Familia feliz, ¿Cómo formar una de ellas? y más

En muchas ocasiones la sociedad pasa por alto la importancia de tener una familia feliz, de qué se trata o qué se necesita para formarla y mantenerla. En este artículo conocerás sobre los grupos familiares y algunos tips para saber cómo es la tuya.

Familia feliz

La clave para tener una familia feliz

Lo primero que debes tomar en cuenta es que la paciencia y el tiempo compartido son fundamentales para una familia feliz, en este sentido debes evitar estresarte y que el ritmo de la vida te impida disfrutar momentos con tus seres queridos.

Tener una familia feliz se fundamenta en la unión de sus miembros, es necesario hacer una pausa de las obligaciones diarias, esto te ayudará a estar más unido a las personas que amas, compartir obligaciones, tareas y actividades también es de gran ayuda.

Claves para una convivencia más feliz al lado de la familia

En esta sección te ofrecemos una serie de consejos para una familia unida y feliz, cabe mencionar que el dinero no es un impedimento para que las familias logren alcanzar una felicidad duradera y plena, echa un vistazo:

Conocer lo que nos hacen bien

Aunque las cosas no salgan como se planean, es importante apartar un espacio de tiempo en el día y hacer uso de las reservas de energía para realizar algo que nos guste y si es en familia, mucho mejor.

¿Cómo realizarlo?

Quizá parezca trivial, pero cada actividad que hagas con tus seres queridos influye enormemente en el resultado cuando se trata de formar una familia feliz. No hace falta invertir mucho tiempo o dinero, cosas tan sencillas como pedirle a los más pequeños de la casa a realizar un cartel sobre “lo que me hace bien, cuando me va mal’’ serán muy efectivas para conocerse.

Para la elaboración del cartel solo necesitarás una cartulina, papel, colores, un pincel, revistas, pega, catálogos y una tijera, los más grandes ayudarán a los más pequeños para pegar recortes de todo lo que a ellos los hace muy felices o, si es de su preferencia, pueden colorear.

Quizá te interese saber todo lo referente a llorar, un acto completamente natural que además ayuda a depurar las malas energías.

En relación con las actividades conjuntas, es fundamental que los padres tengan presente que no deben obstaculizar a los niños cuando buscan la manera de relajarse, cada quien debe investigar por sí mismo lo que le hace bien. Sin embargo, es buena idea que los representantes hagan sus propios carteles que digan “lo que les hace felices, cuando les va mal’’

Expresar los sentimientos

Las emociones como rabia, dolor y tristeza en los más pequeños requieren apoyo para superarse. Cuando los padres no prestan suficiente atención a esos sentimientos, se intensifican y para todos los involucrados será más complicado manejarlos.

¿Cómo manejarlos?

  • Hay que admitir los sentimientos de los niños y tratar de entender por qué se sienten de esa manera, quizá sientan estrés por la exigencia de parte de los padres en muchos aspectos como el deporte, el hogar o la escuela, también influyen las dificultades con los amigos o simplemente porque no encuentran motivaciones para sentirse felices en determinado momento.
  • Es fundamental que los padres tengan en cuenta las experiencias vividas en el pasado, es parte de conocerse y esto les ayudará a saber cómo se sienten los niños, es necesario que el infante sienta que su representante le comprende y se solidariza con él sin tener la obligación de darle consejos.
  • Cuando el niño esté más calmado, se debe buscar el momento y la forma adecuada para expresar las emociones y controlarlas especialmente cuando puedan ocasionarle daño a otras personas. Por ejemplo, es necesario enseñarle a manejar rabia e ira y aconsejarle sobre cómo comportarse la próxima vez que las sienta.

Familia feliz

Mantener bajo control las peleas de hermanos

En ocasiones nos parece que los niños se están peleando con mucha frecuencia y por difícil que pueda parecer, si no se compromete la integridad de ninguno, es recomendable no inmiscuirse y dejar que aclaren sus diferencias por sí solos.

Los niños pueden arreglar sus problemas solos, aprenden con bastante facilidad a exigir, negociar y hacer las paces. A continuación encontrarás algunas opciones  que pueden ser de ayuda para los padres en estos casos:

  • Es recomendable estar fuera de círculo de observación de los niños, ya que esto puede ocasionar discusiones de mentira o llegar a hacerse daño para que los padres intervengan y pongan su atención en ellos.
  • Cuando se presentan peleas y discusiones entre hermanos, debes actuar abordando al más fuerte para hacerle reflexionar que debe usar su fortaleza para el bien y ayudar al prójimo, no para obligar a los demás.
  • Es fundamental que cada infante cuente con sus propios amigos, los hermanos y primos pueden jugar juntos de vez en cuando, pero no es su obligación hacerlo todo el tiempo.
  • Es necesario brindar algunos minutos o una hora a cada niño por lo menos tres días a la semana para estar solo, el menor debe mantener presente que el tiempo dedicado es exclusivo para él, así se esté cumpliendo con las tareas del colegio. Al darle este espacio de tiempo, sentirá que sus padres confían en él, aprenderá a seguir las normas para seguir disfrutando de este privilegio y podrá conocerse más a sí mismo.

Confiar en las facultades del niño

Hay que pensar detenidamente si es necesario decir constantemente “No’’ a los  niños, si la situación no lo amerita es preferible dejar que sea él mismo, te sorprenderá lo que es capaz de hacer y cómo se puede defender solo, esto es parte de ser una familia feliz e independiente.

Dar obsequios con valor

Es lindo que un padre sea capaz de escribir a su hijo una carta como detalle para el día de su cumpleaños, recordando los momentos más especiales o divertidos, sus progresos y actividades favoritas. Con esto el infante tendrá una interpretación más personal sobre la historia de su vida, se sentirá amado, apreciado y al cumplir cierta edad podrá conservar todas las cartas y atesorarlas como una parte de su infancia.

Repartir las tareas del hogar

Para la familia feliz es primordial idear una lista con los pasos a seguir o las tareas a realizar de manera que todos los miembros colaboren y trabajen por igual, con esto también se enseña autonomía y responsabilidad a los hijos. Fíjate cómo puedes coordinar esas actividades hogareñas:

Primer paso

Lo primero a realizar es una enumeración de las tareas de la casa, sacar copias y entregarle una a cada miembro de la familia, justo al lado de cada actividad se debe apuntar el nombre para que identificar a quién corresponde.

Segundo paso

Es importante que cada integrante de la familia exprese si es de su agrado o no la tarea que le asignaron. Se puede dedicar un espacio en la lista para especificar si le gusta, no es de su agrado o no le gusta para nada.

Descubre todo lo que debes saber sobre los amigos y por qué son necesarios en la vida de las personas.

Familia feliz

Tercer paso

Todos los integrantes del grupo familiar deben dar su punto de vista y valorar las tareas que no han marcado, sin embargo los padres pueden ofrecer la opción de intercambiar tareas y llegar a acuerdos. En cuanto a las actividades más pesadas que nadie quiera realizar, es necesario que se impongan turnos, ofreciendo la opción de intercalar las tareas o cambiarlas para que todos tengan oportunidad de realizarlas y nadie sea perjudicado.

También es necesario fijar un lapso de tiempo para cumplir con dichas tareas, muchas veces a los niños les cuesta más cumplir con las actividades que a los jóvenes, pero de eso se trata, ayudarse entre todos para cumplir con lo acordado forma a una familia feliz.

Sobrellevar el aburrimiento

Hay maneras de hacer que los miembros de la familia no se aburran tanto, en especial los niños que son más inquietos, echa un vistazo a estas opciones:

  • El fastidio forma parte de la rutina diaria de las familias y más que todo en los niños, es fundamental dedicar tiempo a las actividades en conjunto, siempre es buena idea recurrir a dinámicas educativas y divertidas.
  • En ocasiones, el niño por sí solo buscará la manera de entretenerse con algo diferente y divertido. Si no pone en riesgo su seguridad, ¡adelante!
  • La imaginación de los pequeños puede llegar a sorprenderte, en cuestión de minutos son capaces de crear una casa de muñecas con simples cajas de cartón y pasar largo rato jugando con ella, involúcrate en estas actividades.

Familia feliz

Mantener la calma

Cuando se tienen hijos, en ocasiones tendrás que reaccionar a algunas situaciones que no sepas cómo manejar y la clave será mantener la calma. También, pueden ser de ayuda los siguientes consejos:

  • Estresarse es muy fácil cuando hay mucho por hacer y no se están cumpliendo los tiempos o los objetivos por cualquier circunstancia. Especialmente en tiempos de pandemia cuando muchos niños están recibiendo su educación en casa y los padres pierden la paciencia con facilidad, lo primero es fijar el rumbo educativo y definir la manera más fácil de llegar a ellos para cumplir con todas las actividades pautadas.
  • Diariamente es necesario ofrecer a los niños un tiempo libre de las tareas o responsabilidades. Además, como padre deberás considerar frecuentemente si están actuando debidamente o hay que corregir algo a tiempo.

La familia feliz se construye con dedicación, amor, cariño, paciencia y  confianza, siendo constantes en las actividades y tareas que se deben cumplir como miembro de ese grupo tan bonito que todo lo hace posible.

Deja un comentario