños no deben acostumbrarse a ninguno de los dos métodos, ya que las conductas serán sustituidas por otras y el niño no aprenderá a reconocer lo incorrecto de lo correcto. Por otro lado, tienes que saber que a la hora de realizar una reprimenda no puedes dejar que tu estado de ánimo nuble tus acciones, tus hijos aprenderán y copiarán tus ejemplos.

Gritar, hará que ellos respondan a gritos, golpear tendrá el mismo efecto a futuro. Los padres son los modelos de sus hijos, si los padres hacen lo mismo que le piden a los niños, entonces ellos repetirán las acciones, es un ciclo constante.

Dentro de la educación infantil, se debe recalcar que el conocimiento siempre está evolucionando y que constantemente salen nuevas técnicas para que puedan ayudar a que los niños se desarrollen efectivamente

Si te ha gustado este artículo, te invitamos a que sigas explorando las diferentes categorías que se encuentran en nuestro blog, las mismas se encuentran llenas de artículos entretenidos y llenos de información que te podría gustar, de hecho te recomendamos leer nuestro artículo de niños superdotados.

Nos interesa mucho tu opinión, así que déjanos un comentario para saber qué piensas sobre este artículo de ¿Cómo poner límites a un niño de 2 años?

Deja un comentario