Derecho a la Alimentación del Niño, Lo Que Se Debe Saber

El Derecho a la Alimentación del Niño es sumamente importante por la repercusión que este tiene en su desarrollo físico, cognitivo y mental. Pero ¿a qué se refiere esto? ¿porqué es tan importante este derecho? ¿cuáles son las consecuencias de que se vulnere? Pues bien, quédate con nosotros para que te enteres de las respuestas a todas estas interrogantes y muchas cosas más sobre este importante tema.

Derecho a la Alimentación del Niño

A partir del año 1959, se aprobó una declaración con todos los derechos del niño y el adolescente, que se suman a otros derechos universales como el derecho a la vida, el derecho a la educación, etc. Dentro de estos derechos se indica que “Todos los niños y adolescentes deben tener garantizado el derecho a la alimentación”. Esto significa que dicha alimentación debe ser accesible y de calidad.

Corresponde por parte del estado, los representantes, familiares, así como cualquiera que se encuentre en contacto con el niño; velar porque este derecho se cumpla y tomar las acciones necesarias cuando sea vulnerado.

El problema, es que una cosa es lo que se plasma en el papel, y otra lo que realmente ocurre en muchas zonas del mundo donde millones de niños carecen de una adecuada alimentación. Siendo los países del tercer mundo y los sectores populares los más afectados.

Este es el cuarto derecho escrito en esta declaración, junto con otros de mucha importancia como el derecho a la vida, a la educación, a la vivienda, a la salud y los servicios médicos, entre otros.

¿Por qué es importante que se cumpla este derecho?

La alimentación es parte fundamental para la vida de los seres humanos, es el combustible que nos permite movernos y favorece a que nos encontremos saludables. Esto que acabamos de decir aplica para todas las personas indiferentemente de la edad, sexo o etnia.

En todo caso, con los niños y los adolescentes, el tema de la alimentación suele ganar mayor relevancia debido a la importancia que tiene en el desarrollo físico, cognitivo y mental del niño.

Si durante la infancia, se niega el derecho a la alimentación o se restringe la cantidad de nutrientes que se debe recibir; se incrementa la posibilidad de sufrir distintas consecuencias que van desde un pobre desarrollo físico y mental, hasta problemas crónicos como la desnutrición que pueden culminar en la muerte.

Los primeros años de vida de los seres humanos son los más sensibles ante las alteraciones y cambios en su dieta y nutrición. Desde una perspectiva biológica, los cuerpos de los niños aun están en desarrollo: su sistema nervioso y su cerebro aun continúan efectuando cambios que influirán de forma directa en la personalidad del niño. Sus músculos, sus huesos y el niño en general aun están en proceso de crecimiento.

Estos peligros se incrementan aun más, cuando los niños llegan a la etapa de la pubertad. Ya que se comienzan a efectuar cambios drásticos que ponen fin al cuerpo de niño, para dar paso al cuerpo de un adulto. De hecho, este el período más peligroso que deben afrontar los niños que sufren de desnutrición. Ya que los datos indican que el mayor número de muertes por esta causa se da durante este período evolutivo.

Para aquellos que logran sobrevivir, pueden presentar una desarrollo incompleto en sus aparatos reproductores, niveles de estatura y peso inferiores al de las personas promedio, menor porcentaje de masa cerebral y un sin fin de problemas crónicos.

A nivel cognitivo y de personalidad, el niño tiene mayores probabilidades de sufrir alteraciones negativas de su autoconcepto, un menor nivel de autoestima e incluso posible retraimiento social. Por otro lado, son más propensos a sufrir trastornos del estado del ánimo como la depresión o a la ansiedad. Su rendimiento académico también suele ser inferior al promedio.

Según datos estadísticos de la UNICEF, más de 149 millones de niños en todo el mundo padecen retraso en su desarrollo y poseen una talla y peso inferior al esperado para su edad.

¿Qué implica que la alimentación sea saludable?

Como pudimos apreciar en el apartado anterior, vulnerar este derecho afecta todos los ámbitos de la vida del niño. Pero, ¿cómo se saber cuando se esta cumpliendo este derecho?

Son muchos los organismos internacionales que reconocen este derecho como uno de los fundamentales, que además; posee un carácter universal. Pero para corroborar que efectivamente se esta cumpliendo, es necesario que se satisfagan los siguiente criterios:

  • Cumplir este derecho significa que el niño siempre tendrá la posibilidad de acceder a los alimentos que necesita. Para ello, se debe garantizar que exista suficiente cantidad de alimentos para toda la población.
  • Siguiendo el mismo orden de ideas del punto anterior, los alimentos deben ser capaces de adquirirse a través del cultivo y la ganadería, o si se adquieren de aquellas personas o empresas que los producen. Esto último significa que no se le puede negar la posibilidad de adquirir alimentos a una persona.
  • El derecho a la alimentación del niño, implica que no basta solo que posea un plato de comida en el desayuno, en el almuerzo y en la cena. Sino que estas comidas deben ser saludables, balanceadas y nutritivas. Un niño que desayuna solo pan con mantequilla, almuerza siempre pasta y desayuna de nuevo pan con mantequilla; eventualmente tendrá problemas alimenticios porque sus comidas carecen de todos los nutrientes que requiere para su adecuado desarrollo.
  • Se debe garantizar este derecho indiferentemente de las circunstancias por la que este atravesando la familia, la comunidad, el país o el mundo. Ya sea que haya un desastre natural, una pandemia, conflictos armados, etc.
  • Se debe garantizar además, la calidad de los alimentos y la potabilización del agua que se ingiere.

DERECHO A LA ALIMENTACIÓN DEL NIÑO

¿Cómo tener un menú saludable para Niños 3 Años o más?

Nuestro principal consejo, es que si tienes dudas sobre la nutrición de tus hijos y deseas asesorarte. Te recomendamos que “visites a un profesional de la salud“, en específico a un nutricionista. No es lo mismo tener ejemplos sobre como debe ser una dieta balanceada, y tener una asesoría personalizada sobre la alimentación que haz estado llevando hasta la fecha, así como los cambios que debes realizar para mejorar tu alimentación y la de toda tu familia.

Por otro lado, dependiendo del lugar donde vivas debe haber facilidad para adquirir algunos alimentos y dificultad para conseguir otros. Una persona capacitada tendrá esto en cuenta y te podrá dar sugerencias y sustituciones de alimentos para que se adecuen a tu necesidad tomando en consideración tu contexto.

Dicho lo anterior, procedemos a indicarte algunas consideraciones que debes tomar en cuenta al momento de alimentar a un niño con una edad superior a los tres años:

  • Asegúrate que los alimentos que le das a tus hijos están en buenas condiciones y que no ha pasado la fecha de caducidad.
  • Es común que todos tengamos alguna reacción alérgica a algún alimento. Debes estar pendiente de como reacciona el niño al ingerir nuevos alimentos por primera vez. De estar en tus posibilidades, te recomendamos realizar una prueba para conocer a que es alérgico.

DERECHO A LA ALIMENTACIÓN DEL NIÑO

En cuanto a los grupos alimenticios, debes tratar que su dieta sea balanceada. Rica y variada en verduras, hortalizas, frutas, lácteos, proteínas, etc. Asegúrate de motivar al niño a comer todo tipo de alimentos sanos y evita que se acostumbre al consumo excesivo de golosinas, alimentos con grasas saturadas y colorantes, etc. El derecho a la alimentación del niño es obligatorio, pero hay que ser responsables con los alimentos que le damos a los niños.

Si además de cuidar la alimentación de tus hijos, deseas divertirte con ellos en familia, visita retos donde te brindaremos variados juegos a realizar con ellos y tus otros parientes.

Deja un comentario