Actividades musicales para niños, despierta su interés

En esta oportunidad te traemos una interesante reseña sobre distintas actividades musicales para niños las cuales puedes poner en práctica en casa, las habilidades musicales son un gran potenciador de distintas características relacionadas al aprendizaje y a la inteligencia, descubre el modo de despertarlas con música, acompáñanos.

Actividades musicales para niños

¿Por qué es importante la música en los niños?

Las actividades musicales para niños pueden ser una enorme herramienta para despertar en ellos una multitud de intereses y habilidades completamente nuevas, la música es una actividad artística que también requiere de mucha disciplina para poder lograr su aprendizaje, esto puede destapar distintas habilidades en el infante, como la memoria, el aprendizaje de nuevos sonidos, las habilidades cognitivas pueden aumentar considerablemente, en cuanto a las características psicológicas, los niños aprenden a drenar sus emociones a través de la música.

Existen numerosas maneras de poner en práctica esta habilidad, desde el canto, con sus distintas modulaciones de tono, trabajar la afinación y tener la capacidad de componer letras propias donde se expresen creativamente, hasta todo lo relacionado con tocar algún instrumento.

Desde el piano, el cual es el más elemental de los instrumentos, hasta la guitarra y la complejidad del violín, las posibilidades son infinitas. A continuación, se te mostrarán una serie de actividades las cuales servirán para introducir al infante en el mundo de la música, comencemos. Descubre todo lo relacionado con los juegos de alberca aquí.

   Actividades musicales para niños

Existen muchas alternativas para poder introducir en la música a los más pequeños de la casa, sin embargo, lo más importante de todo esto es el interés por la música que estos puedan desarrollar, es por ello que para que los niños entren de a poco en todo el universo musical es importante que prueben paso a paso con actividades muy sencillas para que de esta manera su interés por los ritmos y melodías vaya creciendo día con día, dentro de las más sencillas están las siguientes recomendaciones:

  1. Realizar música usando las partes de su cuerpo:  Esto quiere decir, que el niño debe hacer lo que se conoce en inglés como “body percussion“, consiste en poder realizar distintos sonidos con palmadas rítmicas en las manos, palmenadose las piernas , la barriga, los mofletes, entre otras partes del cuerpo, con este ejercicio, los niños logran aprender un elemento fundamental en la música, el ritmo, una vez se familiaricen con él, lo verán como un juego.
  2. Experimentar con distintos sonidos desde sus bocas: Existen enormes diferencias entre pronunciar una “a” con un tiempo largo de pronunciación, que pronunciar la misma vocal de manera corta y rápida, otro ejemplo práctico es pronunciar una “u” colocando los labios muy cerrados o tapándose la nariz, inclusive la simple acción de silbar puede ser un gran ejercicio musical para niños pequeños. Después de esto los adultos pueden inventar una canción solo con sonidos, de esta manera practicarán distintas maneras musicales.
  3. Diálogo con sonidos del cuerpo y de la boca. Esta sería una divertida mezcla entre las dos actividades anteriores que se acaban de repasar, y es un ejercicio ideal para niños pequeños, la actividad consiste en que el adulto coloque una base de sonidos y el niño las repita al igual que un eco, también pueden intentar responder a ese sonido con una variación de musicalidad para darle más sazón al ritmo.
  4. Imitar sonidos del entorno: Este puede ser una de las actividades más divertidas de la lista, ya que solo consiste en decirles a los niños que su única tarea es repetir todos los sonidos que escuchen como por ejemplo de animales, de electrodomésticos, o jugar con algunas palabras de manera creativa. Esto se puede realizar en el parque, en casa o de excursión, la única herramienta que se necesita es estar rodeado de distintos sonidos para imitar.
  5. Hacer sonar instrumentos musicales: Este es uno de los mejores ejercicios si se quiere que el niño más adelante aprenda a tocar un instrumento, es por ello que se deben buscar instrumentos adecuados para niños como lo son las panderetas, tambores, maracas, algunas flautas, guitarras infantiles, entre otros instrumentos. La finalidad es intentar buscar ritmos adecuados para que los niños se familiaricen con los mismos, de esta manera, más adelante, podrán dominar instrumentos más complejos como la guitarra clásica o una batería.
  6. Inventar o construir instrumentos: Muchas veces no es tan necesario contar con instrumentos estándar para poder realizar distintos ritmos musicales, solo basta con poder realizar sus propios instrumentos con utensilios caseros, como por ejemplo, tazas de plástico como tambores, improvisar una flauta con una botella, entre otros elementos que se pueden utilizar para poder crear música con ellos.
  7. Escuchar sonidos de su medio ambiente: Una práctica para poder entrenar de manera muy efectiva el oído de los niños es que los mismos escuchen de manera muy atenta todo lo relacionado a los sonidos que se encuentren en su medio ambiente, tanto los sonidos naturales que pueden escuchar en el jardín, como los sonidos artificiales que pueden escuchar dentro de la casa , después de esto, deben describirlos de manera adecuada para que internalicen lo que han escuchado.
  8. Dibujar los sonidos: Esta se trata de una de las actividades más osadas que se pueden hacer y sirve para ayudar a los niños en su creatividad, expresión emocional y otras importantes habilidades a nivel musical, al expresar los sonidos en dibujos estarán desarrollando lentamente su capacidad motriz fina.
  9. Imaginar historias a partir de un sonido: Esta actividad, como la anterior sirve para poder explotar todo lo relacionado a la creatividad en los niños, gracias a su imaginación, se les puede pedir que creen una historia a partir de un sonido que hayan escuchado antes.
  10. Ponerle música a los cuentos: Este se trata del ejercicio contrario, debido a que los niños deben crear una banda sonora simple para los cuentos que están acostumbrados a leer, de esta manera se incentiva su creatividad artística y su imaginación.
  11. Bailar: Existen muchas razones por las cuales el baile resulta en un excelente ejercicio musical además de ser una de las actividades musicales para niños más divertidas y físicas que se puede realizar, el baile ayuda a que el niño se desinhiba y pierda la pena en muchas ocasiones. Con los niños más pequeños es una manera muy útil de poder practicar todo lo relacionado a los ritmos, desde los más simples hasta los de mayor complejidad, sin olvidarse del baile libre alocado.
  12. Alumnos de nuestros hijos: En ocasiones los niños pueden poseer grandes dones para la música, cuando menos se lo esperan, los padres se dan cuenta que pueden aprender diversas cosas de sus propios hijos, algo maravilloso.
  13. Grabar las interpretaciones artísticas: Grabar las actividades musicales para niños puede resultar en uno de los mejores ejercicios que pueden existir, a los niños les encanta verse reflejados en un vídeo, tocando algún instrumento, bailando o cantando de manera despreocupada, es una experiencia única para ellos.
  14. Aprender canciones en instrumentos: Los niños pueden aprender canciones en instrumentos sencillos como por ejemplo un teclado, deben ser canciones simples para evitar que se frustren por canciones más difíciles
  15. Poner banda sonora a su estado de ánimo: Se le pueden preguntar a los niños mas grandes que tienen más consciencia de sus propias emociones, sobre que canción le recuerda su estado de ánimo, si se sienten tristes o alegres.

Actividades musicales para niños

Beneficios de las actividades musicales

Como ya quedó demostrado, pueden existir una gran cantidad de actividades musicales para niños de cualquier edad las cuales resultan altamente beneficiosas para ellos, estas se pueden practicar dentro de la casa o en un ambiente abierto.

Dentro de las ventajas que pueden aportar estas actividades musicales para niños a los más pequeños de la casa están la de poder desarrollar la coordinación motriz y mental , la concentración en una tarea específica, la atención a las lecciones que se le den, la memoria al recordar las actividades que realizaron, desarrollan un oído más agudo de lo normal, también pueden desarrollar todo lo referente a lo que es la imaginación y la creatividad dentro de las habilidades emocionales en el espectro de potenciales ventajas activas de la música.

En conclusión se puede referir a la música como un lenguaje universal, el cual está en todos lados, a toda hora y en cualquier momento, enseñar a los niños a que aprecien ese tipo inigualable de arte y que más adelante puedan disfrutar de crear música no tiene precio, es una ventaja que pueden gozar y que hará que exploten sus habilidades en otras disciplinas, siendo más responsables, teniendo más concentración en las tareas que realizan y no menos importantes, sabiendo expresar esa sensibilidad emocional a través de la belleza de la música, algo inigualable.

De esta manera finalizamos este importante artículo donde se pudo aprender de manera significativa todo lo relacionado con las actividades musicales para niños, desde sus beneficios, hasta todo lo relacionado con las prácticas que pueden realizar los niños para poder realizar distintos tipos sonidos o referencias musicales, gracias por acompañarnos y leernos, ¡hasta la próxima!

Deja un comentario