Dieta blanda para niños, ¿cómo se debe realizar? y más

En los casos de enfermedades estomacales, el médico suele recomendar una dieta blanda para niños. Dependiendo de cómo sea la alimentación regular del niño, esta dieta puede resultar relativamente complicada. Aquí te explicamos este tipo de alimentación y algunas recetas.

dieta blanda para niños

¿Qué es la dieta blanda para niños?

Es una dieta especial, diseñada por un médico cuando tu hijo tiene problemas para digerir con normalidad los alimentos, también la recomiendan cuando hay dificultades a nivel bucal, como falta de piezas dentales o inflamación de la garganta o esófago.

Normalmente, la dieta blanda para niños es una medida de tratamiento que dura pocos días, hasta que mejora el malestar del paciente.

No implica que el niño no comerá nada sólido, pero sí que la preferencia será por alimentos fáciles de masticar o tragar. La hidratación constante también es un factor fundamental durante esta dieta.

Alimentos permitidos en la dieta blanda para niños

En este punto te presentamos una lista de alimentos que puedes darle a tu niño, si tiene un régimen de dieta blanda y te incluimos algunas recetas para que tengas variedad de opciones:

Comidas

Dentro de este tipo de dietas existen alimentos de cada grupo que puedes darle a tu bebé respetando los parámetros de contextura blanda.

Entre los carbohidratos, puedes ofrecerle pan suave, preferiblemente sin corteza. Arroz y pasta. Cereales como avena, sémola y trigo. Papas y calabazas hechas puré. También puede que te interese este artículo de menús para niños de 6 a 12 años.

Las carnes recomendadas son de pescado y pollo, preferiblemente su caldo, bien cocidas. También puedes incluir trozos pequeños y suaves dentro de las cremas o sopas. El pescado no debe tener espinas. Podrías usar también un poco de carne de res o cordero en trocitos suaves y cocidos.

Las frutas y vegetales ideales son la piña, lechosa, plátano y fresas. El tomate debe estar pelado. Puedes darle al niño aguacate y espárragos al vapor. Agrega a la dieta blanda para niños un poco de yogurt o kéfir, gelatinas y quesos suaves.

Bebidas

Cuando se trata de las bebidas el agua siempre es la opción más sana, principalmente porque la hidratación es prioridad. Evita darle leche de vaca, si el especialista la ha contraindicado. Los zumos de fruta con poca azúcar también son excelentes opciones.

Preparación de los alimentos blandos

Como ves, los alimentos de esta lista resultan bastante fáciles de digerir. Sigue estos consejos para preparar la dieta blanda para niños:

  • Corta en trocitos los alimentos.
  • Las sopas y caldos son muy saludables y prácticos, también puedes usarlos para humedecer otras comidas.
  • Las verduras deben estar bien cocidas, que queden lo suficientemente suaves para hacer puré.
  • Si las sopas tienen trozos grandes de carnes o verduras, licúalas o pásalas por el colador.

dieta blanda para niños

Consejos a considerar sobre la dieta blanda para niños

Dado que la alimentación de tu pequeño será con dieta blanda durante algunos días, es probable que deba comer menos cantidad, pero con más frecuencia. Unas 5 o 6 comidas diarias, acompañadas de hidratación constante.

Puedes darle también algún suplemento de vitaminas, si el médico lo aprueba. Si hay diarrea o gastroenteritis, los probióticos son una excelente opción.

Prueba diferentes recetas para que tu niño no se aburra con esta dieta. También puedes enseñarle la importancia de tener una buena alimentación, entre otras cosas, con este artículo sobre Cómo cuidar mi cuerpo.

Menú de dieta blanda para niños

Te presentamos una receta para cada comida del día, que puedes probar como variedad dentro de la dieta blanda del niño.

Desayuno: Sopa de arroz con zanahoria y pollo

Puedes cambiar el arroz por fideos finos en la misma cantidad.

Ingredientes

100 gr de arroz blanco, 1 zanahoria, 1 pechuga de pollo, 1 diente de ajo, 1 litro de agua, un poco de sal, aceite de oliva.

Preparación

En una olla grande, pon a calentar el agua con la sal. Ralla o corta en trocitos la zanahoria, previamente lavada y pelada; reservas. Cuando el agua comience a hervir, añades el arroz y el diente de ajo completo, para poder retirarlo luego. Unos minutos antes de que el arroz esté listo, le agregas la zanahoria y un chorrito de aceite de oliva y los dejas ablandar.

Aparte, pasar por la plancha el filete de pechuga de pollo y lo cortas en trozos pequeños. Se lo añades a la sopa antes de servirla. Recuerda sacar el diente de ajo.

Almuerzo: puré de papas con trocitos de pollo

Puedes agregarle guisantes, zanahoria u otras verduras, o usar carne de res en vez de pollo.

Ingredientes

4 patatas o papas, 600 ml de agua o caldo de pollo, 1 cucharadita de mantequilla o margarina, 1 pechuga de pollo, aceite de oliva y sal.

Preparación

Calentar en una olla grande el agua o el caldo de pollo. Cuando este caldo comience a hervir, agregar las papas troceadas, previamente lavadas y peladas. Mientras se hacen las papas, corta en trozos la pechuga de pollo y pásala por la plancha con una pizca de sal y poquito de aceite para dorarlas.

Una vez que las patatas estén muy suaves, las retiras del caldo y las trituras hasta hacer el puré. En otro recipiente, las mezclas con la margarina o mantequilla y las dejas a fuego bajo. Finalmente, agregas los trocitos de pollo y rectificas la sal.

dieta blanda para niños

Cena: Tortilla francesa con miga de pan

Puedes agregarle jamón cocido o un queso suave, si el médico lo permite. Esto hará que quede más jugosa.

Ingredientes

2 huevos, 50 gr. de miga de pan, aceite de oliva, perejil, sal.

Preparación

Remoja en agua la miga de pan y luego la escurres bien. Luego se la agregas a los huevos, que deben estar batidos en otro plato, sazonados con sal y perejil. Mientras tanto, ten una sartén calentando a fuego medio, con un chorrito de aceite que cubra el fondo.

Cuando la sartén esté bien caliente, viertes la mezcla y la tapas por un par de minutos. Si es necesario, la vas moviendo para evitar que se pegue. Con ayuda de un plato, le das la vuelta y la dejas cocer un poco del otro lado. Finalmente, la sacas del sartén y la sirves.

Meriendas

Estas pueden ser más variadas. Puedes darle al niño un poco de yogurt con fruta o avena en hojuelas, o simplemente trocitos de frutas blandas en un plato. Un vaso de zumo de frutas también vale como merienda. De todas formas, aquí te dejamos un menú de comidas para niños de dos años.

Finalmente, recuerda que quien dictará las pautas de la dieta blanda para niños será el médico. La salud de tu hijo es primordial, aunque a veces haya que hacer algunos sacrificios para volver a estar saludables.

Deja un comentario