Normas de cortesía, la mejor forma de enseñarlas y más

Las reglas presentes en el contexto que le circunscriben a las personas, les permiten establecer nexos y relaciones sociales adecuadas para entenderse mutuamente, las  mismas deben enseñarse desde la niñez. Así, que el tema central de este artículo se refiere a las normas de cortesía, el cual te invitamos a leer.

Normas de cortesía

¿Cómo se definen las normas de cortesía?

Las normas de cortesía son reglas que se establecen en la sociedad cuya finalidad es permitirles a sus miembros entenderse fácilmente y además, facilitan la manera de como las personas deben conducirse en el contexto social al cual pertenece.

En tal sentido, las normas de cortesía se hacen evidentes a la hora de socializar con otras personas, pero también en ese momento  se pone en práctica ciertos códigos y creencias que pueden facilitar o no la fluidez de las reglas.

Muchas normas de cortesía son relativas, debido a que se amoldan a la personalidad del individuo, su forma de vida y la situación o contexto en la cual la exhibe. Pero, cuando el buen comportamiento garantiza el desarrollo de nexos sociales que benefician  la convivencia. De ahí, que es preciso iniciar la enseñanza a los niños sobre las normas de cortesía desde muy pequeños.

Principales normas que debes exhibir ante los demás 

Las normas de cortesía permiten la convivencia de todos los habitantes en el contexto social. Por tanto, es imprescindible que los niños vayan construyendo la escala de valores sobre la convivencia y relaciones sociales desde temprana edad.

Enseñar las normas de comportamiento a los niños según el contexto donde se desenvuelva en un momento determinado, es una acción que les corresponde a los papás, docentes y otros adultos significativos en la vida del pequeño.

En este aspecto, es necesario que el niño comprenda que para la convivencia en cada uno de los lugares donde se halle debe saber interrelacionarse con los otros, por ende, adoptar las normas y reglas que son en gran medida elementos que garantizan el éxito social.

A continuación se presentan las diferentes normas de cortesía que requieren ser transmitidas por el adulto a los niños, para que adquieran adecuadas maneras de comportarse en la sociedad.

Normas de carácter Moral

Como carácter moral se refieren a la forma de conducta de las personas, que les facilitan la manera de tener ética con respecto a sí mismo y a los demás. Entre estas normas de cortesía se resaltan:

Puntualidad

La puntualidad es una norma de cortesía que ha ser una regla básica y habitual de nuestro comportamiento, hay que llegar puntual a la escuela, a las citas médicas, al trabajo y a todos los lugares y compromisos adquiridos.

Los papás deben ser un modelo a seguir con respecto a la puntualidad, para que los niños asuman por ejemplo, que esta norma es de vital cumplimiento en el colegio.

Normas de cortesía

No seas soberbio

Es preciso evitar la soberbia cuando nos expresamos, es decir, hablar con naturalidad, evitando en todo momento herir a los demás. Aunque, esta condición es muy personal, es importante que se adopten formas adecuadas para comunicarse.

Sé tú mismo y goza de un buen trato

Una de las normas de cortesía es ser uno mismo, es decir, mostrarse tal cual, pero dentro de las reglas que rigen el comportamiento social, lo que significa que hay que tratar con respeto. Esta norma se puede visualizar en un cuento sobre el respeto que te invitamos a leer.

Actúa y trabaja para siempre verte mejor

Los buenos modales, así como la receptividad aunado de la imagen propia que transmitimos a los demás facilita el desarrollo de la empatía para con los otros.

Criticar o quejarse

Evitar criticar o quejarse es necesario, porque puedes aclarar dudas y dejar claro algún aspecto cuando se conversa, pero cuando criticamos corremos el riesgo de herir la sensibilidad del otro.

Habla con precaución

El tono de voz que se utiliza para la conversación debe ser claro, afable y adecuado. Una de las normas de cortesía es evitar alterarte cuando expongas tus puntos de vista ante los demás, tu voz y gestos hablarán por ti.

No hables de cuestiones personales en redes sociales

La imagen que transmitimos ante las redes sociales es una de las normas de cortesía que se debe exhibir constantemente, así que es preciso evitar comentar por éstas vías, los problemas familiares e individuales que puedan existir, porque ello, es de carácter privado.

Recuerda que tu integridad y la de tu familia es esencial, así que evita emitir comentarios que perjudiquen en este sentido.

Cumple tú palabra

Un compromiso significa responsabilidad al cumplir, porque el dejar de hacerlo, serás visto como irresponsable e incluso mentiroso. Así que solo comprométete con aquello que seas capaz de llevar hasta el final.

Higiene ante todo

Los hábitos de higiene, pueden ubicarse dentro de las normas de cortesía, por ende, cuando se trasgrede este aspecto, la persona queda muy mal vista ante los demás, por ejemplo, chuparse los dientes cuando está con otras personas.

Normas de cortesía

Trato social como normas de cortesía

La forma de cómo se trate a los demás en el contexto social donde se desenvuelva, puede facilitar las relaciones sociales, en caso de incumplimiento afecta la adecuada convivencia. Las normas de cortesía, en esta categoría son:

Invitaciones a cenar

Cuando estés en una reunión y te ofrecen comida, no la desprecies de plano, si ya has comido, acepta solo un poco y señalas que vas a probar porque ya has comido, este permitirá que te vean con buena impresión.

No avergüences a otros

Avergonzar a los demás ante otras personas no es una de las normas de cortesía, así que evita hacerlo, es decir, no hagas lo que no te agrada que te lo hagan a ti.

Haz cumplidos honestos

Los cumplidos que hagas a las personas, deben ser muy honestos evitando herir susceptibilidades. Recuerda que muchas veces las palabras dicen algo, pero los gestos pueden comunicar otra cosa. Deben ser consecuentes ambos aspectos.

Normas de cortesía

Dar las gracias

Es importante ser agradecido  decir “gracias” cuando sea necesario. También, debes utilizar las expresiones “por favor”, “disculpa”, “a la orden”, entre otras. Porque recuerda que la amabilidad forma parte de las normas de cortesía.

Dar las gracias, es una de las normas de cortesía que los adultos deben enseñarles a los niños, de esta manera, éstos estarán atentos para cuando alguien les haga un cumplido, les ayude, sea amable, en fin, sean buenos y educados con ellos. Así que los pequeños serán capaces de expresarlo a través de la palabra gracias.

En el siguiente video, se muestra una canción infantil para dar las gracias.

Quítate la gorra o sombrero en espacios cerrados

Es una costumbre y norma de respeto despojarte de tu sombrero, gorro, pañuelo para entrar en una Iglesia, ir a trabajar, cenar en un restaurante o simplemente ir de visita a casa de un familiar o amigo.

Comportamiento ante el grupo

El comportamiento ante el grupo, permite ser aceptado por sus miembros e integrantes. Entre estas normas de cortesía, se señalan:

Presta atención a las horas de las invitaciones

Es preciso llegar a tiempo, cuando eres invitado, no permitas que te esperen.

Modera el uso de cámaras de vídeo

Utiliza la cámara en una proporción adecuada, lo más importante es disfrutar con tus amigos. El uso exagerado de este instrumento puede incomodar a los demás.

Normas de cortesía

Códigos de vestimenta

El vestuario que utilices, debe dar fe de cada ocasión. Es importante, que los otros te observen que estas vestido adecuadamente.

No te presentes a una fiesta con las manos vacías

Cuando seas invitado a una celebración, es recomendable que lleves algún obsequio o algo que te permita compartir con los demás.

Deja notas de agradecimiento

Un gesto agradable, es dejar notas para agradecerle al otro u otros el trato demostrado hacia ti.

Apretón de manos

Ofrecer y dar la mano a alguien en señal de saludo, cordialidad o para conocerse es un gesto asociado a las normas de cortesía.

Es por ello, que cuando conozcas a alguien y te tienda la mano, no dudes en extenderla para dar un apretón a la de la otra persona, eso significa que eres atento.

Sé agradable

Si conoces a alguien por primera vez, debes ser atento y muy cuidadoso al hablar. Es fundamental evitar las palabras obscenas, porque si cometes el error de hablar con groserías, las personas se harán una mala impresión de ti.

Por otra parte, cuando conozcas a alguien por primera vez, las conversaciones pueden girar en torno a los intereses personales, religiosos, sociales, hobbies, otros pero sin ser muy descriptivos y mucho menos tratar de imponer nuestros puntos de vistas.

En este caso, la conversación debe fluir agradablemente sin irritar a quienes están o se encuentran a nuestro alrededor.  Ahora bien, cuando se es amable, cortés y las conversaciones sean placenteras, se está ofreciendo a la otra persona una buena imagen de nosotros.

Escucha antes de hablar

Muchas veces cuando estamos en una reunión o cuando alguien está hablando, una de las normas de cortesía consiste en prestarle atención a lo que dice, en otras palabras mostrar interés por el tema que expone.

Al momento de conversar, si estas en un sitio donde las personas no te conocen, puedes hablar un poco de ti, pero sin exagerar, para que los otros te vayan conociendo y se genere un agradable clima de relaciones interpersonales.

Normas de cortesía

Evita actitudes de mal gusto o lenguaje obsceno

Expresarse hacia los otros con actitudes y palabras obscenas se visualizan como actitudes de muy mal gusto y aunque se conozca a la persona con quien se está compartiendo en el momento, esta forma de comportamiento es desagradable y afecta las relaciones sociales.

Así que el uso del lenguaje vulgar por parte de una persona, es una acción que genera malos entendidos y sensación desagradable de quienes lo recibe.

Por otra parte, en las reuniones sociales, es preciso evitar temas de conversación donde la vulgaridad esté presente, porque este tipo de comportamiento habla de quien eres y por tanto, serás juzgado como una persona sin escrúpulos.

Incluso hay quienes están en una reunión o comida, pero hacen caso omiso de las más primordiales normas de cortesía y hacen referencia a palabras  escatológicas referidas a eventos cotidianos que le han acontecido y que a veces puede involucrar excremento, también suelen referirse a vómito o enfermedades.

Tal circunstancia, es de mal gusto para quienes comparten en ese momento. De ahí, que es importante educar a los niños con respecto a las normas de cortesía, para que sepan utilizarlas.

En tal sentido, los niños podrán conocer las maneras de utilizar conversaciones favorables e idóneas cuando se reúnan con sus amigos o se encuentren con adultos o compañeros de sus papás, entre otras ocasiones donde debe utilizar un lenguaje agradable.

Presta atención

Una recomendación y también pertenece a las  normas de cortesía es prestar atención, lo que significa que cuando alguien exprese sus ideas, proyectos, anécdotas requiere que la audiencia, en este caso el oyente este concentrado y como un buen receptor.

Si en vez, de escuchar se te observa distraído y poco atento, puede causar desagravio hacia la otra persona.

Todo lo contrario, si estas atento a lo que expresa la persona, puedes intervenir y participar en el grupo de manera más apropiada, porque aportarás ideas al tema que se está tratando en un determinado momento. Además, se promueve algo valioso como es la empatía y afinidad entre los unos y los otros.

Habla de tus intimidades solo con tu pareja

Los adultos deben respetar su intimidad y reconocer que contar a los otros lo que se hace con su pareja es una acción no solo de mal gusto, sino de la falta de respeto hacia su pareja y hacia el resto de las personas que le escuchan.

Muchas veces en reuniones, algunas personas cuentan anécdotas incluso con lujos de detalles sobre hechos ocurridos en sus relaciones sentimentales, que son aspectos de su vida que solo les compete a ellos.

A ello, hay que agregar que cuando se habla de temas íntimo ante los demás, es preciso saber cómo lo acepta la pareja, porque probablemente no le agrade exponerse ante los demás o quien quita y lo dicho pueda llegar a otras personas por andar confiando en quien no se debe. Así que es preciso respetar y también se debe enseñar a los niños a no contar lo que sucede en la familia, a veces éstos son espontáneos y narran alguna situación familiar.

En este caso los adultos deben asumir la responsabilidad de llamarles la atención, indicando que las cosas personales no se cuentan en público, claro esta observación han de transmitirlas a los niños cuando se hallen a solas con ellos.

En el siguiente video se presenta una historia sobre la importancia de las normas de cortesía.

 

Deja un comentario