Cuento sobre el Respeto, para aprender sobre esto y más

Los textos narrativos pueden promover en los niños el desarrollo de la imaginación, creatividad y además, la formación de los valores éticos y morales el cual debemos poseer todos los seres humanos. En tal sentido, en este artículo se presenta un cuento sobre el respeto, para que disfrutes narrando a los niños.

Cuento sobre el respeto

¿Qué es el Respeto?

Los valores son elementos esenciales en la vida del ser humano, los cuales desarrollan la nobleza, sensibilidad, afinidad, entre otras cualidades del hombre.

Uno de esos valores morales es el respeto, lo que significa ser tolerante, cumplir las leyes, aceptar las creencias y culturas del otro, además respetar es sinónimo de cortesía y amabilidad.

Para desarrollar este valor en los niños, es preciso que los papás, maestros y otros adultos lo fomenten a través de diferentes estrategias y acciones didácticas, para que los niños vayan construyendo bases sólidas sobre los valores morales. Te invitamos a leer solidaridad para niños

En este sentido, narrar historias puede contribuir con este proceso educativo. Por tanto, un cuento sobre el respeto, permitirá a los pequeños ir consolidando sus aprendizajes al respecto, entendiendo que no se debe faltar el respeto a los adultos, ninguna persona.

cuento sobre el respeto

Un cuento sobre el Respeto

A continuación se relata un cuento acerca del respeto titulado “Las conejitas que no sabían respetar” de la autora venezolana Decxy Araque, disfrutemos la historia:

Hace muchísimos años un anciano conejo de nombre Serapio vivía en los adentros de una montaña muy húmeda, rodeada de árboles, ríos, animales y excelente clima.

Serapio, vivía en la montaña  con sus dos hermosas nietas Séfora y Serafina. El conejo Serapio era un extraordinario animal, respetuoso, amable, atento y solidario con todos los animales que habitaban la montaña.

Motivado a la atención y respeto de Serapio, todos en la montaña le apreciaban muchísimo. Sin embargo, sus nietas eran todo lo contrario de su abuelo, eran descortés e irrespetuosas con los demás.

cuento sobre el respeto

En la medida que esta conejitas iban creciendo, eran más insolentes e irrespetuosas, por lo que su abuelo Serapio, siempre estaba solicitando disculpa por lo que ellas hacían.

Pero, las chicas conejitas engreídas, no consideraban la vergüenza que estaban haciéndoles sentir a su abuelo el conejo Serapio. Tanto es así que todos los días salían de paseo por la montaña y ahí iniciaban sus fechorías e irrespeto hacia todos los que se encontraban en el camino.

En este cuento sobre los respeto, la conejita Serafina, se jactaba de burlarse de todos los animales, así emitía expresiones de irrespeto como: – ¡que fea es esa vaca!, -¡esos cachos del toro parecen de goma, jejeje!

Por su parte, Séfora afirmaba, lo que su hermana decía, y también les ponían sobrenombre a los animales. Esta falta de respeto la cometían diariamente con todo el que veían en el camino de ida y vuelta del paseo.

Cuentosobre el respeto

El abuelo inventó un juego

Así pasó el tiempo, donde no había un día que Serafina y Séfora, las nietas de Serapio, no molestaran e irrespetan a todos los habitantes de la montaña.

Un día según la historia del cuento sobre el respeto de las conejitas que  no sabían respetar, el abuelo ya no tenía opciones para que las nietas dejaran de ser irrespetuosas, él les había aplicado muchas estrategias pero ellas continuaban con su mal comportamiento.

Entonces, pensó para sus adentros y lo expresó en voz alta: -¿Qué puedo hacer para que mis nietas adquieran valores?, -Ya no las puedo seguir castigando, porque de nada vale, todo lo que he hecho no las hace cambiar.

En esa interrogante sobre qué podía hacer, le llegó a la mente una idea buenísima, que estaba seguro cambiaría a las nietas. Entonces las llamo a las dos:

-Serafina, Séfora, vengan que necesito conversar con ustedes. Las dos conejitas, asistieron, venían burlándose de la tortuga, así que dijeron al unísono: -¡dime abuelo!.

Cuento sobre el respeto

-¿Quieren participar en un juego conmigo?, pero este actividad tendrá premio. ¿quieren?.

Las dos conejitas aceptaron alegremente, entonces el abuelo Serapio les explicó cuál era la dinámica del juego.

-Presten mucha atención, acá tienen un cuaderno para cada una, uno para Serafina y otro para Séfora, ahora ustedes tienen que anotar la palabra disculpa cuando traten mal o se burlen de cualquier habitante de la montaña. Ganará la nieta que escriba menos la palabra disculpa en el cuaderno.

-Muy bien abuelo, dijo serafina, -yo ganaré respondió Séfora. Así, se inició entonces el juego.

Reflexión de las nietas

Las dos conejitas continuaban con sus andanzas, seguían irrespetando a todos los animales de la montaña, tanto Serafina como Séfora, escribían diariamente muchísimas veces, la palabra disculpa, una por cada animal a quienes fastidiaban.

Para evitar que cualquiera de las dos hiciera trampa, se recordaban mutuamente las insolencia y faltas de respeto a los animales que hacían durante cada día, para que la una o la otra, tuvieran que escribir.

Una noche, ya le dolían las pezuñas de tanto escribir y entonces: Serafina dijo: -Pensándolo mejor…¿no será mejor que respetemos a los demás?

Por su parte Séfora, dijo: -claro hermana, si respetamos es mejor, el abuelo no nos castiga, la gente se contenta y yo no sigo escribiendo disculpas en el cuaderno.

Así, que continuando este cuento sobre el respeto, resulta que en vez de faltar el respeto a los animales y vecinos de la montaña, más bien le ayudaban a recoger las cosas que se les caían, le saludaban amablemente, los felicitaban cuando lo veían hacer algo bueno, en fin comenzaron a convivir y a respetar.

Un  premio para las nietas

El cuento sobre el respeto, dice además que el abuelo estaba tan satisfecho de que había logrado que sus nietas adquirieran el valor del respeto hacia los demás, las felicitó, y dijo que tanto Serafina como Séfora eran ganadoras, habían  triunfado.

-Nietas queridas, les dijo Serapio, creo que pueden ir borrando las palabras disculpas de los cuadernos para que así los puedan utilizar para dibujar o hacer otras actividades.

Reflexión final

Serafina y Séfora intentaron borrar las palabras que habían escrito, pero, no lo lograron, las hojas del cuaderno se habían deteriorado y estaban muy sucias y maltratadas.

Las conejitas, le dijeron al abuelo que no se podían borrar las palabras, sin dañar las hojas, entonces Serapio, el anciano abuelo les dijo:

-Se dan cuenta lo difícil que es borrar sin maltratar las hojas, bueno así de lastimado se encuentra el corazón de quienes ustedes ofendieron.

-Siempre, cuando seamos irrespetuoso con alguien aunque le pidamos disculpas, de igual forma quedará marcado su corazón.

-Por eso, recuerden Serafina y Séfora, oigan la voz de su anciano abuelo: traten a las personas, como deseamos que nos traten a nosotros mismos. Y colorín colorado, este cuento sobre el respeto se ha acabado.

Estrategias Didácticas sobre el cuento

Una vez leído o relatado el cuento sobre el respeto a los niños, se pueden realizar diferentes estrategias para desarrollar las habilidades cognitivas, sociales, culturales y además, resaltar los valores a través de las actividades que acá se sugieren:

Actividades de comprensión de la lectura

  1. A continuación se escriben varias afirmaciones del cuento sobre el respeto, escribe una V si es verdadero y una F, si es falso:

– Serapio en el cuento era un chico joven hermano de Séfora y Serafina  (    )

-Las conejitas eran las nietas de Serapio  (    )

– Aprendieron que respetar, es tratar al otro como quisieran que las traten  (    ).

-Las conejitas creen que pedir disculpas, solucionó el problema sobre el respeto (     )

– En el cuento sobre el respeto, dice que debemos demostrarlo solo a nuestros padres  (    )

-La conejitas reconocen, que las heridas que provocan el mal comportamiento duran para siempre (   )

  1. Describir al personaje que más te agradó del cuento.
  2. Intenta construir un concepto sobre el respeto
  3. Puedes contar alguna experiencia sobre alguna burla de la cual hayas sido víctima en alguna oportunidad.
  4. Redacta o inventa otro cuento sobre el respeto, diferente al que acabas de leer.
  5. Extrae del texto, las palabras desconocidas y busca su significado en el diccionario.

Consejos para promover el valor del respeto en los niños

Aunado a las actividades, se puede por ejemplo, leer un cuento sobre el respeto diferente al desarrollado y de esa forma, fomentar una serie de actividades para estimular este valor moral en los niños y niñas. Entre los cuales se pueden señalar:

Conversación sobre culturas distintas

Es preciso conversar con los niños sobre las diferentes culturas étnicas y religiosas que existen, pueden apoyarse para ello con un cuento sobre el respeto para con las culturas diferentes a la de los niños.

También, para ello, con la ayuda del mapamundi se pueden seleccionar un país o lugar y de esta manera investigar sobre los aspectos que definen a las personas del país seleccionado, es interesante cuando se hace en un salón de clases porque cada niño puede elegir un lugar y de ahí, se podrían realizar diferentes juegos en este sentido.

Educar con el ejemplo

Para promover en nuestros hijos o estudiantes el valor del respeto de ellos, hacia los demás, es de gran relevancia que los adultos significativos enseñen con el ejemplo, esto quiere decir que el comportamiento que exigimos a los niños es el mismo que exhibimos ante los demás.

En tal sentido, el adulto ha de ser consciente de que se educa con el ejemplo, por tanto para trasmitir hay que dar, si los niños observan la actuación de los adultos ante los demás, de esa misma manera actuarán.

Enseñar a pedir disculpas

Los seres humanos cometemos errores, pero, cuando pasa eso, por lo general se le hace daño a la persona a quienes le hemos hecho por ejemplo, alguna falta de respeto, incluso pudiera ser sin querer.

Cuando esto suceda, es preciso pedir disculpas, por lo que se ha obrado mal, eso ayuda a que estemos bien con los demás y con nosotros mismos.

Palabras que son importantes en el vocabulario

Disculpa, gracias, por favor, estas y otras palabras o frases son imprescindibles en el vocabulario del niño y del adulto, es preciso usarlas cotidianamente, esto ayuda a que se pueda tener mayor acercamiento social en el entorno del cual formamos parte.

Enseñar el Respetar las decisiones y opiniones de los demás

Todos tenemos derecho a opinar y tener nuestros propios juicios, eso merece ser respetado.

En el siguiente video, se presenta un cuento sobre el valor del respeto.

Deja un comentario