32 actividades para trabajar las emociones, descúbrelas

En esta oportunidad, te traemos una interesante reseña sobre uno de los mejores ejercicios que se pueden realizar para mejorar aspectos psicológicos en las personas, estamos hablando nada más y nada menos que de 32 actividades para trabajar las emociones, estas, están destinadas a que cada individuo pueda realizar una introspección de sus estados emocionales los cuales son cruciales para su equilibrio psicológico, en este artículo te enseñaremos a cómo realizarlas correctamente.

32 actividades para trabajar las emociones

¿Qué son las emociones?

Las emociones se tratan de estados psicológicos los cuales poseen una función específica en el ser humano, estas son de características innatas, lo que significa que vienen con nosotros desde que nacemos, un ejemplo de las emociones son el miedo, la ira, la felicidad, la tristeza y el miedo, estas aparecen ante determinados estímulos, para dar un ejemplo, cuando algo nos asusta, sentimos miedo, lo que dispara una respuesta de lucha o huida.

Sin embargo, el problema que puede surgir, sobre todo en los niños y adolescentes, es que las personas no saben manejar las emociones, estas se salen de control y manejan los estados conductuales de la persona, provocando que por ejemplo se desaten ataques de ira, no se controle el miedo o el sentirse desanimado todo el tiempo, es por esta razón, que es importante realizar ejercicios o actividades necesarias para tener el control de las emociones.

¿Cuál es la importancia de estas actividades?

Dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones se encontrarán métodos que incentivan al control emocional, como el flujo de ideas, identificación de pensamientos irracionales, meditación, todo esto mediante a recursos didácticos, como juegos o cuentos, estos últimos son muy efectivos con los niños, ya que se realizan como forma de que los mismos se diviertan, a su vez, trabajan las emociones en el proceso de realizar estos juegos. Aprende sobre el síndrome de alienación parental.

Lo más importante de este método de 32 actividades para trabajar las emociones es que se pueden realizar en familia, de manera de que cada uno se apoye uno al otro, estas actividades tiene su base en dos elementos cruciales de cualquier niños, los cuales son los siguientes:

  • El juego, este es un proceso completamente natural dentro de los seres humanos, la cual incentiva a los infantes a aprender de manera didáctica distintas maneras de relacionarse con los demás, como manejar sus emociones y otros puntos válidos, también es un muy buen método para practicar todas estas habilidades constantemente en cualquier lugar.
  • Los cuentos, se tratan de historias que pueden ofrecer, sobre todo a los niños, muy buenas técnicas de entrenamiento emocional, la razón de esto, es que los lectores son capaces de probar y practicar vivencias emocionales muy variadas entre las mismas, todo desde la seguridad de una simple historia, con la cual se sentirán identificados, llenándolos de aprendizaje y control emocional.
  • La lectura permite la introspección profunda de todos los elementos que se relacionan entre sí a nivel psicológico del sujeto, debido a que cada historia está diseñada para que se reflejen esas emociones ocultas, emergiendo desde las sombras para poder reconocerlas y manejarlas de manera adecuada, dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones.
  • Un punto importante dentro de estas 32 actividades para trabajar las emociones, es que los padres deben ser los ejemplos más claros de control emocional para los niños, esto se debe a que estos son el espejos de ellos, si los mismos tienen problemas de control emocional, tendrán que manejarlos primero antes de enseñar a sus hijos a controlar estos aspectos claves del desarrollo psicológico.

32 actividades para trabajar las emociones

Ahora bien, sin más que agregar, se comenzaran a enumerar las 32 actividades para trabajar las emociones desde casa, las cuales van desde juegos didácticos, hasta lecturas de cuentos los cuales dejan una enseñanza sólida, y permiten un aprendizaje de todo el espectro emocional que puede tener un niño o un adulto.

32 actividades para trabajar las emociones

En el siguiente apartado, se manejan todas las actividades necesarias para un buen control emocional tanto de niños como de adultos:

  1. Realizar un diccionario de emociones personalizado

Esta se trata de una interesante actividad la cual se puede practicar desde cualquier edad, por lo cual no está limitada solo a los niños, este diccionario se puede realizar tanto para niños de educación primaria, hasta adolescentes y adultos, de manera de que cada uno tendrá su propia complejidad.

La actividad consiste principalmente en escoger un grupo de fotografías, pueden ser de niños o personajes, estas fotografías deben estar expresando una emoción muy clara, en el caso de los niños, ellos deben aprender a identificar cada emoción que vean en las imágenes del diccionario.

Estas fotos, pueden encontrarse en internet, para que posteriormente puedan imprimirse. Otra recomendación es que se busquen en las revistas y los periódicos para hacerlo más emocionante. Para los niños más pequeños, se pueden realizar solamente tres emociones básicas, como los son la alegría, tristeza y miedo, mientras más grandes, deben ser más complejas, abarcando desde el asco, hasta la ansiedad y la ira.

32 actividades para trabajar las emociones

Se puede realizar de manera que se coloquen estas fotografías en un cuaderno, para luego ponerles el nombre de manera grande de las emociones. El niño debe hablar sobre esa emoción en específico desde varios aspectos puntuales, como lo son: ¿cómo se manifiestan físicamente en el cuerpo?, ¿qué cambios implican dicha emoción?, ¿cuáles son los pensamientos que trae?, ¿qué cosas se pueden hacer al sentirla?, entre otras opciones.

Mientras el niño va creciendo, las emociones se harán más complejas, por lo cual el diccionario se expandirá más, también es una excelente idea realizar un mural con las emociones, de modo que toda la familia lo pueda ver, ¿Para qué sirve esta actividad? Funciona muy bien como método efectivo para poder aprender cuales son las emociones para los niños, ¿cómo se sienten físicamente? y ¿qué se debe hacer para controlarlas?

  1. Leer un libro para controlar las emociones.

Dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones, leer un libro o un cuento para ser más específico, es una de las actividades más interesantes que se deben realizar para que los mas pequeños aprendan sobre el control emocional, es por ello que estas actividades pueden desarrollar lo siguiente:

Ayudan mucho a poseer un amplio vocabulario emocional, debido a que se reconocen de manera más efectiva emociones específicas, también pueden ayudar mucho a comprender vivencias pasadas, o expectativas futuras, a tener empatía con el otro, a poner en palabras todo lo que vive la persona a nivel emocional, también pueden dar soluciones a diferentes problemas que puede tener el sujeto, reconfortándolo en el proceso; también fomentan el diálogo.

32 actividades para trabajar las emociones

Dentro de las ventajas que se pueden encontrar en la experiencia de leer un libro o un cuento están las siguientes:

  • Elegir una historia la cual enseñe de manera efectiva todo lo relacionado con las emociones, sin embargo, en caso de los niños, no se deben olvidar que el objetivo principal de todos los cuentos para niños es el de divertir y enganchar al lector para qué tenga una experiencia única, de modo que se debe realizar una elección adecuada del cuento.
  • Con solo la lectura del cuento, el niño puede tener una experiencia reconfortante, sin embargo, se pueden potenciar estas habilidades con preguntas sobre la trama del cuento como pueden ser las siguientes: “¿Qué emoción expresan los personajes?”, “¿por qué, el personaje se siente de esa manera?”, “¿Cómo saber si el personaje está contento?”, “¿cómo actuaría el personaje en ciertas situaciones?”, “¿si tu estuvieras en su lugar, que harías?”, “¿Qué opciones tenía el personaje?”, “¿cómo calmó su ira el personaje del cuento?.
  • Todas las lecturas deben ser aprovechadas por los niños, esto con la ayuda de los padres, para que puedan potenciar el reconocimiento de las emociones, esto se puede realizar con las preguntas anteriores, sirven como espejo para poder ver todas las emociones que proyecte el niño en los personajes. Descubre aquí las 30 preguntas sobre el bullying.
  • “El monstruo de colores” de la autora Anna Llenas, se puede conseguir en su edición de cartoné para los más pequeños. Para los niños más grandes es recomendable la versión normal de este libro, una útil historia para introducirse en el mundo de las emociones.
  • “El bestiario de las emociones”, Este libro se puede empezar a relatar a los niños de dos años, se trata de muchos y muy graciosas bestias, expresivos animales que reflejan todas las emociones de manera didáctica, sirve para identificar todas las emociones con los niños más pequeños.
  • “El emocionario del inspector Drilo” de la autora Susanna Isern recomendado para niños mayores de cinco años de edad: este libro se centra en un repaso muy divertido por la emociones más importantes del ser humano, cada una de estas, posee una pequeña historia propia, al final de cada historia se da una moraleja para ayudar a manejarlas y reconocerlas en el niño mismo o en otras personas.
  • “El gran libro de las emociones” es un cuento que es recomendado para niños mayores de los 6 años de edad, se trata de un libro muy práctico y completo, en el cual aparecen muchas emociones contextualizadas por medio de cuentos, historias o mitos traídos de distintas partes del mundo.
  • “Recetas de lluvia y azúcar” Es un libro que se recomienda a adolescentes, el mismo contiene 25 recetas brillantemente imaginadas las cuales son metáforas de 25 emociones distintas que pueden aparecer en situaciones distintas.

32 actividades para trabajar las emociones

  1. El teatro de las emociones.

Esta es una actividad, dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones muy interesante, la cual consiste en armar un teatro casero en cualquier parte del hogar con la finalidad de que los niños escriban diferentes historias sobre las emociones y las interpreten expresando las mismas en sus actuaciones, es por esta razón que se necesitaran:

  • Creación de los personajes de la obra: estos pueden ser representados por juguetes o figuras que tengan en casa, unas marionetas, unos peluches o sencillos títeres de palo que se pueden construir de manera casera.
  • Dos dados: uno debe poseer las emociones básicas del ser humano, como la ira, el miedo, la tristeza o la felicidad, y en le otro de los dados se colocarán objetos y lugares para representar dichas emociones.
  • Después de esto el niño o el adulto, tendrá que escoger los personajes que representarán para luego poder tirar los dados dos veces. Dependiendo de los resultados de los dados el niño tendrá que realizar la actuación de una historia de la emoción que le correspondió y los dos elementos del otro dado para completar la acción.
  • Si se poseen figuras de acción relacionadas con superhéroes, como por ejemplo Spiderman, Superman u otros superhéroes de la escena actual, lo siguiente es elaborar una historia donde todos los superhéroes tengan que experimentar muchas emociones negativas, como lo son por ejemplo, el miedo, la ira o la tristeza.
  • Es de vital importancia que los más pequeños de la casa puedan percatarse que todas las personas pueden experimentar todo el espectro de emociones que existe y que estas no son necesariamente malas para una persona.
  • Una de las mejores recomendaciones que se ofrecerán acá será la de poder acompañar esta actividad con un libro muy interesante llamado “Tipos duros” el cual es un texto que aborda las emociones, cómo se expresan y particularmente cómo controlar esas emociones desagradables.

  1. La Actividad de dibujar las emociones.

Esta se trata de unas de las 32 actividades para trabajar las emociones en extremo sencilla, la cual se puede practicar en casa sin problema, para poder hacerla solo se necesitará lo siguiente:

  • Se debe colocar un espejo grande delante del niño o adolescente, este tendrá la tarea de poder realizar las expresiones emocionales características de cada emoción que conozcan, para luego poder dibujarlas como él quiera, escribiendo todo lo relacionado con esa emoción en específico. ¿Sabes cuales son las consecuencias del bullying? descúbrelas aquí.
  • También está la alternativa de poder realizar una sesión de fotos especial en la cual se expresen todas las emociones que se sepan los participantes, cada foto puede ser editada para realizar una galería en casa explicando todo lo relacionado con la emoción en específico.

     5. Juego de memoria con las emociones.

Con las mismas emociones que quedaron representadas en las fotografías, se puede armar un divertido juego de memoria para poder jugar en casa, junto a toda la familia. Para poder realizar este juego es necesario imprimir las fotografías tomadas del niño en la otra actividad. Es importante que las fotos se repitan de manera idéntica para poder jugar este juego, luego de esto, se pegan estas fotos en un cartón y luego se está listo para jugar.

El punto de este divertido juego es voltear los cartones boca abajo, para que las fotos no puedan ser vistas, los participantes tendrán que ir volteando cada fotografía en pares, todo esto con el motivo de que si encuentran el par idéntico de la emoción que buscan, se quedan con esas dos tarjetas, el ganador será el que reúna la mayor cantidad de tarjetas posible.

32 actividades para trabajar las emociones

Se puede aumentar la dificultad de la actividad, colocando muchas más emociones, o también realizando fotos de la misma emoción con personas distintas, de esta manera se logra afinar todo lo relacionado con el reconocimiento de emociones.

Si las fotografías son plastificadas, se podrán utilizar de manera más segura debido a que no se dañará con el tiempo y resistirán más a los roces y al uso diario por los niños, plastificarlas no cuesta casi nada, por lo cual, se ganará un juego fantástico, unas de las 32 actividades para trabajar las emociones más divertidas de la lista.

  1. Actividad musical y artística de las emociones.

En las 32 actividades para trabajar las emociones no hay una tan emotiva como lo es la música, escuchar la música es una de las tareas emocionales más satisfactorias, debido a que despierta las emociones, revive recuerdos y memorias pasadas de manera natural. Esta actividad tiene la misión de poder realizar un conjunto de acciones que unan la música, con expresiones plásticas y educación emocional.

Para poder hacer esta actividad de manera correcta se le colocara a los niños una pieza musical que despierte sus emociones y es por ello que se deja a los niños que realicen dibujos de manera libre de todas las emociones que les haga sentir la música. Después de esto, se les pedirá a los niños que hablen sobre lo que sintieron con la música y las pinturas.

Esta es una actividad más vivencial, que permitirá a los niños experimentar las emociones de manera más intensa y no solo reconocerlas, de esta forma aprenderán a controlarlas de manera más eficiente. Otras de las variantes que se pueden experimentar, es la de colocar de nuevo las canciones en el reproductor, ahora los niños deberán expresar con movimiento todo lo que esta música le haga sentir, de manera que vivan todo el proceso emocional de una manera más vivida y placentera. Aprende todo sobre la psicomotricidad.

32 actividades para trabajar las emociones

     7. Jugar al dominó de los sentimientos.

Esta es una de las 32 actividades para trabajar las emociones que se pueden trabajar de forma muy significativa en casa, la forma de jugar este simpático juego es la de realizar unas fichas, estas deben tener por un lado una emoción característica y por el otro lado una acción que desencadene esta emoción.

El punto de este juego es poder juntar la emoción característica con la situación que la produce, así como un juego de dominó tradicional, por lo cual es una fuente de diversión y ayuda a los niños a poder distinguir que emociones y que situaciones las producen.

  1. Actividad del laberinto emocional.

Esta es una de las 32 actividades para el desarrollo emocional más complejas pero interesantes de la lista, en la misma, se irán experimentado estados emocionales en función de la edad de cada participante, de manera que todos en la familia puedan participar, distinguir que les provoca todo esto, entre otras acciones.

Para poder realizar esta actividad, lo primero que se debe hacer es realizar un tablero con fotografías que reflejen una emoción específica, luego se construirán dos dados, uno con emociones básicas y el otro con acciones que desencadenen esa emoción, cada participante deberá lanzar los dados para empezar el juego

Cuando el dado cae en la casilla de interrogación, se tendrá que lanzar el dado que contiene todas las opciones de reacción emocional y según lo que salga en este dado, se tendrá que adivinar que emoción se representa en el juego, tratar de dibujarla, realizar una pequeña lista de situaciones en la cual la hemos vivido, incluso se puede realizar una pequeña dramatización de dicha obra para darle más realismo a la situación.

32 actividades para trabajar las emociones

Si en el juego hay niños y adultos de diferentes edades, lo más adecuado para esta situación es que se realicen dos fajos de tarjetas, una de ellas deberá contener opciones muy sencillas de emociones básicas, mientras el otro fajo de tarjetas, tendrán emociones mucho más complejas para que se adapten a todos los ámbitos

  1. Realizar mímicas con emociones.

Dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones están las infaltables mímicas, para ello se deben realizar un conjunto de tarjetas, las cuales tendrán reflejadas toda la gama de emociones que abarcan los niños, si se quiere incorporar la participación de personas adultas, la complejidad debe ser mayor.

La esencia del juego es que cada participante escoja una tarjeta que refleje una emoción, el participante tendrá que realizar una mímica de cada emoción y el resto de los que están en el juego deberán adivinar de tipo de emoción se trata, es un juego muy divertido en la práctica.

Para poder aumentar la complejidad de las emociones, se deben realizar ciertos cambios, por ejemplo, colocar emociones más complejas de entender para los niños, con esta actividad lo que se busca que los participantes puedan tener un aprendizaje emocional mucho más significativo, aprendiendo a reconocer todas las emociones en los demás, y experimentando cómo expresarlas por medio del lenguaje corporal, una actividad bastante práctica para todos,

En el caso de que el niño no sepa cómo experimentar o expresar la emoción que le tocó, se le debe invitar a que recuerde una situación en la cual vivió esa experiencia, de esta forma se le hará más sencillo realizar la actividad, luego, todos pueden hacer un comentario final de cómo se sintieron con esta actividad, de forma que se haga una retroalimentación de todos los contenidos vistos. ¿Que significa soñar que estas embarazada? Aprende de esto aquí.

32 actividades para trabajar las emociones

  1. El gran bingo de las emociones.

Este se trata de unas de las 32 actividades para trabajar emociones más simples que se pueden realizar en el hogar junto a la familia, no posee mayor complejidad a la hora de realizarla, cada integrante del grupo tendrá un cartón de bingo especial, progresivamente las tarjetas se irán mostrando con emociones y colocando una marca en el tablero por cada emoción que surja. Ganará el participante que posea una línea horizontal o vertical llena de fichas.

    11. Entender las capacidades emocionales del cerebro.

El inicio para lograr una adecuada gestión de toda la gama de emociones que se presenta en el ser humano, lo que puede lograr a no ser víctimas de actos impulsivos en hechos repentinos es poder identificar ¿por qué se dan estas emociones? y ¿cuáles son los procesos que se activan en el cerebro tras experimentar emociones muy fuertes?

Es muy recomendable leer uno de los libros más prácticos para entender estos procesos “El cerebro del niño”, del escritor Daniel J. Siegel. Este es un libro esencial para cualquier padre para ayudar a sus hijos a entender sus emociones, puede ser una herramienta muy entretenida para impulsar los procesos emocionales de quien los necesite.

Puede ayudar de manera significativa a comprender el modo en que actúan los niños y adolescentes, el proceso de desarrollo del cerebro, y toda la relación de esto con sus emociones, como las sienten y los pensamientos que pueden generar, empatizando de manera significativa con los más pequeños de la casa. Es por este sencillo motivo, que todos los niños deben conocer muy bien sus emociones, si estos cuentan con la colaboración de sus padres, este proceso será mucho más llevadero y fácil de asimilar.

  1. La increíble rueda de las emociones.

Dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones, está es una de las opciones traída de la psicología positiva, es una increíble manera de poder tener opciones distintas que ayuden a los infantes y adolescentes a manejar toda la gama de emociones desagradables que pueden experimentar como la rabia, la ansiedad, y la pesada frustración.

32 actividades para trabajar las emociones

Lo que se debe hacer es abordar al niño cuando se encuentre en un momento tranquilo, de manera que esté muy receptivo ante preguntas y actividades, luego de esto se realiza un listado con las opciones que pueda tener el infante cuando se enfrente a emociones adversas, esto se hace para evitar arrebatos violentos. Se deja que el niño pueda realizar sus opciones, se le acompaña, mas no se le sugiere nada, ellos deben buscar sus soluciones.

Después de esto, se debe imprimir desde la computadora un circulo en una hoja blanca, se dividirá el círculo en tantas partes como las opciones que finalmente ha escogido utilizar. Después de esto, se debe dibujar o escribir todo esto dentro de esas partes del círculo, usando la creatividad se pueden lograr diseños muy buenos.

Es por ello que cuando el niño se sienta presionado y a punto de perder el control de sus emociones, este puede recurrir a la rueda de emociones para escoger una opción que le permita gestionar todo su estado emocional de manera correcta.

Mientras se realiza esta rueda de las emociones, se le debe enseñar al niño con mucho énfasis, que todas las emociones son buenas, y que todas deben ser aceptadas y expresadas sanamente, sin dañar a otra persona o a uno mismo, los padres también pueden realizar su rueda de emociones para poder dar el ejemplo a sus hijos.

  1. Dibujar las emociones para poder regularlas.

Existe una opción entre las 32 actividades para trabajar las emociones fuertes, es poder dibujarlas mientras se realiza el proceso emocional. Esto conecta las emociones con el lado racional del cerebro. De esta manera se drena de manera sana toda la energía que produce estas emociones, cambiando la actividad y concentrándose con el dibujo.

32 actividades para trabajar las emociones

Solamente se necesita un conjunto de colores, papel, pinturas, todas las herramientas con la cual se pueda dibujar de manera libre, todo esto genera que se realicen dibujos muy fascinantes, se pueden realizar garabatos, dibujos detallados, dibujos abstractos o realistas, inclusive se pueden romper los dibujos para descargar ira o enojo.

También es una buena idea acompañar a los niños cuando realizan estos dibujos, esto para reforzar la confianza de estos parar realizar estas actividades, apoyarlos con palabras de aliento al ver sus creaciones finales también es un buen recurso para poder aliviar cualquier sufrimiento emocional que llevan estos niños. ¿Sabes cuales son las causas del bullying? Descúbrelas.

  1. Realizar un diario de emociones.

En adolescentes o adultos que en vez de dibujar, quieran escribir todos estos procesos emocionales, lo pueden realizar con un diario, en el cual estarán todos los registros de sus emociones diarias, si estuvo enojado, triste, feliz entre otras emociones.

Todo esto se trata de llevar un estable balance emocional el cual se puede llevar día a día para aprender en un mediano plazo a regular las emociones, se puede iniciar este registro de actividades de manera que se prioricen las positivas, para luego concluir con las emociones negativas. Se hará especial énfasis en ¿cómo se sienten ese día?, su estado emocional, y ¿cómo lograron regular todo esto?

En un niño, esta actividad se puede empezar a realizar a los 7 años aproximadamente, con el acompañamiento de sus padres, cuando progresivamente vayan creciendo estos lo pueden hacer ellos solos para que aprendan a manejar las emociones.

El modo en que el diario hace que la gestión emocional en las personas mejore de manera significativa, es que este puede ser un registro de todas las emociones que se experimentan durante el día, de modo que se toma conciencia de todas ellas de manera más racional, además de esto ayudan mucho a identificar patrones negativos de pensamiento que pueden complicar los estados emocionales.

Si existen algunas dudas de cómo realizar esta actividad, la cual está dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones, está el libro “Diario de las emociones. Pon color a tus emociones” de la escritora Anna Llenas.

Aquí te dejamos un video donde podrás conocer un poco más acerca de este libro mencionado:

     15. El rincón de la calma y la mesa de la paz.

El rincón de la calma es una de las 32 actividades para trabajar las emociones más prácticas que se pueden realizar. Se trata simplemente de encontrar un lugar físico para que el niño asista cuando se sienta emocionalmente desbordado, en este sitio se encontrarán algunas cosas que puedan ayudar con la calma del niño de manera efectiva. En este rincón de la calma se pueden encontrar cojines, peluches u otros objetos más estimulantes en los cuales los niños se puedan apoyar.

La mesa de la paz, se trata de una mesa en donde se sentarán todos los niños, los cuales se encuentren en un conflicto emocional claro, es por ello que los mismos deberán respetar este espacio y no generar una confrontación con los otros infantes que se encuentran en la mesa, se usará un objeto para que cada uno tome el derecho de palabra. En la mesa de la paz, se debe conversar usando palabras adecuadas para expresar las emociones de forma correcta sin insultar a la otra persona, todo esto para calmar las emociones negativas.

Es muy importante que se les enseñen a los niños que deben hablar en primera persona y priorizar el cómo se sientan a la hora de expresar sus emociones, como por el ejemplo “ Yo me molesto porque me quitan los juguetes” Evitando decir “Tú me haces molestar porque me quitas los juguetes” es un recurso muy útil.

32 actividades para trabajar las emociones

Los adultos deben fungir como mediadores en los conflictos de los niños, se deben evitar lo más posible un lenguaje violento a la hora de dirigirse a los niños, de esta manera se pueden realizar diferentes medidas para poder mediar entre los niños, evitando ser jueces en estos casos.

  1. Técnicas de relajación para los niños.

Es muy frecuente que se le digan a los niños que se relajen cuando tienen problemas emocionales, sin embargo, la pregunta es ¿se le ha enseñado a los niños a realizar ejercicios de relajación?,¿Se le ha explicado detalladamente a los niños la forma de hacerlo?, ¿ se le han dado las suficientes chances para poder practicar estos ejercicios?

Si los padres desean que los niños sepan cómo realizar estos ejercicios de relajación para que puedan moderar estallidos emocionales que sirvan como una forma de resguardar su salud mental y estabilidad emocional, se deben hacer ciertas recomendaciones para los más pequeños y así se obtenga un resultado realmente efectivo.

También se debe recordar que los ejercicios de respiración para poder relajar a los niños se deben hacer con algunos movimientos repetitivos para poder acompañar la respiración controlada, dentro de otras recomendaciones se pueden realizar las siguientes medidas:

  • Se pueden realizar ejercicios de respiración acompañados de la estrategia de seguir con el dedo un laberinto desde el inicio de este, hasta el final de este, esto se puede realizar varias veces con distintos laberintos para que de alguna manera el niño logre una relajación progresiva ante el conflicto emocional.
  • Otra manera de realizar una relajación efectiva de manera significativa es realizar movimientos estratégicos con el uso de tres piedras, se inhala una gran cantidad de aire por la nariz mientras se pasa una piedra de una mano a la otra, se exhala de manera progresiva mientras se deja una de las piedras sobre la mesa y se toma la siguiente, esto se debe repetir hasta que se realice la relajación final.
  • Otro recurso muy efectivo para poder realizar estas actividades de relajación progresiva es una visualización dirigida, en este caso se tomará el ejemplo del “cubito de hielo”
  • Esto consiste una meditación dirigida la cual debe recitarse al niño de manera tranquila: “te conviertes en un cubito de hielo, fuerte, macizo, rígido y helado. Tienes que encoger las piernas hasta que estén dobladas y cógelas con los brazos muy firme. Siente toda la tensión de ellas, oprímelas con el peso de tu cuerpo. Ahora observa bien como por el horizonte, sale el sol radiante para iluminarte.Te comienzas a sentir cálido, sientes su calor muy cerca de ti. Ahora te vas a relajar porque lentamente te estas derritiendo. Lentamente vas extendiendo tus piernas, debido a que lentamente te estás derritiendo por completo, convirtiéndote en un charco de agua. Suéltate por completo y siente cómo todo tu cuerpo se relaja, ya no eres hielo frío y tenso, el sol te ha calentado y ahora eres agua que fluye por todas partes, eres libre.”

32 actividades para trabajar las emociones

Esta visualización dirigida es muy adecuada para poder relajar a los niños en episodios intensos de ira extrema, en el cual estos estén muy tensionados y desenfocados, es por ello que, con una voz tranquila, se les debe guiar por un viaje relajante dentro de su pensamiento, lentamente estará en calma nuevamente.

  1. Poner en escenas los conflictos.

Todo lo referente a la escenificación de conflictos es unas de las mejores formas dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones más efectivas que existen que ayudan a gestionar las emociones de manera satisfactoria. De esta manera, cuando el niño o el adolescente se encuentren en una situación similar ya sabrá cómo actuar ante una situación similar, si se simulan mediante dramatizaciones prácticas, los adolescentes y niños tendrán una manera correcta de afrontar los conflictos.

Ahora bien, si se trata de una situación que el infante deba afrontar, y la misma le cause ansiedad y miedo, es una muy buena idea escenificarla para que el niño logre controlar estas emociones y así él o ella pueda más adelante enfrentar la situación real.

  1. La técnica de las tortugas.

Un método efectivo dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones, es el cuento de la tortuga, de esta manera se hace un paralelismo con el comportamiento de este animal, antes de que el niño pierda el control de sus emociones. Este método consiste en enseñarles a los niños a resguardarse en un caparazón imaginario cuando los mismos sientan que van a perder el control de la situación, evitando las respuestas agresivas, insultos y violencia física

Si los padre practican esto junto a sus hijos, se garantiza que dentro del tiempo que puedan aprender la táctica, más adelante ellos podrán aplicar una autogestión emocional por su cuenta, lo que es algo indispensable para los mismos.

32 actividades para trabajar las emociones

  1. Juego “soy tu” para practicar la empatía.

Este es una actividad muy práctica para poder trabajar todo lo referente a la empatía en los niños y adolescentes, sólo se deben usar tarjetas, las cuales se pueden fabricar de manera muy sencilla, en las cuales se haga énfasis en elementos como “Color favorito, Música favorita, Nombre de mi mascota” entre otras opciones prácticas.

Después de realizar todas estas tarjetas, las mismas se deben colocar boca abajo, para luego por turnos, cada participante escogerá una de ellas y el que lea la tarjeta, deberá responder como si fuera el compañero que tuviera al lado, realizando la acción de conocer muy bien al otro, una técnica muy efectiva dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones.

  1. Juego: me preocupo por los demás.

Estudios científicos señalan que, mientras más expongan a los niños a situaciones en la cual los mismo deban preocuparse de manera honesta por los demás, desarrollaran de manera más rápida la capacidad de sentir compasión por otras personas, empatía pura.

Estas ocasiones surgen de manera espontánea todo el tiempo en todas partes, es por esta razón que se le deben hacer preguntas al niño, como por ejemplo: ¿Cómo crees que se sienta ese niño después de haber reprobado su examen? ¿Por qué crees que se enojó tu amigo Tomás? ¿Qué harías para ayudar a tu compañero de clase?.

En este caso, el trabajo de los padres es el de poder exponer a los niños a estas situaciones, porque con ellas aprenderán a empatizar con los demás, teniendo en cuenta muchos factores como la autogestión emocional, el enseñar a decir las gracias, por favor y permiso, son vitales para mostrar un grado de empatía significativa.

32 actividades para trabajar las emociones

También es necesario que los niños tengan mucha empatía con los familiares, ya que son el vínculo más cercano al mismo, de manera que si puede tener empatía con la familia, también podrán tener mucha empatía con otras personas. Es por ello que si el niño sabe si existe un familiar enfermo, o un compañero de clases el cual este pasando un mal momento, este puede brindarle su afecto para que este se sienta un poco mejor emocionalmente.

  1. Cuentos que mejoran la empatía.

Es la misión de todo padre, poder mejorar día con día todo lo relacionado a la capacidad de los hijos de sentir empatía por los demás, es por esta razón que los libros pueden ser una de las mejores herramientas para fomentar esta emoción en todos los niños, ya que existen historias fantásticas que refuerzan esta emoción en los lectores.

Estos cuentos sobre la empatía, pueden llevar al niño que los lee a colocarse en el sitio de los protagonistas de la historia y de esta manera tratar de comprender como se sienten, así como observar todos los procesos emocionales que pasan los mismos, también se miden todas las consecuencias que existen por los actos de los personajes y cómo afectan a los demás.

Se pueden reforzar estos aspectos si los padres incentivan a pensar a los niños sobre ciertos temas, como por ejemplo: ¿Cómo crees que se siente ese personaje después de lo que pasó? ¿Qué harías tú en el caso de estar en el lugar del protagonista?

Por la historia que se debe elegir, pues simplemente cualquier historia puede servir como ejemplo de empatía, desde un cuento infantil, hasta historias más complejas, la literatura es una herramienta contundente para la gestión emocional, formando parte de las 32 actividades para trabajar las emociones.

  1. El bote de la comunicación.

Dentro de las 32 actividades para trabajar las emociones, esta es una de las herramientas más eficaces para expresar ciertas emociones, consiste en expresar verbalmente las cosas que le gustan al niño y las que no, de esta manera empatizará más con los miembros de su familia, también proporciona una fuente inagotable de diálogo entre los familiares, algo que es vital para mejorar la comunicación.

La actividad en sí, es muy sencilla, solo se trata de tener un recipiente, y posteriormente llenarlo de cosas que nos gustan que los demás hagan por nosotros, como por ejemplo “Me gusta cuando mi mamá es amable conmigo”

Después de realizar esta acción, lo único de deben hacer los familiares es abrir una vez por semana el bote de la comunicación, de modo de que todos intenten adivinar quien escribió cada cosa, de esta manera se realiza un circulo de comunicación para poder enfatizar toda la empatía que pueden tener cada miembro de la familia, una actividad extraordinaria para todos los implicados en ella.

  1. Escuchar todo lo que los rodea.

Esta es una de las 32 actividades para trabajar las emociones que se enfoca en la escucha activa de los niños, como mejorarla de manera significativa para que los mismos aprendan a comunicarse de una forma prudente y efectiva.

Las problemáticas con la vida actual es que todo va a una velocidad muy alta, ya las personas no se detienen a pesar y escuchar a los demás, por lo que la comunicación se hace difícil, es por ello que el ejercicio consiste en que el niño se detenga por un momento, cierre sus ojos y escuche absolutamente todo lo que lo rodea, esto afinará todo lo referente a utilizar la escucha activa, es un ejercicio sencillo que puede realizar cualquiera.

  1. ¿Qué tal tu día? Una pregunta crucial.

La manera con la cual los padres se comunican con los hijos es un aspecto clave que se debe desarrollar con el paso del tiempo en los mismos, ya que esto determina la manera como estos se comunicaran con los demás, en un presente y en un futuro, una pregunta tan sencilla como ¿Qué tal tu día? Puede hacer la diferencia.

Los niños siempre necesitan saber cuánto se valoran todas las emociones que demuestren a lo largo del día, el solo hecho ignorar esto supone un golpe duro para ellos. Sin embargo, una de las dificultades más grandes que existen, es que cuando le preguntan cómo estuvo su día en la escuela por ejemplo, responderán con un “Bien” sin dar más detalles.

No obstante, los padres deben saber preguntar para obtener más información y mejorar significativamente la comunicación entre ellos y los hijos, nunca se deben quedar con una respuesta tan simple, porque tal vez sea un intento de enmascarar alguna emoción, es por ello que se debe poner énfasis en preguntar de manera empática.

  1. El dibujo dictado.

Esta es una de las 32 actividades para trabajar las emociones que se enfocan específicamente en la empatía que puede tener cada uno con el otro, sobretodo, funciona para que los niños vean el esfuerzo que significa expresar ciertos estados emocionales a los demás de manera segura, ya que no es tan sencillo como parece, se necesitan dos personas para realizar esta actividad, una de ellas se enfocará en dar las instrucciones y la otra en dibujar, luego intercambien los papeles.

Se requieren algunos dibujos para poder realizar esta actividad, la persona que dibuja, no puede ver las ilustraciones, debido a que este dibujará bajo las instrucciones de su compañero. Uno de los participantes tendrá que sentarse en una mesa a dibujar, mientras el otro simplemente dicta las características de la imagen, para que exista una coordinación lo más efectiva posible, el que dicta las instrucciones debe ser muy específico y el que dibuja tendrá que escuchar de manera muy atenta.

  1. El juego de los nombres y las virtudes.

Esta es una de las 32 actividades para trabajar las emociones en las cuales simplemente se invitará a los niños que escriban su nombre en mayúsculas en una hoja de papel. Después de esto, los niños simplemente deben completar una virtud con cada una de las letras de su nombre, una actividad estupenda.

Esta se trata de una actividad muy útil para poder incentivar en los niños todo lo referente al autoconocimiento propio, de saber que virtudes tiene para poder explotarlas de manera satisfactoria.

Otras de las propuestas que se pueden realizar con esta actividad es que si el nombre es muy largo, lo que se puede realizar es unir el nombre y el apellido para poder tener más letras disponibles, también se puede invitar a los miembros de la familia que puedan integrarse a la actividad rellenando el nombre del niño para poder incentivar al conocimiento de otros.

  1. Ejercicio de “Mi silueta, Soy único”.

Para poder cumplir con esta actividad lo primero que se necesitará es un rollo de papel higiénico, con este se remarcará la silueta del niño para poder empezar con este ejercicio. Después de esto, se debe escribir en cada silueta que se realicen, todas la virtudes, aptitudes, fortalezas y demás atributos que tenga cada persona que participe en esta actividad, después de finalizar la actividad cada miembro de la familia tendrá su propia silueta que lo hace único y diferente

Para que los padres ayuden a sus hijos a encontrar sus fortalezas y sus virtudes, se le debe preguntar cuestiones como ¿Qué cosas haces bien? ¿Qué cosas te gusta hacer? ¿Cuál es tu mayor atributo? Entre otras preguntas. Después de realizar las siluetas es ideal que cada uno de los niños pueda tener su propia silueta colgada de su cuarto.  Aprende sobre los juegos cooperativos.

  1. Crear una receta de felicidad.

En esta actividad se le dirá al niño que deben hacer una receta con la cual serán felices, esta debe poseer aspectos de su vida, emociones que le gusten, lugares que le gustaría visitar, entre otros aspectos. Después de que todos construyan sus recetas, deberán compartirlas entre todos para poder tener un momento familiar único, con este juego se propicia el autoconocimiento propio y también poder reconocer las virtudes de los demás.

  1. Dibujar un árbol especial.

Esta es una actividad que se puede realizar en la escuela, sin embargo, puede migrar fácilmente al hogar. Trata de que los niños puedan dibujar un árbol como ellos quieran. En las raíces tienen que redactar todas las cualidades que poseen, en las ramas escribir todo lo bueno que hace y en las hojas, tendrá que escribir todos sus éxitos y metas que tengan.

  1. Reflexionar los errores y los aprendizajes

Los errores forman parte de la vida, y es por ello que todos deben aceptar que estos pueden suceder, de forma que puedan manejar la frustración de manera eficaz en todos los ámbitos posibles. Los padres deben ayudar a los hijos con sus errores, no resolviendo la situación, sino acompañando el proceso de aprendizaje, esto servirá para que más adelante eviten cometer los mismos errores, es importante que los mismos vivan la experiencia del fracaso para que aprendan a lidiar con la frustración.

También se deben realizar ciertos diálogos con el niño para ver cómo viven las experiencias del fracaso, de esta manera se sabrá cuánto y cuándo se debe intervenir en cada caso, la comunicación es muy importante en estos puntos.

En esta actividad lo único que se debe hacer es anotar todos los errores que se han cometido, pero más importante aún, los aprendizajes que se han obtenido de estas experiencias para poder evitarlas luego.

     31. Llevar a los niños a un terapeuta.

La terapia psicológica puede ser una herramienta muy efectiva para regular las emociones en los niños, con el acompañamiento de los especialistas, los niños que no manejan bien sus emociones, pueden controlar de manera más efectiva todas sus emociones, nunca está demás llevar a los chicos a un terapeuta para mejorar sus capacidades.

     32. Realizar un viaje único.

No hay actividad más emocionante que poder realizar un viaje único a un sitio inolvidable para todos en la familia, esto refuerza los lazos y generan un conjunto de emociones muy positivas que quedarán implícitas en mucho tiempo en la memoria de todos los que participaron en la experiencia del viaje.

De esta manera concluimos con este interesante articulo sobre las 32 actividades para trabajar las emociones, una importante guía de gestión emocional para poder manejar toda la gama de emociones que se nos puede presentar en el día a día, gracias por leernos.

Deja un comentario