Fábula del León y el Ratón, una amena lectura y más

Entre las fábulas de Esopo encontramos el cuento de el león y el ratón que es considerada una muy famosa historia y amada por los niños de todas las edades, por lo que en este articulo te mostraremos esta hermosa historia y preguntas que podrías hacerle a tus niños a ver que aprendieron de esta fábula del león y el ratón, entonces sigue leyendo.

fábula del león y el ratón

Fábula del León y el Ratón

Esta fábula el león y el ratón comienza en un mundo mágico en el que los animales hablan, se encontraba un bosque gigantesco ocupado por todos los animales del mundo; mientras algunos conviven con humanos y otros eran cazados, en este bosque gobernaba un gran león al cual muchos respetaban y admiraban.

Un día el gran león después de cazar su comida estaba muy cansado por lo que decidió tomarse una siesta mientras descansaba la comida debajo de un árbol de gran tamaño que se encontraba en su camino, mientras el león dormía, del árbol salen algunos ratones que al ver que estaba dormido el rey, no vieron peligro alguno.

Empezaron a jugar alrededor del gran león a las escondidas, mientras los demás ratones se esconden alrededor del león uno de ellos decidió esconderse en la melena del felino, haciendo que después de un tiempo por las cosquillas que sentía gracias al ratón, el gran león se despertará.

Furioso por haberse despertado de un magnífico sueño, el león atrapó al ratón mientras el resto huía de la escena; le gruño:

–  ¿Por qué un pequeño ratón insignificante como tú se atreve a molestar mi sueño? por tu imprudencia y falta de respeto te voy a comer para que los demás animales de tu especie aprendan cuál es su posición.

fábula del león y el ratón

El ratoncito que se encontraba muy asustado, no dejaba de pensar que era muy tonto por haberse montado encima del león, por lo que cuando pudo reaccionar a la amenaza del león el ratón le contestó:

-¡Se lo imploro señor gran león, no me mate! ya no lo molestaré más, se lo aseguro señor hasta me mudare si es necesario, si me deja ir le estaré muy agradecido, por favor puede que algún día en el futuro me necesite.

El león sin creer lo que oía lanzó una gran carcajada, que sin soltar al ratón lo acercó a su cara mirándolo fijamente para decirle aun riendo:

– ¿Cómo un ratón tan chiquito como tu podría ayudarme a mí en algo? eres muy chistoso, ya hasta me duelen las costillas de tanto reír.

A pesar de que el ratón se sintió muy ofendido por su comentario, siguió insistiendo en que lo dejara vivir, ya que en algún futuro cercano podría necesitarlo, hasta que el león cansado y afectado por lo que el pequeño ratón había dicho lo dejó libre de irse.

Luego de eso no volvieron a verse hasta que un día el león aburrido paseaba por el bosque buscando que hacer cayo en una trampa de unos cazadores que habían estado acechando la zona anteriormente, mientras que por otro lado el pequeño ratón que ayudaba a sus hermanos a recolectar comida escucho unos rugidos tan altos que hacían vibrar el suelo por donde caminaba.

Por lo que el ratón curioso decidió ir a investigar que era ese sonido, encontrando al gran león atrapado en una red que usaban los humanos para cazar animales grandes para luego llevarlos, entonces el valiente ratoncito decidió ayudarlo recordando que él lo había dejado vivir. De pronto exclamo:

– Gran león no te preocupes, yo soy chiquito por lo que puedo romper estas cuerdas por lo que podré salvarlo antes de que lleguen los cazadores.

– ¿Pero cómo vas a hacer eso? eres demasiado pequeño para poder ayudarme antes de que lleguen los cazadores

El ratón mientras escuchaba al león hablar se mantenía mordiendo las cuerdas que mantenían preso al gran león, logrando sacarlo ilezo de aquellas redes, entonces comentó:

– Hace unos cuantos días te burlaste en mi cara sobre que es lo que podría hacer un animal tan pequeño como yo por ti, pues esta es tu respuesta, los animales grandes también necesitan de nosotros los pequeños para vivir.

El león arrepentido por todo lo que le había dicho anteriormente al ratón le pidió disculpas y las gracias por haberlo salvado de una muerte segura a manos de algún cazador, luego de eso los dos animales fueron muy grandes amigos para siempre.

Fin.

Moraleja de la Fábula el León y el Ratón

En esta fábula el león y el ratón nos presenta una moraleja para que los niños aprendan que ningún acto que uno haga con honestidad y con cariño tiene su retribución, ya que siempre lo que uno hace por el bien de otro este se le devuelve, igualmente si haces todo lo opuesto y  eres malo con los demás, ellos serán malos contigo.

Jamás se les olvide que si una persona les promete alguna cosa nunca rebajen a esa persona por ser diferente a ustedes o no contar con las mismas cualidades, pues si es alguien honesto, siempre cumplirá con su promesa, siempre trata a todos como iguales si quieres que te traten así.

Preguntas para la comprensión de texto con sus respuestas, para niños

Aquí les dejamos algunas preguntas sobre la fábula el león y el ratón que podrían hacerle a sus niños para mejorar la comprensión del texto y a aprender a diferenciar entre las cosas buenas y malas. Si te gustan los cuentos y las fábulas te recomendamos leer La liebre y la tortuga.

1. ¿Qué ocurrió cuando un león se puso a descansar?: El león cuando se fue a dormir los ratones decidieron salir a jugar a las escondidas y uno de ellos se quiso esconder en la melena del león haciendo que este se despertara.

2. ¿Por qué el león se puso malhumorado?: Porque el ratón se escondió en su melena y lo despertó de su hermoso sueño.

3. ¿Por qué el león atrapó a un ratón?: Porque lo molesto al despertarlo de su sueño haciendo que los demás ratones huyeran y este intenta escapar.

4. ¿Qué dijo el ratón para que el león le dejara libre?: que en algún futuro cercano este lo ayudara en algo y que el león lo necesitaría.

5. ¿Qué pasó después con el león cuando paseaba por el bosque?: Cayó en una trampa hecha por los cazadores que andaban rondando por la zona.

6. ¿Qué hizo el ratón para ayudar al león?: Lo liberó de las redes que lo mantenían cautivo mordiendo las cuerdas.

7. ¿Te ha gustado este cuento?: Esta pregunta es de libre interpretación al lector por lo que no tiene respuesta fija.

8.¿Qué has entendido de este cuento?: Esta pregunta como la anterior dependerá del lector.

Otras fábulas para niños

Si te gusto la fábula el león y el ratón te recomendamos leer otras fábulas de Esopo que podrían llegar a gustarte para entretener a tus niños como el “Lobo y la grulla”, “El Caballo y el Asno”, “El águila, el cuervo y el pastor”, entre otras muchas.  Para mayores detalles sobre ellas, visita: Fábulas de Esopo

Deja un comentario