Hablar de sexo con los niños, ¿cómo abordar el tema? y más

Hablar de sexo con los niños resulta un tabú para muchos padres. Lo cierto es que es normal y necesario que se toquen estos temas en familia. No es sólo una cuestión de educación, sino de confianza para todos, el poder hablar abiertamente sobre este tópico. Mira aquí cómo puedes hacerlo.

¿Cómo hablar de sexo con los niños?

Esta es una pregunta frecuente que se hacen todos los padres. Cuando ven que sus hijos comienzan a crecer y a desarrollar el habla, deben prever que hará muchas preguntas sobre todo tipo de temas que le generen curiosidad. Algunas serán fáciles de responder, pero otras pueden resultar incómodas, hasta para los adultos. Más todavía si tienen que ver con la sexualidad.

En ese momento, los padres deben tomar una actitud abierta y comprensiva, dispuesta a resolver las dudas de los hijos. Dependiendo de la edad del infante, la respuesta puede ser más o menos detallada. Mira aquí algunas preguntas sobre la familia.

Recuerda que los niños también suelen hacer chistes sobre las partes privadas cuando van teniendo consciencia de que son zonas del cuerpo muy íntimas. Otros, en cambio, pueden sentir curiosidad por conocer ciertas cosas o por experimentar con su cuerpo.

Estas conductas son normales y en muchos casos, necesarias. Así los niños van conociendo su propio cuerpo y aprenden lo que necesitan de acuerdo a su edad y comprensión. Tu misión como padre es entonces, buscar la forma más amigable para hablar de sexo con los niños, generando confianza y respeto.

Hablar de sexo con los niños

Formas de abordar el tema

Diariamente hay momentos y situaciones en los que se puede tocar el tema de la sexualidad. Por ejemplo, a la hora del baño, se puede hablar de sexo con los niños, explicando las partes del cuerpo. En ese momento, se puede indicar cuáles son los órganos reproductores y por qué esas zonas son privadas.

Si en la familia hay algún embarazo o nace un nuevo pariente, es una oportunidad propicia para hablar de cómo nacen los bebés. Si tu hijo no hace primero una pregunta al respecto, puedes tomar el tema para preguntarle cómo cree que llegan los bebés y explicarle.

También hay muchas oportunidades de hablar de sexo con los niños cuando se ve televisión en familia. Recuerda que con frecuencia aparecen imágenes de familias, parejas o bebés en la pantalla y puede dar pie a conversar al respecto. En este caso, es buena idea dejar que sean los niños quienes inicien el tema o marquen el ritmo de la conversación.

Un aspecto que se debe tomar en cuenta es tener una actitud relajada cuando se presenten estos temas de charla. Muchas veces los niños se cohíben de hacer preguntas sobre el sexo cuando ven que los padres se muestran incómodos. Debes demostrarle al niño que puede hablar contigo de cualquier tema, sin ser juzgado ni causar un mal rato.

Hablar de sexo con los niños

Recomendaciones para hablar de sexo con los niños

Para lograr que hablar de sexo con los niños no sea una experiencia desagradable, puedes seguir las siguientes recomendaciones:

  • Evita reírte o burlarte de lo que el niño está preguntando. De hacerlo, podrías ocasionar que el pequeño se sienta avergonzado y no quiera hacer más preguntas.
  • Muestra una actitud desenfadada, abierta a escuchar y responder todo tipo de preguntas que puedan realizar tus hijos.
  • Responde de forma breve y sencilla. Si el niño quiere saber más, hará otras preguntas. Recuerda que debes utilizar un lenguaje adecuado a la edad de tu hijo.
  • Sé honesto y utiliza los nombres propios de las partes del cuerpo.
  • Demuestra interés en resolver las inquietudes del niño. Una vez que hayas respondido, puedes preguntarle si lograste aclarar su duda.
  • Presta atención a la forma en la que el niño hace las preguntas y acepta las respuestas. Igualmente, las reacciones y gestos dicen mucho de lo que puede pensar el niño en relación a un tema o una respuesta.
  • Ten paciencia y disposición para repetir la información. Hablar de sexo con los niños puede ser un tema que genere mucha curiosidad con frecuencia.

En caso de que tengas dificultades para tocar estos temas con tus hijos, puedes buscar ayuda. Intenta preguntarle a tus amigos u otros padres cómo abordan ellos esta charla. También puedes hablarlo con algún psicólogo o con el pediatra.

Preguntas que suelen hacer los niños

Todos los niños hacen preguntas. Dependiendo de la edad que tengan, estas interrogantes pueden ser más o menos específicas.

Niños hasta los 4 años

Un bebé que esté entre los 18 meses a los 3 años está aprendiendo a hablar y a conocer su cuerpo. Antes de inventar nombres para las partes del cuerpo, es mejor llamarlas por su nombre correcto. Así los niños no se confundirán luego ni tendrán ideas erradas. También les vas indicando cuáles son las partes privadas.

De los 4 a los 5 años de edad, los pequeños se muestran más interesados hacia los aspectos básicos de la sexualidad. Es normal que hagan preguntas sobre sus genitales y los del sexo opuesto. En este momento se les debe enseñar qué comportamientos están bien y cuáles no. Explícale lo siguiente:

  • Es normal y natural interesarse en los órganos sexuales.
  • No es adecuado quitarse la ropa y jugar con los genitales en público.
  • Nadie tiene el derecho de tocar las zonas privadas del cuerpo del niño. No importa si son amigos cercanos o parientes. Esto sólo debe hacerlo el médico en la consulta y con el permiso de los padres. Los padres también lo pueden hacer si es para revisar alguna molestia o afección. Lee aquí sobre la prevención del maltrato infantil.

Hablar de sexo con los niños

Niños a partir de los 5 años

Los infantes de 5 a 7 años tienen mayor conocimiento sobre las relaciones interpersonales y pueden sentir curiosidad sobre el comportamiento sexual de los adultos. Esto los puede llevar a hacer preguntas con un mayor grado de complejidad, para poder entender procesos como la formación de un bebé, por ejemplo.

No necesariamente van a preguntarle todo a sus padres. Puede que algunas reflexiones las hagan por sí mismos o las conversen con otros niños. Sea como fuere, es importante que todo lo que se les enseñe a esta edad sea desde el punto de vista de la salud. Hablar de sexo con los niños debe comenzar por ser un acto natural y saludable siempre que sea con responsabilidad.

Cuando se trata de niños más grandes, de 8 a 9 años de edad ya tienen mejor definido lo que está bien y lo que no. Puede que hagan preguntas sobre la forma en la que se conocieron o se enamoraron los padres. Cuando se tratan los temas de relaciones y amor, también podrían surgir preguntas sobre las relaciones homosexuales.

En este momento, las opiniones familiares respecto al tema pueden ayudar a explicar estas relaciones. En cualquier caso, lo mejor es indicarle al niño que amar a una persona no tiene que ver con el género y que esto es diferente a sentir atracción sexual por alguien.

No olvides que desde esta edad, los niños se están preparando físicamente para la llegada de la pubertad. Es por ello, que deben tener información adecuada y responsable sobre el sexo y la sexualidad.

Algunas preguntas frecuentes al hablar de sexo con los niños

Las siguientes preguntas son muy comunes en los niños cuando se trata de temas relacionados al sexo. Te ofrecemos algunas formas de contestarlas para que no te encuentres en apuros:

Hablar de sexo con los niños

¿Cómo se hacen los bebés? ¿Cómo llegué a tu barriga?

Si se trata de bebés de 3 a 4 años, puedes utilizar la historia de la semilla. Cuando mamá y papá se quieren mucho, a veces toman la importante decisión de tener un bebé. En ese momento, el papá pone una semillita dentro de la panza de mamá.

Esta semilla empieza a crecer y poco a poco se convierte en un bebé. Una vez que el bebé ha crecido un poco más, tiene que salir de la barriga de mami para poder estar con toda la familia.

Si le estás explicando esto a un niño que tenga alrededor de 6 o 7 años, ya puedes usar los nombres de espermatozoides y óvulos. La historia cambiaría un poco al explicar que el papá le da unos espermatozoides a los óvulos de la mamá. Se involucran el pene y la vagina. También te puedes apoyar en ilustraciones de libros para explicar esto.

¿Cómo crece el bebé en la barriga? ¿Cómo salí?

“Los bebés al principio son muy pequeñitos. Con el tiempo se va formando su cuerpo, desde los órganos hasta la piel, mientras van creciendo. Mientras están en la barriga de mamá, se alimentan de lo que ella come, a través del cordón umbilical, en el ombligo.

Una vez que ya se formaron por completo, el bebé puede salir del cuerpo de mamá por el canal de parto, en la vagina. También hay otra forma de salir que es por una operación, cuando es una situación especial. En ambos casos, la mamá debe ir al hospital para que los médicos ayuden al bebé a salir.”

¿Por qué yo tengo pene y las niñas no?

Al hablar de sexo con los niños, se les debe indicar que hay dos géneros, el masculino y el femenino.

“Según la biología, el género masculino, como los niños y los hombres, tienen un órgano reproductor hacia afuera, que es el pene. Las niñas y las mujeres pertenecen al género femenino y su órgano reproductor es hacia adentro del cuerpo, llamado vagina.”

Para transmitir mejor esta explicación, busca libros que tengan ilustraciones de los genitales. Así los niños podrán comparar los órganos de cada género.

¿Cómo tienen relaciones sexuales los papás? ¿Qué es hacer el amor?

“Tener relaciones sexuales o hacer el amor es un acto que sucede cuando dos personas adultas se aman mucho, como mamá y papá. Estos adultos se hacen cariños y unen sus cuerpos en un momento de intimidad.”

Hablar de sexo con los niños

¿Por qué son diferentes los cuerpos de papá y mamá?

Aprovechar el momento del baño o de vestirse puede servir para explicarle a los niños que:

“El cuerpo va cambiando a medida que crece. Por eso, los genitales de los padres son más grandes que los de los niños.

En ese mismo proceso de desarrollo del cuerpo, aparece el vello púbico en las axilas, zonas íntimas o la barba y el bigote en los hombres. A las niñas les crecen los senos y les llega la menstruación.”

¿Por qué a algunos hombres les gustan los hombres?

“Cuando los bebés nacen y van creciendo, primero están en compañía de sus familiares y amigos. Luego, sienten la necesidad de estar también con una pareja afectiva. A esta persona se le llama novio o novia.

Normalmente, las parejas son heterosexuales, es decir, un hombre y una mujer. Pero también hay parejas homosexuales o del mismo sexo.

Cuando son dos hombres, se les suele llamar gay. Si son dos mujeres, se les llama lesbianas. Estas parejas son personas que se quieren mucho y que tienen gusto por el mismo sexo y por eso están juntas. Cada persona tiene el derecho de estar con quien más le guste, sobre todo si es un sentimiento mutuo y eso se debe respetar.”

¿Por qué hay familias con una sola mamá?

“Las familias pueden ser diferentes. Se pueden encontrar familias con mamá y papá, pero también hay otras donde sólo está el papá, o sólo la mamá.

Existen familias donde hay dos papás o dos mamás. Las circunstancias por las que esto ocurre pueden ser muy variadas, pero lo más importante es que en todas las familias haya mucho amor y respeto.”

Me da vergüenza que me veas

A partir de los 3 o 4 años de edad, los niños se vuelven más conscientes de cómo es su cuerpo y de que hay zonas íntimas. Por eso es normal que a veces les dé vergüenza que los vean sin ropa. No deben considerar esto como un mal comportamiento y más bien deben defender siempre su cuerpo e intimidad.

Para concluir, recuerda siempre estar abierto a conversar con tus hijos de todo lo que ellos deseen. Incluso si sus preguntas te generan vergüenza o incomodidad, es mejor que ellos vean en ti a alguien en quien pueden confiar para resolver sus dudas. Siempre habrá preguntas que te dejarán sin una respuesta inmediata, por eso debes prepararte. Puedes leer también sobre la interpretación de dibujos de niños.

Deja un comentario