Cuentos para bebés, todos divertidos y sencillos

En esta oportunidad, te traemos una interesante propuesta educativa para los más pequeños de la casa, estamos hablando nada más y nada menos que de los cuentos para bebés, una genial iniciativa para poder potenciar las habilidades cognitivas de los niños más jóvenes, es por ello que en este artículo, abordaremos todo lo relacionado a los beneficios de estas historias para el desarrollo de los bebés, los cuentos más idóneos para leer y todo los relacionado a esto.

¿Por qué es importante leer cuentos para bebé?

Esta es una de las preguntas más valiosas de este proceso, los cuentos para bebé son unos de los incentivos más importantes en la adquisición del lenguaje de los mismos, ya que al narrarle estas historias, ellos prestarán atención a cada una de las palabras, por lo cual, aprenderán su significado y podrán decirlas de manera más sencilla, siendo esta una de las claves de contar cuentos para bebés.

Otro factor importante de leer cuentos para bebés, es el de activar el imaginativo de cada niño que oye la historia, esto es un punto vital, debido a que se estaría incentivando todos los elementos cognitivos radicados en su psiquis en desarrollo, el solo hecho de que el bebé pueda imaginar los escenarios de la historia, así como el argumento y los personajes, ya es un enorme avance en el desarrollo de sus habilidades psicológicas, un punto muy importante a favor de estos cuentos.

Además de los elementos cognitivos, leer cuentos para bebés de la casa posee un gran impacto en la relación emocional entre los padres y los hijos, tomar la costumbre de leer un cuento al infante una vez a la semana como mínimo, incentivará todo lo relacionado a un lazo afectivo más fuerte, tanto con el padre como con la madre, está científicamente comprobado que mientras se tenga una mejor relación afectiva con los infantes, mejor será su desarrollo general.

Otra cosa es que así se podrá cultivar valores en el niño o niña que luego en su crecimiento problemas como lo es el bullying. Aprende aquí las 30 preguntas sobre el bullying

Es por esta razón, que, en este artículo, se recopilarán una serie de cuentos para chiquilines, los cuales podrán a ayudar a los padres a iniciar este genial habito con sus hijos, desde cuentos clásicos hasta cuentos con moralejas como lo es la fábula de la hormiga y la paloma, cada uno de estos cuentos poseen su brillo especial, con historias muy entretenidas, las cuales servirán para entretener a los infantes en casa, comencemos con los cuentos para bebé.

Los cuentos para bebés más populares

En este apartado, se abordarán todos esos cuentos para bebés necesarios para poder desarrollar todas las habilidades cognitivas y emocionales de los más pequeños de la familia con cuentos cortos que tienen un importante mensaje y divertidos personajes que jamás serán olvidados por los mismos, una gran herramienta para los padres que deseen practicarlos con sus hijos, dentro de ellos se pueden encontrar los siguientes:

La cigüeña María

Entre los cuentos para bebés. Esta historia emocionante empieza con una muy joven pero extremadamente valiente cigüeña, esta, a pesar de ser muy joven, tomo la decisión de aventurarse en un largo viaje, el cual estaba lleno de peligros y poder cumplir con una de las tareas más importante que debía hacer, su importante misión era la de llevar a una preciosa niña a los brazos de su esperanzada madre.

El viaje era muy largo, así que por ello, empezó a preparase para emprender esta osada aventura, y después de varios días preparándose, una fría mañana de enero, pudo empezar su ansiada aventura desde los cálidos vientos que soplaban desde las montañas del sur hacia las frías estepas de Rusia.

Fue un viaje especialmente duro, por lo que vivió todo tipo de experiencias durante el mismo, fue sorprendida por feroces tormentas que la azotaban con sus vientos poderosos, nevadas muy frías y donde más se produjo el peligro de poder salir lastimada; cuando un águila la atacó, totalmente desorientada, no pudo comprender la importante labor que estaba realizando a nuestra joven protagonista.

A pesar de todas las penurias que había pasado, herida por las garras del águila y tiritando de frío por lo gélido de las estepas de Rusia, pudo observar en la lejanía, las aguas congeladas del enorme lago Volga, después de un descenso en picada, pudo poner a la pequeña niña en regazo de una cuna, este sería un cálido y agradable lugar donde la niña podía ser mecida, todo con la misión de dejarla bajo los cuidados de su madre cuando esta la encontrara.

Después de que la valiente cigüeña arribara a su destino, esta pudo finalmente tener un tiempo para descansar, pero luego, empezó a sentirse muy extraña en esa lejana tierra, pudo emprender el largo retorno hacia el que era su hogar.

Su hogar se encontraba en una torre muy vieja, en la cual había un grandioso nido en el que habitaba su familia, esta, se sentiría muy orgullosa de ella, todo esto se debía a que a pesar de su corta edad, logro terminar con total aplomo su objetivo, esa hermosa labor para las cuales esta aves habían sido creadas en el mundo.

Es entonces, que esta valiente cigüeña, podría cumplir con otras importantes misiones, llevando los niños a las zonas más recónditas en el mundo, en donde todos los papás y mamás esperaban con muchas ansias sus amados hijos.

La cigüeña se sentía muy satisfecha y con mucho orgullo podía cumplir con la tarea que el orden natural le había asignado, sin embargo, muchas veces se sentía con tristeza por todas las antiguas anécdotas de las cigüeñas más viejas, las cuales podían contar como esos bebés que dejaban en sus hogares no todo el tiempo lograban ser felices en las familias en las cuales con tanta devoción y esfuerzo los habían dejado.

Después de un tiempo, en aquella casa alejada en la estepa siberiana rusa, en una tierna cama de madera de pino, acolchada con sabanas cálidas, se encontraba una preciosa niña llamada Tania. Desde hace algún tiempo la joven cigüeña maría la había llevado a su casa con mucho esfuerzo, sin embargo, se podía apreciar la tristeza en sus ojos y junto a todo el frió de la estepa, se empezó a dar cuenta de que su madre no era buena con ella. Corrieron los años, y nada cambiaba para ella.

Cuentos para bebé

La pobre Tania siempre se encontraba sola la mayoría del tiempo, es por ello que su vecina Ivanna, por tenerle un poco de compasión, le hacía algunos gestos de afecto y cariños para reconfortarla, también le brindaba un poco de comida para que su frágil cuerpo no se desvaneciera con el hambre.

En una ocasión, la pequeña Tania pudo observar un vaso en la mesa, parecía lleno de rica leche de vaca, Tania sin dudarlo se tomó el vaso, sin embargo, este estaba lleno de pintura blanca, es por ello que la pobre niña enfermo de manera grave.

Por suerte, la niña pudo curarse de ese mal rato. Y para que esta no pasara penurias en su casa sola, Tania fue llevada a un viejo orfanato donde había personas que se encargarían de cuidarla a ella y a otros niños y niñas que no tenían a sus padres presentes. En este lugar, pudo encontrar a sus primeros amigos en el mundo, por lo que pudo reír de vez en cuando por primera vez en mucho tiempo, pero muy en el fondo, ella quería tener a un padre y a una madre.

Cuando la pequeña Tania pudo cumplir los 4 años de su corta vida, y en ese día especial pudo asistir una familia la cual deseaba con todo su corazón poder adoptar a una pequeña niña. Durante un tiempo pudo jugar con ellos, y cuando el día estaba terminando los besó, y de manera sorprendente, por primera vez, de sus labios sonrientes salieron unas palabras hermosas “papi y mami”.

Después de un breve periodo de tiempo, pudo salir con su nueva familia del orfanato y luego de hacer un extenso recorrido, de la misma manera que lo había hecho la valiente cigüeña maría, pudo ser fielmente feliz con su familia, vivía en una hermosa casa la cual estaba llena de muñecos, juguetes, y lo más importante, todo el amor de su papá y su mamá.

Lo que más se podía notar era una enorme sonrisa en su rostro de porcelana y el brillo de sus ojos resaltaba todo el gozo que sentía su alma. Ya no pudo sentir más el frió de las estepas siberianas, en cambio, la calidez del sol del sur la arropaba con toda la ternura posible, hasta las flores a su alrededor podían reír por solo ver a esta bella niña, todos los tiernos animales que habitaban en el bosque cantaban por el paso de Tania entre las hojas del suelo, ya no habían más lagrimas.

Uno de esos felices días ocurrió un hecho magnifico. La pequeña niña estaba paseando con sus padres por el bosque, riendo y cantando con todos los animalitos que estaban en él, en ese entonces pudo encontrar a una ya vieja cigüeña, la cual se le hizo muy familiar, era la cigüeña María.

La pequeña niña opto por llamarla, y le dijo que la llevara de nuevo en sus grandes alas y como ya contaba con una familia, le pidió a la cigüeña que la pusiera nuevamente dentro de la barriga de su nueva madre, que este lo acariciara su padre, y de esta manera podría ser de nuevo un pequeño bebé, tendría de nuevo la dicha de probar la leche del pecho de su madre, podría crecer, y podría vivir en un ambiente de alegría total, que es lo que todos los niños se merecen.

La vieja cigüeña se sorprendió por estas palabras, las cuales pudo escuchar de manera muy atenta. Y después de meditar por unos instantes lo que había escuchado pudo decir:

Cuentos para bebé

“Escúchame mi amada Tania, Dios fue el artífice de tu destino, él sabe lo que pasara en tu vida, y para poder ponerte en este mundo, tuvo la idea de utilizar a una valerosa cigüeña, muy joven, esta hizo un viaje muy extenso y tumultuoso, para poder dejarte con una mamá y un papá que desde la distancia ya te anhelaban, para poder darte todo el amor que se puede ofrecer”

La cigüeña continuo diciendo: “Ellos pudieron levantar con múltiples esfuerzos caricias y empeño, toda la extensión de tu hermoso hogar, la que será tu casa para siempre, Solo por esto, Dios se siente extremadamente contento con el solo hecho de que todas las noches, tu, le des las gracias por la vida que tienes y cada minuto que puedas te recuerdes de lo infinito que puede llegar a ser su amor”. Sin duda es uno de los más interesantes cuentos para bebés, Informate del día del padre

El bebé elefante

Aquí te brindamos otro de los más lindos cuentos para bebés, en este caso la historia es contada por un animal adorable y dice así:

Yo soy un viejo oso hormiguero, vivo en un zoológico en la ciudad, es por ello que les voy a relatar un cuento único, el cual nunca habían escuchado. Empiezo por comentarles que en el zoológico donde habito se podía sentir una extraña emoción en el ambiente y un agasajo poco común en este lugar, no suelo decir mentiras a pesar de que tengo un largo hocico. Pudo venir a este mundo, mientras las hojas estaban regadas, un tierno elefante bebé, el cual tenía una trompa fija.

El sol se asomaba con su brillo por el este, sentía un poco de sueño aún. Mientras yo me levantaba, este astro tenía la misión de iluminar cada rincón del mundo.

Todos los habitantes del zoológico esperábamos con muchas ansias de poder conocer al nuevo integrante de la familia de los elefantes. Pues justamente el día de hoy, fue el momento en el cual ese pequeño elefante llego al mundo para alegrar a todos los que rodeaban al pequeño paquidermo. Los visitantes hacían largas filas para poder observar la belleza de ese pequeño animal.

Cuentos para bebé

En la puerta de entrada de nuestro hogar, existían enormes filas de chicos que votaban por un nombre para el pequeño elefante recién nacido. La jaula en la cual yo habitaba, se localizaba justo delante del espacio el cual estaba habitado por los elefantes, es por ello que podía ver todo lo que allí pasaba sin perderme de ningún detalle que allí acontecía.

En ese singular espacio, pude observar como todos los animales que no estaban enjaulados observaban al pequeño elefante, tal era la ternura que irradiaba que hasta el más fiero de los habitantes del zoológico sería el animal más manso al observar a este pequeño paquidermo, sus orejas era enormes, casi del tamaño de su cuerpo, tenía una trompita delgada y alargada con la cual resoplaba cual trompeta de orquesta, su madre nunca se separaba del pequeño.

Un día, ese tierno elefante pudo crecer, convirtiéndose en un enorme macho paquidermo, sus colmillos eran tan largos como mi cuerpo, y su trompa tan fuerte como un león, sin embargo, por muy rudo que se veía este elefante, en sus ojos se podía ver ese elefante bebé, tierno y afable, aquella linda criatura que enterneció el corazón de todos los animales y de todos los hombres aun seguía allí, en el brillo de sus pupilas.

Esta es una historia en la que se demuestra que, sin importar cuanto crezcamos y cuanto cambiemos, en nuestros ojos siempre se reflejara ese bebé interior, ese niño recién nacido que mirará con asombro todo lo que atraviese su mirada.

cuentos para bebé

Un pollito llamado lito

En los cuentos para bebés, tenemos este que dice así: En un tiempo lejano, hace muchísimos años, convivía con sus familiares un pequeño pollito llamado Lito. En cada ocasión posible la madre gallina salía con todos sus hijos pollitos a pasear por la granja. La madre gallina iba al frente, y sus pequeños polluelos iban detrás de ella, acompañándola fielmente.

El pollito lito, siempre era el último de la fila en comparación a sus hermanos. En unos de los paseos diarios, pudo observar cómo algo se podía mover en una hoja. Este se quedó muy sorprendido por lo que pudo ver. Se trataba de un gusanito que se movía. Pero con esa pequeña distracción, mamá gallina y sus hermanos se habían alejado muchísimo. El pollito al observar que su familia se había ido y que no los tenía cerca, se puso a llorar.

-¡Pío, pío, pío, pío! – ¿Qué cosa te sucede?, le habló el pequeño gusano que estaba en la tierra. -Mi madre y mis hermanitos se han ido sin mí y ahora estoy perdido y solo en este bosque. – No tienes nada porque preocuparte mi amiguito. Iremos a buscarlos con mucha calma, le dijo el gusanito al asustado lito, para poder animarlo un poco más.

-¡Adelante!, dijeron ambos animados y con ganas de buscar a mamá gallina. Cuando iba de camino a buscar a su familia, se apareció un pequeño felino quien les preguntó: – Miau, ¿A dónde se dirigen ustedes dos?- Mi madre gallina y mis hermanitos pollitos se han ido, ahora estoy solo y los estamos buscando, dijo Lito.

Cuentos para bebé

– Yo me ofrezco a ayudarlos, iré con ustedes, amiguitos. – ¡Vamos, andando, debemos encontrarlos!, dijeron todos al unísono. Después de caminar unos metros, un perro surgió de unos matorrales y los miro fijamente.- Guau, ¿Qué es lo que hacen y a dónde van?, preguntó el curioso perrito.

– Mi mamá gallina y mis hermanitos pollitos se han marchado y ahora estoy extraviado, dijo entre lágrimas el pobre lito.- Guau, Yo los acompañare a encontrarlos amigos míos, dijo el curioso perro.- ¡Adelante, encontrémoslos! – dijeron todos en un coro juntos.

De esta manera el can, el felino, el gusanito y el pollito lito buscaron y buscaron tratado de encontrar a la Mamá Gallina.- ¡Lito, lito! ¿Puedes Oírme, donde te encuentras?, gritaba en la distancia la mamá gallina preocupada buscándolos.

– ¡Esa es mi madre gallina!, exclamó el joven pollito lito. Entonces el perro pudo ladrar “Guau, Guau”. El gato pudo maullar “Miau, miau” y el gusanito pudo arrastrarse de manera muy alegre. Todos empezaron a brincar de felicidad. Por fin habían encontrado la familia del joven lito.

Tanto el perro, como el felino y el pequeño gusanito se unieron en un abrazo con su familia, lito estaba muy contento por haber encontrado a su familia.- Muchas gracias por poder encontrar a mi hijo sano y salvo para traerlo conmigo de nuevo. Todos son cordialmente invitados a mi casa para poder comer deliciosos biscochos de maíz – dijo la Mamá Gallina.

-¡Todos a casa de mamá gallina! – dijeron todos los presentes. Al poder llegar a la casa de la mamá de lito ya los esperaba el rico bizcocho de maíz. Todos los que ayudaron a lito disfrutaron el rico bizcocho, comiéndoselo todo sin dejar nada. Y de esta manera se acaba esta entretenida historia que se puede tomar muy en cuenta entre el repertorio de los cuentos para bebés.

Los tres cerditos

En apoyo a sus padres, tres pequeños cerditos habían vivido y crecido en el bosque profundo. Después de un tiempo, como ya era unos cerditos adultos, sus queridos padres optaron porque cada uno de ellos iniciaran la construcción de su hogar propio. Los tres hermanos cerdos le dieron un abrazo afectuoso a sus padres, ellos les desearon mucha suerte y juntos, fueron a ver cómo funcionaba y como era el mundo exterior, ya que nunca lo habían visto.

El primero de los cerdos de la familia, era conocido por ser muy perezoso, nunca se esforzaba por hacer la cosas bien ya que le daba mucha pereza, este se decidido por un camino fácil y empezó a construir una casa de paja. En solo unos instantes toda la choza estaba por fin levantada, todo con muy poco esfuerzo. Después de terminar esta endeble casa, el cerdito se fue a dormir como siempre.

El segundo de los hermanos cerditos, se trataba de un glotón insaciable, por hacer las cosas más sencillas, este goloso amigo decidió construir su hogar con pura madera. No tomo mucho tiempo en construirla, ya que nunca se esforzaba demasiado. Después de terminar su casa, el cerdito se tiró en el suelo a comer manzanas.

El tercero de los hermanos cerditos, era caracterizado por ser muy trabajador y esforzado, este pudo optar por tomarse más tiempo en poder construir su casa, ya que usó ladrillos y cemento para poder levantar una casa muy sólida. Tardo mucho más que sus hermanos, pero pudo lograr hacer una casa muy sólida en donde se sentía protegido dentro de ella.

Cuentos para bebé

Después de una dura labor, en la cual se esforzó por lograr el mejor de los trabajos, la casa del tercer cerdito trabajador quedó finalmente fantástica y hermosa. Sin embargo, ya se empezaban a oír los aullidos distantes en el bosque de un lobo feroz, el cual estaba merodeando el bosque hambriento. No pasó mucho tiempo para que el enorme lobo se percatara de que habían unos cerditos en el bosque.

Con mucha hambre, el lobo feroz fue hacia la primera casa del cerdito perezoso y dijo lo siguiente con fuerza:- ¡Ábreme la puerta! ¡Ábrela ya, o soplaré y soplaré y tu casa tiraré!

Cómo el cerdito no le quiso abrir la puerta al lobo feroz, este soplo con una fuerza increíble y pudo derrumbar la casa de paja con solo un soplido. El hermano cerdito perezoso, estaba tan asustado que temblaba de miedo, tuvo que salir corriendo y para esconderse en la casa de madera de su hermano. El lobo feroz, corrió detrás del cerdito.

Y cuando estaba en la puerta de la choza de madera finalmente dijo llamando a la puerta: – ¡Abre la puerta, cerdo! ¡Ábreme la puerta de tu casa o soplaré y soplare y tu casa derrumbare!

Sin embargo, el cerdito no quiso abrir la puerta, por esta razón con un soplido, la casa salió volando por todos lados. Los dos cerditos estaban extremadamente asustados, por lo cual, ambos salieron corriendo y de alguna manera llegaron a la casa de su tercer hermano, los dos entraron dentro de la fuerte casa de ladrillos.

No obstante, como el lobo sentía tanta hambre, estaba muy decidido a comérselos a todos, llamó a la puerta y empezó a gritar:- ¡Ustedes tres, abran la puerta, ábranla ya! ¡Ábreme la puerta, cerdo o soplaré y soplaré y tu casa finalmente derrumbare!

Pero con toda la valentía que se puede tener el hermano cerdito trabajador le pudo decir:- ¡Puedes soplar todo lo que tus pulmones puedan, pero no te abriré la puerta a mi casa lobo feo! Entonces el lobo empezó a soplar con mucha fuerza. Sopló mucho más fuerte que las ultimas veces, pero la casa no se movió de su sitio.

Cuentos para bebé

La casa que había construido el cerdito trabajador era muy fuerte y resistente. El lobo de tanto esfuerzo que hizo se quedó finalmente sin aire. Pero, aunque el feroz enemigo quedó muy agotado, no se rendía en su misión de comérselos a todos. Buscó una alta escalera, pudo subir al techo del tejado del resistente hogar del cerdito trabajador, se metió por la chimenea de la casa para poder llegar a su interior.

El lobo estaba muy decidido en poder entrar en la casa del cerdito trabajador y comerse a todos los que estaban dentro. Sin embargo, lo que el feroz lobo no sabía es que los tres hermanos colocaron en la base de la chimenea, un enorme caldero con agua, la cual estaba hirviendo muy caliente.

El lobo, después de caerse por la chimenea, cayó sentado en el agua súper caliente, por lo cual se quemó. Dio un enorme grito por el dolor y de una carrera salió disparado de la casa del cerdito trabajador.

De esta manera, los tres hermanos cerditos vivieron felices y tranquilos en el bosque profundo, tanto el cerdito perezoso, como el cerdito glotón, aprendieron que con esfuerzo y dedicación se pueden hacer grandes trabajos con muchos resultados positivos. De los cuentos para bebés, este es uno de los que más enseñanza brinda.

Cuentos para bebé

El patito feo

Érase una vez, en una cálida mañana de mediados de junio, existía un nido, y los huevos que con tanto esmero había incubado la madre pata se fueron rompiendo, uno a uno, sus hijos estaban a punto de nacer por fin, la madre estaba muy feliz por ello.

Todos los polluelos fueron surgiendo de manera lenta de su cascaron, llenando a todos los habitantes del lago de mucha felicidad y regocijo. Era tanta la emoción que sentían todos los que presenciaban el nacimiento de los patitos que casi nadie se pudo percatar que había un huevo de color distinto, se caracterizaba por ser muy grande, se encontraba si romperse aún.

Después de un tiempo, hasta los pequeños patos recién empollados, le prestaron muchísima atención al enorme huevo de color diferente, todos estaban muy atentos para presenciar el momento en el cual se rompería.

Luego de algunos minutos tensos, el último de los huevos de mamá pata empezó a movilizarse lentamente, se empezó a romper suavemente mostrando un pequeño pico, luego empezó a surgir el cuerpo de la pequeña ave, y por último, surgieron las patas del peculiar patito. Todos se percataron de que era mucho más grande que sus hermanos, y para sorpresa de su madre, muy distinto a los demás patitos. Por sus diferencias, los animales del lago lo llamaron el Patito Feo.

La madre pata se sentía muy mal por lo que había pasado, sentía mucha vergüenza por empollar a un hijo tan feo como el, es por ello que la pata, usando su ala lo hizo a un lado dándole toda la atención a los hermanos del patito diferente.

Cuentos para bebé

El patito feo por fin se percató de algo que estaba muy claro, en el nido nadie lo quería, y nadie le daba afecto. Y a medida de que este patito empezaba a crecer más y más , se veía cada vez mas diferente, y por lo tanto lo llamaban patito feo , siempre tuvo que soportar las burlas de todos los demás por su aspecto. Entonces, después de que el sol saliera el día siguiente, temprano en la mañana, el patito lentamente decidió marcharse del nido para siempre.

Andando por el camino sintiéndose triste e incomprendido por todos, se puso en marcha para buscar algo mucho mejor para él. A mitad de camino, una señora la cual era granjera lo recogió, dándole mucha comida y algo de beber al joven patito, y este pensó que por fin había encontrado a alguien que le tenía mucho aprecio.

Pero, después de unos pocos días con la señora , pudo notar que ella era una mala persona, la cual tenía la misión de engordarlo para luego servirlo en la cena de navidad como un delicioso pato al horno. Como le fue posible, el patito feo, pudo salir airoso de esa granja para seguir su camino y encontrar algo mejor.

Después de varios meses, el invierno por fin llego al bosque en el que estaba el patito, con esta estación, llego irremediablemente el frío, la sensación de hambre y la persecución todos los cazadores de patos en el bosque, el patito los evitó como pudo. Este lo pasó realmente muy mal a través de esta estación. Sin embargo, pudo resistir todo esto y llegar a la primavera en año siguiente. Es por ello que los días se empezaron a tornar más cálidos y todo se llenó de color.

Al ver esta hermosa época del año, el patito diferente se empezó a sentir mucho mejor. Siguió su camino hasta que un día, al llegar a un hermoso lago, pudo observar a las aves más hermosas que jamás había visto en su vida.

 

Estas se caracterizaban por su inmensa elegancia, tenían figuras delicadas, y tenían movimientos muy sutiles en la superficie cristalina del lago. El patito feo, aún se sentía muy mal por la forma de su cuerpo y lo muy torpe que se sentía con el mismo, tímidamente, el patito feo se acercó a una de estas majestuosas aves, y le preguntó con sutileza si se podía meter en el estanque, esperando ser rechazado.

Después de esto, uno de los cisnes lo miró y sonrió, diciendo lo siguiente:- Por supuesto, claro que puedes bañarte con nosotros, al fin y al cabo, tu eres uno de los nuestros amiguito.Y le dijo el patito confundido y sorprendido le dijo lo siguiente:- ¿Cómo es posible que sea uno de ustedes? Yo soy muy feo y muy diferente a ustedes, no me parezco nada a lo que veo aquí.

Y ellos le dijeron sonriendo:- Entonces mi amigo, es hora de que mires a tu reflejo, y por fin te des cuenta de quién eres en realidad

El patito, tímidamente miró a las aguas cristalinas del lago en el cual estaba nadando, cuando pudo verse, quedo mudo de la emoción y la sorpresa. El que era un patito feo, había crecido, y se había convertido en un elegante y precioso cisne. En ese preciso momento, él se dio cuenta que nunca había sido un pato como él lo pensaba. Sino que se trataba de un cisne enorme y elegante.

De esta manera, el nuevo cisne pudo unirse al grupo que estaba en el lago cristalino, lentamente se integró a su nueva familia para luego poder vivir feliz para siempre en ese hermoso lago. Una muestra más de que los cuentos para bebés no dejan de sorprenden con su hermosura y grandes lecciones.

Cuentos para bebé

El caracolillo Gustavillo

Érase una vez un caracolillo llamado Gustavillo, este simpático molusco hacia vida en el fondo del mar, arrastrándose y hablando con todos los habitantes del fondo marino; cuando andaba por el suelo arenoso, podía bambolearse con el ritmo de las corrientes oceánicas, después de un tramo, el caracolillo Gustavillo descansaba en el fondo del océano, siempre buscaba un rayito del sol para que le brindara el calor y muy a menudo, daba sus paseos alegremente.

Sin embargo, después de unos paseos, un cangrejo pasaba por ahí le dijo de manera singular lo siguiente: – ¿Puedo vivir contigo? Gustavillo medito por un momento su respuesta y después de unos minutos decidió ser como lo fue uno de sus ancestros, un simpático cangrejo ermitaño.

Después de todo, estos dos nuevos amigos empezaron a vivir juntos dentro de la concha del caracolillo Gustavillo, sin embargo, después de poco tiempo empezaron a surgir algunos problemas graves: el cangrejo tenia comportamientos raros, producía sonidos extraños cuando se alimentaba y no colaboraba con toda la limpieza de hogar de ambos. Un día, el caracolillo Gustavillo se levantó algo molesto y se dedicó, con paciencia, a explicarle al cangrejo lo siguiente:

– Meter tus patas en la nariz, es de muy mal gusto para todos los que te ven y además puedes salir herido o hacerte algún daño – Cuando estés comiendo, es muy importante que mastiques con la boca cerrada, ya que hacerlo con la boca abierta es de mala educación.

– Siempre se debe ayudar con lo que se pueda y colaborar con todo el orden de la casa donde vives, es muy importante. El cangrejo, se quedó meditando por un tiempo, y después decidió irse, luego de unos días, el volvió a la casa del caracolillo Gustavillo

Cuentos para bebé

Cuando por fin regresó, le contó al caracol que había comprendido muy bien lo que le había dicho y después de hablar ciertos puntos, realizaron una lista de responsabilidades que debían tener ambos dentro del caracol, todo esto para estar juntos, debían hacer un esfuerzo ambos para que todo funcionara de manera correcta.

Después de ese momento, los dos vivieron en armonía y todo fluía positivamente, cuando Gustavillo necesitaba dar un paseo por el fondo marino, el cangrejo lo paseaba, y cuando la marea estaba muy fuerte, el caracol los mantenía en el suelo estables para no salir arrastrados por la corriente. De los cuentos para bebés, este puede ser uno de los menos conocido pero no menos fantástico que los demás.

De sonrisa en sonrisa

Érase una vez, en una cálida mañana de agosto, una niña llamada Patricia tuvo un despertar agitado por una pesadilla que había tenido en la noche. En su sueño podía ver como todas las personas que ella conocía, de alguna manera, se les había borrado la sonrisa para siempre.

En el sueño permanecía completamente rodeada de gente que se veía muy mal, entristecidas, con sus rostros alargados, con la frente arrugada, con sus caras completamente amargadas, esta imagen le lleno de tristeza y miedo. En su sueño grotesco, hasta su propia madre la cual se caracterizaba por ser muy alegre y siempre tenía alguna broma para poder compartir con todos, solo mostraba gritos de horror y tristeza y se mostraba de muy mal humor.

De la misma manera, tanto su querido hermano como a su padre; e inclusive su querida maestra de la escuela, tenían ese mismo rostro triste, alargado y lúgubre, hasta sus compañeros de clase estaban tristes, porque ni con un simple chiste se reirán.

Cuentos para bebé

Todo este escenario lleno de miedo a la pobre Patricia, ella pensaba de manera fuerte y contundente que la sonrisa era la forma de comunicación de todas las personas felices, era la manera de expresar a las personas que estabas bien y que eras feliz .

Ella pensaba esto debido a que  los mejores ratos de su vida que pudo vivir con su familia, con sus amigos y con sus padres, todos alrededor de ella reían de manera alegre, y que este pequeño gesto era muy importante para todas las personas que conocía.

Durante todo este sueño, Patricia cada vez se sentía más aislada, sin poder comprender todo lo que pasaba, nadie podía sonreír de los que la rodeaban, incluso, ella que siempre sonreía, dejo de hacerlo, y empezaron a correr las lágrimas de tristeza por sus mejillas, tenía mucho miedo de nunca más poder ver feliz a ninguno de sus seres queridos.

Toda esta experiencia llena de angustia y de miedo a Patricia, tanto que llego un punto en que fue tanto el miedo que se despertó de ese sueño horrible. Se pudo percatar de que estaba en su cama, se encontraba a salvo y segura, en ese momento se dijo a si misma: “Que suerte que solo se trataba de un mal sueño”.

En ese preciso instante, su madre entró al cuarto, traía en sus manos un rico desayuno para ella pero lo más importante de todo esto, era la sonrisa que tenía en su rostro, dándole un beso en la frente y comentándole como siempre que todos los días hay que levantarse con una linda sonrisa. Uno de los fines de los cuentos para bebés, es causar sonrisa y es curioso que ese sea el tema principal de este relato.

La paloma y la hormiga

Uno de los cuentos para bebés más clasicos y va así: Érase una vez, una hormiga la cual, por la intensa sed que sentía, tuvo que bajar a un arroyo para poder tomar agua, sin embargo, la pobre hormiga resbaló y fue arrastrada por la corriente del arroyo, la cual era muy fuerte para ella, fue tal su situación que estaba a punto de morir ahogada.

Sin embargo, una paloma, la cual estaba en un árbol cercano, pudo observar todo lo que pasaba con la desafortunada hormiga, y esta, tratando de hacer algo por la hormiguita, arrancó del árbol una ramita para poder arrojársela a la desafortunada para que esta se salvara, se la lanzó a la hormiga, y esta con mucho esfuerzo se pudo montar encima de la rama, la paloma sacó la rama del arroyo y pudo salvar a su amiga.

La hormiga, la cual estaba eternamente agradecida con su nueva amiga, le dijo que de alguna manera si podía hacer algo por ella, lo haría sin pensarlo para poder devolverle ese enorme favor que le había concedido.

Después de un breve periodo de tiempo, un cazador estaba cerca del arroyo y pudo ver a la paloma, este estaba preparado para disparar y matar a la desafortunada paloma. La pequeña hormiguita la cual estaba muy cerca del cazador, al ver la situación en la que se encontraba su nueva amiga, se montó por el pie del cazador y picó el talón del mismo, haciendo que este soltara el arma.

Ese breve periodo de tiempo fue suficiente para que la paloma pudiera alzar el vuelo de manera segura, de esta manera, la hormiga pudo salvar a su nueva amiga de ser cazada por el temible cazador. Así, ambas tuvieron una duradera amistad ya que ambas lograron ayudarse entre ellas de manera muy importante. Este relato refleja la importancia de los cuentos para bebés que tratan de la amistad.

cuentos para bebé

Recomendaciones útiles para leer estos cuentos

Se deben tener en cuenta una serie de aspectos necesarios para que la experiencia de leer cuentos para bebés a los más pequeños de la casa sea más placentera y significativa en cuestión, a continuación vamos a señalar algunas herramientas a implementar:

El tiempo de atención de los bebés no es muy extenso

Por muy entretenidos que sean los cuentos para bebés que se estén leyendo para los más pequeños, no se espera un nivel de concentración que tendría un infante de unos 4 o 5 años de edad. Se debe tener muy en cuenta que el nivel de atención que presenta un bebé es significativamente más reducido, por lo cual los cuentos deben ser cortos y concisos.

Los bebés tienen la tendencia de prestarle más atención a las cosas llamativas que tengan delante de ellos, es por ello, que sí por algún motivo, observan que uno de los juguetes que más le gustan está al alcance de ellos, perderán inmediatamente el interés en la lectura para intentar tener ese juguete, hay que centrar su foco en los cuentos para bebés que queremos leerle.

Es por esta razón que, si el bebé tiene la intención de hacer otra cosa que no tenga nada que ver con la lectura, no se debe a que los padres lo hagan mal en algún sentido al leer el cuento, sino, porqué el niño aun no posee la capacidad para mantener su atención focalizada en un estímulo especifico, un punto muy importante a tomar en cuenta en los cuentos para bebés.

La lectura debe ser un juego para los bebés

Cuando se relatan los cuentos para bebés, se debe tener muy en cuenta de que para el niño debe ser una actividad muy divertida, de esta manera prestarán atención a la historia; para que esto se logre, lo más importante es intentar recrear las narraciones con marionetas, muñecos o simplemente hacer una dramatización de ella, un recurso muy interesante que le dará mas vida a los cuentos para bebé.

Cuentos para bebé

El uso de distintas voces para los personajes variados.

Una interesante forma para obtener resultados y obtener toda la atención de los bebés a la hora de leer el cuentos para bebés es intentar dramatizar el relato. Para poder lograr esto, se debe realizar con mucho entusiasmo una teatralidad en la narración, para lo cual, el padre o la madre debe transformarse en cada uno de los personajes del cuento, otorgándole características de personalidad a la voz del mismo.

Una investigadora venezolana llamada Elisabel Rubiano de la Universidad de Carabobo, pudo realizar un interesante estudio sobre los cuentos para bebés llamado “Palabras que nutren y arrullan. Avances del proyecto disposición lectora para bebés”, realizado y publicado en la revista Endurace, llegó a la conclusión de que es mucho más importante los aspectos de la voz, como el tono y la musicalidad de la misma, que lo que realmente estamos diciendo en ella.

Esto se debe principalmente a que los bebés, pueden entender mucho más a partir de la expresividad de sus padres, como el tono de la voz y los gestos, que mediante a las mismas palabras que relatan la historia de los relatos. Por esta sencilla razón, dar una hermosa teatralidad a los cuentos para bebés hará que los infantes puedan disfrutar mucho más de estas lecturas, una excelente manera de narrar los cuentos para bebé

Que el bebé vea todas las ilustraciones del cuento.

Uno de los métodos mas efectivos para que el bebé pueda seguir con atención suficiente la historia que se le esta relatando es mostrarles todas las ilustraciones que trae el pequeño cuento. Esto se realiza principalmente para que el infante pueda seguir con detalle todas las acciones que acontecen en esta historia, reconocer cual de los personajes esta teniendo un dialogo en ese preciso momento, todo con la finalidad de llamar su atención.

Escoger los cuentos para bebé mas llamativos

Los padres de los infantes deben buscar los cuentos para bebé mas sencillos que puedan, es muy importante que estos tengan ilustraciones extremadamente llamativas, llenas de muchísimo color para llamar la atención de los pequeños.

Existen cuentos los cuales poseen algunas texturas en relieve de los personajes, esto es importante para que usen su sentido del tacto y de esa forma aumentar su experiencia con el cuento. Otro método para que el niño se interese en la lectura es permitir que el bebé pueda agarrar el libro, lo tenga en sus manos y de alguna manera trate de pasar todas las hojas el mismo, sin importar si se dificulta un poco la lectura en esos momentos, es un incentivo que traerá grandes beneficios para el.

También los padres se la pueden ingeniar, y crear un cuento divertido para el niño, de esta manera se estimulará la creatividad de los padres de manera significativa.

Poseer un ambiente de lectura calmado y tranquilo en los cuentos

Este punto es muy importante para que el infante pueda concentrarse de manera significativa en la lectura que se le realiza, para esto, se debe evitar todos los estímulos ruidosos que puedan interferir para leer cuentos para bebés.

Es muy importante apagar la televisión para evitar distracciones, además de otros electrodomésticos como la radio y recoger todos los juguetes del niño.Una de las ideas geniales que aplican los padres es colocar música muy calmada para ayudar a que los infantes se relajen, de esta sencilla manera, prestarán mucha mas atención a la lectura que se les esta impartiendo.

Beneficios que tienen los infantes al leerles cuantos para bebé

En este apartado, se señalarán todos los beneficios importantes que tiene el hecho de leer cuentos para bebé sencillos y divertidos a los hijos, sus beneficios son muchos como por ejemplo los siguientes:

Se fortalece el vinculo que tienen los padres son sus hijos mas pequeños

Durante la etapa en que los niños se encuentran en sus primeros años de vida, el importante vinculo entre su padres y el mismo infante tiene una importancia crucial en el desarrollo de estos, esto se debe a que aumenta la seguridad que tienen los niños en torno a sus padres.

Cuentos para bebé

El hecho de poder tener ratos muy divertidos con los hijos y de bastante cercanía, como lo puede ser el momento de la lectura de estos cuentos para bebé, es una forma bastante útil para fortalecer todos los lazos afectivos entre padres e hijos. Esa es la verdadera importancia de mantener al niño en el regazo y leerle una hermosa historia, algo que se puede lograr con los cuentos para bebé.

Ayuda a calmar al niño con los cuentos para bebé

La lectura de un cuento maravilloso puede ser uno de los mejores trucos para poder dormir al bebé de manera tranquila y relajada, es especialmente efectivo en esos niños los cuales se caracterizan por su actividad exagerada en la que, por ejemplo, no dejan de gatear y de moverse por todos lados en todo el día .

No importa si el niño esta en su cuna o en los brazos de su madre, lo importante es que baje sus niveles de actividad de forma gradual hasta que finalmente se quede dormido de manera tranquila. ¿Sabes como enseñar a leer a los niños? aprende aquí.

Es una forma de estimular mucho a los bebés

Todos los ejercicios de lectura para los niños pueden ser muy útiles en cuanto a la estimulación que se les brinda al hacerlas, estas pueden ser: estimulación visual, con todas las imágenes que presentan estas divertidas historias; auditiva, ya que pueden oír cada palabra que se les recita; táctil, por  texturas que los niños pueden apreciar con sus manos, por ultimo y no menos importante, los cuentos para bebé hacen que los mas pequeños posean una adquisición del lenguaje bastante útil.

Los niños aprenden nuevas palabras

Esto sucede en el caso de los niños de unos 2 o 3 años, los cuales están en pleno proceso de adquisición de lenguaje, la lectura puede incentivar a estos pequeñines a aprender y usar palabras que jamas habían escuchado antes. También es un hecho probado de que los cuentos son muy útiles para que los niños mas pequeños puedan aprender claramente palabras que ya manejan, como mamá, papá, algunos colores y algunos animales.

Reforzar la lectura para el futuro

El solo hecho de que estos niños se acostumbren a oír historias de sus padres, es un gran trampolín para que mas adelante los mismos puedan leer por su cuenta, al ya tener el habito de los cuentos, no les costara nada tomar un libro y empezar a leer por sus propios medios.

De esta manera, finalizamos con este interesante y extenso articulo sobre los cuentos para bebé, en el cual encontramos una serie de cuentos elegidos para poder fomentar la lectura en los pequeños, incentivarlos y crear vínculos fuertes con los mismos.

Deja un comentario