Recién Nacido ¿Cómo Cuidarlo? y Todo lo Que se Debe Saber

Cuando un niño es Recién Nacido, cada pequeño cambio y alteración que afecte su desarrollo normal, puede desencadenar cambios intensos más adelante. Es un período evolutivo donde se están gestan muchos cambios en un muy poco tiempo y sus cuerpos aún son muy frágiles y dependientes de los cuidados de sus padres. Por esta razón, en el artículo de hoy te explicamos todo lo que debes saber respecto a los niños neonatos: cuidados, cambios que sufren sus cuerpos y mucho más.

RECIÉN NACIDO

¿Qué es Neonato?

Para comenzar, lo primero que debes saber, es que Neonato es el período evolutivo de los niños que corresponde a su primer mes de vida o para ser más específicos: a sus primeros 28 días de vida. Es decir, el tiempo en que se considera que un niño es recién nacido.

La palabra neonato, proviene de una combinación entre el latín y el griego: “Neo Nato”. Que significa Neo: nuevo y Nato: nacido. Además, el término se utiliza con cualquier niño recién nacido indiferentemente de que su nacimiento se haya dado por parto o cesárea, e indiferentemente de si fue un nacimiento pretérmino o postérmino.

Otro tema que puede ser de tu interés es: Bebé de 4 meses.

La razón de que este período evolutivo sea tan corto en comparación a otros como la adolescencia o la adultez, se debe a la gran cantidad de cambios importantes que se dan en el desarrollo del niño en un lapso de tiempo tan corto. De hecho, la cantidad de cambios en el cuerpo de una persona que se da cuando es recién nacido, solo es superado durante su tiempo de gestación en el vientre de la madre.

Otro de los motivos por lo cual es tan importante este momento en la vida del niño, se debe a que durante los primeros 40 días de vida, se pueden detectar todos los defectos congénitos y genéticos que pueda presentar el niño. Esto implica aislar o prevenir posibles enfermedades que puedan ser complicadas de tratar en etapas superiores del ciclo de vida del niño y para los padres.

¿Cómo Se Determina Que el Recién Nacido es Sano?

Para poder determinar que el bebé que acaba de nacer esta en optimas condiciones y no presenta ninguna enfermedad, malformación, trastorno o defecto congénito ni genético. Se realizan una serie de pruebas de rutina que buscan detectar posibles signos clínicos de enfermedad. Esta valoración del niño se realiza de la siguiente forma:

Luego del Postparto Inmediato

A penas unos instantes luego del parto, se realizan una serie de pruebas y observaciones en el recién nacido para corroborar que todo este en orden. Recordemos que el bebé dependía completamente de la madre para su supervivencia cuando estaba en el vientre y en cuestión de segundos, debe depender completamente de sí mismo. Por ende, sus pulmones deben funcionar perfectamente para su supervivencia.

RECIÉN NACIDO

Este el momento en el que los médicos pueden observar de forma directa si el niño posee alguna malformación importante en su cuerpo. Por otro lado, se verifica su edad gestacional. Esto quiere decir, que se comprueba si el niño alcanzo el nivel de desarrollo esperado para la cantidad de semanas que duro el embarazo. Para ello, se contrasta los datos recolectados durante el nacimiento con la información que proporcione el obstetra.

Para hacer esta comparación se realiza el “Test de Usher” y la prueba “New Ballard Score“. El test de Usher busca medir los pliegues plantares, el cabello, el pabellón auricular, los genitales y el nódulo mamario; en base a los resultados, se clasifica al recién nacido en tres posibles grupos: 36 semanas, entre 36 y 38 semanas y más de 38 semanas. Esto permite conocer si el bebé al momento de su nacimiento esta sub-desarrollado o ha excedido el desarrollo esperado.

Por otro lado, el New Ballard Score consiste en un examen general que mide la madurez física y neuromuscular del niño. Esta prueba se puntúa de 5 en 5 en un intervalo que va de 10 a 50; y toma en consideración la edad gestacional del recién nacido entre las 20 a las 44 semanas dividido en dos grupos.

RECIÉN NACIDO

El “Test de Apgar” es otra evaluación que se suele utilizar. Buscar estimar las capacidades cardiovasculares y neurológicas del niño puntuando en un intervalo que va de 0 a 10. Para asumir que el recién nacido se encuentra sano, su puntaje debe ser superior a ocho. Aunque no es común conseguir niños con puntajes de diez. Esta prueba se suele hacer al primer minuto de nacido, al tercero y al quinto.

Anamnesis

La anamnesis es el nombre clínico que se utiliza para mencionar la historia clínica del niño. Como obviamente estamos hablando de un niño recién nacido, esta historia clínica se enfoca en  la información a detalle de todo el proceso de gestación y cualquier dato relevante relacionado con el embarazo o la madre. A su vez, posee información adicional sobre la familia o cualquier otro detalle que sea relevante y pueda influir en el sano desarrollo del niño.

Una buena anamnesis es muy útil para detectar las posibles causas de cualquier complicación que pueda tener el niño, y permite actuar de forma preventiva ante enfermedades a las cuales pueda ser propenso, ya sea por motivos genéticos o por variables externas que afectaron el embarazo.

Te invitamos a leer también: Teñirse el Pelo Embarazada.

RECIÉN NACIDO

Toda esta información es recolectada por el médico incluso antes que la mujer quede embarazada (cuando se lleva un buen control médico). Por otro lado, una buena anamnesis debe contener la siguiente información:

  • Antecedentes familiares: Acá se incluye los datos de cualquier padecimiento, enfermedad o aspecto adicional que pueda afectar al niño. Ya sea alguna enfermedad hereditaria, consanguinidad, la presencia de embarazos múltiples en la familia, muertes fetales, entre otros. Todos estos datos sirven como signos de alerta para los médicos, sobre los posibles padecimientos que pueda llegar a tener el bebé o el embarazo.
  • La historia materna: Tomando en cuenta que la madre es la incubadora natural del niño, es lógico la recolección de datos para garantiza que la madre se encuentre en perfecto estado de salud y por ende, que el niño pueda tener un desarrollo sano. Por esta razón, se recaba información sobre distintas áreas de la madre, desde las enfermedades que a padecido, su nutrición e incluso su estado de ánimo. Ya que el estrés puede afectar de manera negativa el funcionamiento del cuerpo de la madre.
  • Aspectos adicionales: También se deben incluir cualquier otro dato que pueda ser relevante para la historia clínica del niño. Por ejemplo, aspectos sociales y económicos: si se sabe que la familia proviene de estratos sociales desfavorecidos se puede actuar de manera preventiva atendiendo aspectos que probablemente estén más débiles, como la nutrición de la madre o su acceso a centros de atención sanitaria de calidad.

RECIÉN NACIDO

El Peso al Nacer

Otro indicador robusto para saber si el recién nacido es sano, es el peso que posee al nacer. Aunque no basta solo con pesar al niño, se debe contrastar tomando en cuenta la cantidad de semanas de gestación que posee al momento del parto, así como su sexo y talla. Una vez que se poseen todos estos datos, se comparan con una tabla normativa para determinar si el niño posee “bajo peso al nacer”, “peso normal”, “sobrepeso” o “un peso excesivo”.

En todo caso, como regla general, se considera que los niños poseen un peso dentro de lo normativo si se ubica entre los 3.25 kg a los 3.5 kg. Mientras que las niñas debe estar entre los 3 kg a los 3.25 kg.

Durante los primeros días de vida, es normal que los niños pierdan un poco de peso debido a que se deshidratan al dejar de estar en un entorno líquido (la placenta) y estar en contacto con el aire aunado a todo el peso que pierde por sus primeras heces y orinas. Esto se agudiza sobre todo en el segundo y tercer día, aunque para el décimo ya han recuperado todo el peso perdido. Las madres diabéticas tienen una mayor probabilidad de padecer macrosomía, lo que significa; que el niño posee sobre peso al nacer.

RECIÉN NACIDO

Parto y Periparto

El proceso de parto es de suma importancia para el bienestar del bebé, acá el niño es expuesto a uno serie de cambios bruscos que pueden afectar de manera directa su desarrollo, así como la salud de él y su madre. Algunos aspecto que se toman en consideración son:

  • La manera como el feto esta orientado: por la cabeza (cefálica), por los pies (podálica) o transversa.
  • La duración del parto y la manera como se realiza, si es un parto natural, por cesárea, etc.
  • Cualquier signo posible de infección: presencia de fiebre, que requiera oxigeno, amniorrexis o cualquier otro inconveniente con el líquido amniótico. A su vez, si se necesitó hacer antibioterapia (esto es para prevenir un posible contagio con estreptococos).
  •  Si utilizo corticoides.
  • Signos de una posible hipoxia fetal, complicaciones con la frecuencia cardíaca fetal, etc.
  • Características del estado de la placenta y del cordón umbilical luego del parto.

Por lo general, a los recién nacidos se le suele tener en observación por un período de 48 horas antes de darle de alta.

Datos Adicionales del Embarazo

Además de toda la información previamente mencionada, existen otros datos que permite conocer y garantizar el estado de salud del recién nacido:

  • La edad gestacional (la cantidad de semanas que posee de embarazo la madre): Este dato es de vital importancia, porque permite conocer en que parte del proceso de desarrollo se debería encontrar el niño. Se estima por medio de ecografías prenatales o calculando en base a la última regla (FUR).
  • Conocer a partir de que momento se comienzan a dar los primeros movimientos fetales. Lo esperado es que se den entre la semana 16 y la 18.
  • La serología Torch: una prueba que permite conocer la reacción de los anticuerpos de la madre frente a la rubéola, la toxoplasma, la sífilis, el herpes, la clamidia, hepatitis B, treponema, coxsackie, VIH, entre otras. Dependiendo del país se pueden incluir más o menos serologías.
  • La prueba de tolerancia oral a la glucosa: Para detectar posible diabetes mellitus gestacional.
  • Otras pruebas de rutina como las sanguíneas, el test de coombs, etc. Por otro lado, también se recaba información en cuanto al historial de la madre con el consumo de sustancias tóxicas, si las consumió de manera activa en el pasado y si aun lo hace.

Cuidados del Recién Nacido Luego del Parto

Lo primero que debes saber y que nunca debes olvidar, es que tu niño es único, particular y diferente al resto de los demás niños. Ya que cada bebé posee características únicas que lo diferencian del resto de los niños: su genética, el tipo de embarazo que llevo la madre, las condiciones socio económicas, etc.

Por ende, aunque la mayoría de los cuidados que requiera tu bebé, son similares al de la mayoría, lo mejor es capacitarte con un profesional del área (un médico) para que te explique cuales son los mejores cuidados y atenciones que necesita tu bebé. Sobre todo, cuando posee alguna complicación o hay aspectos que se deben considerar.

Ejemplo, un recién nacido que sufra de diabetes, que posea microcefalia o que se sospeche que pueda tener una discapacidad intelectual, requieren atenciones adiciones y un poco más personalizadas. Este es uno de los motivos por el que se realizan tantas pruebas y seguimiento al embarazo. A pesar de esto, hay algunos consejos que son de un corte más general y que aplican a todos los niños por igual.

Otro tema que puede ser de interés es: ¿En cuántos meses se mueve un bebé?

Ten en cuenta que si eres la madre (principalmente), el padre o la persona encargada de los cuidados del bebé, significa que eres quien tiene mayor probabilidad de percatarse de cualquier cambio irregular en la conducta del niño. Así que debes estar pendiente de los pequeños cambios en el recién nacido. Recuerda que el niño no puede hablar y toda su comunicación se limita al llanto. Pero este llorar puede ser producido por distintos factores: hambre, cansancio, algún estímulo externo que lo este molestando, etc.

A penas el niño ha nacido, se debe hacer un control adecuado del cordón umbilical. Este debe ser cortado con un instrumento que debe estar esterilizado por razones sanitarias, a una distancia que no debe ser menor de los 10 centímetros del bebé. El sobrante del cordón se caerá de manera natural en los próximos diez días a lo mucho.

Una vez que ha concluido el proceso de parto y ya se realizaron las pruebas correspondientes para garantizar que la salud del niño sea optima, se debe proceder a identificarlo. Muchas clínicas utilizan pulseras con el nombre del niño para evitar confusiones y malos entendidos. Sabemos que esto parece salido de un película, pero te sorprendería saber que han ocurridos muchas más equivocaciones de las que te puedas imaginar.

El ambiente donde se realicen todos estas manipulaciones y pruebas debe estar limpio y ser termicamente neutro (ni muy frío ni muy caliente).

Por otro lado, lo primero que se verifica en el bebé al nacer es la aspiración de las flemas y fluido amniótico (corroborar que no posea las vías respiratorias obstruidas). Para ello, se aspira la faringe y luego la nariz a medida que el niño esta coronando (saliendo del vientre de la madre). Esto también estimula el llanto del niño.

Algunos padres se sorprenden de las dimensiones de algunas partes del cuerpo de los recién nacidos. Por ejemplo: los genitales, los ojos suelen y la cabeza suelen ser un poco más grandes en proporción con el cuerpo, de igual forma, los brazos y las piernas son muy delgados y delicados los primeros días de vida. Los ojos tiene un color azul o gris, que con el pasar del tiempo irán cambiando a su tonalidad definitiva (en un lapso de unos seis meses a tres años).

Los niños pueden nacer con algunas marcas de nacimiento que con el tiempo irán desapareciendo, dichas marcas aparecen sobre todo en los parpados y en la nuca.

Hasta este momento, hemos hablando de pruebas, el aspecto físico del niño y los cuidados que en su gran mayoría, no han dependido directamente de los padres, sino de los médicos que lleven el control del embarazo y de las personas encargadas en asistir en el parto. Pero a partir de acá, las responsabilidades de los padres se incrementan. Por lo que debes tener conocimiento sobre temas como su alimentación, sus ritmos de sueño, etc.

Alimentación de un Recién Nacido

En cuanto a los alimentos, el mejor que puede recibir un recién nacido es la leche materna. Son muchísimos los beneficios que conlleva el que una madre amamante a su hijo. Por un lado, posee los nutrientes y anticuerpos que el niño requiere para un optimo desarrollo. Incluso cuando la madre posee problemas alimenticios, su cuerpo hace un esfuerzo por nutrir todo lo posible al bebé.

Aunque existen complementos de leche artificial, nunca serán iguales que la leche materna. Además, esta demostrado que el amantar influye de manera directa en la vinculación que se crea entre el niño y la madre. Es decir, favorece al apego.

Pero también es cierto que amamantar es un tarea ardua para las madres, principalmente cuando es el primer embarazo. Antes de que el niño nazca, los senos de las madres crecen y se hacen mucho más sensibles, además; es probable que las primeras veces que alimentes al niño los senos te duelan.

También debes aprender la posición adecuada en la que debes colocar al recién nacido para que se alimente. Ya que habrá posiciones que favorecerán la succión de la leche materna por parte del niño.

Es importante que si decides alimentar al niño con leche materna, no le proporciones complementos de leche artificial. Ya que puedes influir en los gustos del niño y provocar que se acostumbre a la leche artificial, rechazando la leche materna al no querer succionar el pecho.

Además, cuando el niño se alimenta de leche artificial, los senos de la madre poco a poco disminuyen la producción de leche materna. Esto quiere decir, que si al pasar los meses decides intentar darle de nuevo leche materna, es probable que la cantidad que produzcas se inferior al momento de su nacimiento. Aunque al retomar la alimentación, tus senos deberían producir una mayor cantidad con el tiempo.

Nuestro consejo durante los primeros días, es que tengas paciencia. Puede ser frustrante, doloroso y agotador, pero como muchas cosas en esta vida, solo es cosa de práctica. Con el pasar de los días tu cuerpo se irá acostumbrando, el dolor irá disminuyendo y el niño se alimentara mucho más rápido.

Muchos experto coinciden en que el mejor momento para dar de comer al niño por primera vez, es en la misma sala de partos. Luego de realizar los exámenes de rutina. Aunque si no es posible por cualquier eventualidad, ya lo podrás hacer luego.

Aunque suene extraño, es aconsejable colocar a tu bebe en el pecho con frecuencia para estimular la producción de leche. Que por cierto, tarda entre 24 a 48 horas en producirse después del parto. El primer alimento que recibe el niño se conoce como calostro y no posee el aspecto de la leche materna. Ya que es un fluido más espeso de color amarillo, rico en grasas, proteínas y carbohidratos principalmente.

Los recién nacidos se alimentan con una frecuencia de una comida cada tres horas aproximadamente. Lo cual suele ser agotador para las madres durante las primeras semanas. Debido a esto, el niño aumentará su peso de forma rápida, ganando entre 200 a 300 gramos por semana.

Generalmente los médicos y las enfermeras que asisten en el parto, te enseñaran la técnica adecuada para colocar al recién nacido en tu pecho para que se alimente. A su vez, te indicaran que debes hacer para ayudar a expulsar los gases que posea. Lo cual, es de vital importancia para prevenir posibles cólicos debido a la lactancia. Todas las madres están en la capacidad para dar leche materna a sus hijos, excepto en algunas excepciones muy raras.

Si te ha resultado interesante la información que haz leído hasta el momento, te invitamos a ver también: 31 Semanas de Embarazo.

Se espera que a los tres días de haber nacido, el niño se pueda alimentar de la leche materna de su madre sin ningún problema (esto incluye que la madre pueda lactar igualmente sin ningún problema). Respecto a sus necesidades energéticas, un recién nacido necesita aproximadamente de unas 60 kilocalorías por kilo al día para poder mantener su peso. Por lo que se requiere que ingiera unas 100 a 200 kilocalorías adicionales para que pueda crecer.

Cuando el niño esta recién nacido, se debe haber chequeado los siguientes aspectos antes de poder permitirle a la madre amamantar:

  • Que haya estabilidad hemodinámica.
  • Se haya realizado la exploración abdominal normal.
  • No debe haber cáteteres umbilicales.
  • El meconio debe haber sido expulsado en las primeras 24 horas.
  • No se debe evidenciar signos del síndrome de distrés respiratorio.

Si tienes dudas sobre amamantar a tu hijo, te recomendamos hablar con tu médico particular. Que te instruya y oriente sobre los beneficios y las desventajas de dar leche materna a tu hijo, tomando en cuenta todos los aspectos particulares de tu embarazo.

¿Cómo es el Sueño de un Recién Nacido?

Los niños recién nacidos suelen pasar prácticamente todo el día y la noche durmiendo. Al rededor de unas 16 a 20 horas al día. El resto del tiempo lo suelen pasar comiendo, pero a medida que el tiempo transcurre, su reloj interno se irá ajustando.

A continuación, te dejamos algunos consejos relacionados con el sueño del niño que te pueden servir:

  • Debido a lo irregular del ciclo de sueño del recién nacido, se recomienda que duerma durante los primeros meses en la misma habitación que los padres. Esto permite tener un mejor control de estado del bebé, y facilita a los padres alimentarlos.  En todo caso, no es aconsejable que el niño duerma en la misma cama que los padres, por motivos de seguridad. Ten en cuenta que un niño es muy frágil y al dormir, uno se mueve de un lado para el otro.
  • En caso de que el niño se alimente utilizando leche de fórmula, es aconsejable tener una pequeña cantidad preparada a la mano. Esto facilitará el trabajo al momento de despertarse en varias ocasiones en la noche. Puedes tener un kit con todo lo que necesitas a la mano en tu peinadora o mesa de noche.
  • Puedes tener los biberones preparados en la nevera hasta que sea momento de utilizarlo.
  • Por último, luego de alimentar al bebé, siempre debes colocarlo a dormir boca arriba. Ya que en caso contrario, el niño corre el riesgo de sufrir SMLS (Síndrome de Muerte Súbita del Lactante).

La Tristeza, La Madre y El Recién Nacido

Siempre que se habla o escuchamos hablar del embarazo, del nacimiento de un niño y de la maternidad en general; se hace con una tónica alegre y positiva. Pero para la madre que acaba de dar a luz no necesariamente ocurre esto. De hecho, es frecuente que las madres presenten pequeños cuadros de tristeza y melancolía los primeros días luego de haber dado a luz. Que según el nivel de intensidad y prevalencia, se pueden clasificar en tres categorías:

  1. Tristeza Postparto o Baby Blues: Es el trastorno afectivo más común del puerperio. Se estima que entre el 30 al 75% de las mujeres que dan a luz lo padecen y puede durar desde unas cuantas horas, hasta varias semanas. Durante este período, la madre suele tener síntomas leves de labilidad emocional, es más propensa al llanto, irritabilidad y alteración del sueño y del apetito. No requiere tratamiento, aunque si es importante estar atento porque puede crecer hasta convertirse en un depresión postparto.
  2. Psicosis Postparto: Es el cuadro más severo y menos frecuente del puerperio. Solo lo llegan a presentar cada 1 o 2 casos de 1000 partos. Los síntomas se comienzan a visualizar luego de las 48 o 72 horas a las dos semanas de haber dado a luz. La madre sufre episodios de depresión, estados de euforia, alucinaciones, labilidad emocional, etc. En estos casos, la madre requiere de asistencia médica e incluso hospitalización.
  3. Depresión Postparto: Es el cuadro más conocido relacionado con el parto. La madre suele presentar los síntomas luego de las primeras cuatro semanas a los seis meses de haber dado a luz. Su duración puede ser de semanas o meses y los síntomas más comunes son: labilidad emocional, llanto, alteración del sueño y del apetito, sentimientos de culpa, problemas de atención y memoria, irritabilidad, etc. Aquellas madres que lo padecen deben recibir tratamiento.

Características Esperadas en un Neonato

Ya en apartados anteriores hemos mencionado alguna que otra característica del niño recién nacido, como es el caso del peso promedio. Pero ahora, te explicaremos a detalle los aspectos más relevantes de los niños de este período evolutivo:

Aspectos Físicos

En cuanto al peso y la talla, cabe destacar que los valores que mencionamos anteriormente poseen una carga geográfica, esto quiere decir que los valores mencionados pueden variar un poco dependiendo del país o región en el que te encuentres. Además, se ven afectados por factores genéticos y aspectos relacionados con la gestación. Por ejemplo: si el niño es prematuro. La talla en cambio, es menos propensa a variar sus valores en los niños recién nacidos. Por lo general, los niños miden entre 47 y 55 cm y las niñas entre 45 y 55 cm.

El perímetro craneal suele oscilar entre los 32.6 a los 37.2 centímetros en los varones, mientras que en las niñas ronda entre los 32.1 cm y los 35 cm.

Otro artículo que puede ser de tu interés es: Cambios en el Cuerpo Durante el Embarazo.

Comunicación del Recién Nacido

Como se menciono previamente, un niño recién nacido solo es capaz de comunicarse con nosotros por medio del llanto. Por eso, los padres deben ser muy observadores para discriminar e identificar el motivo del malestar del niño. Reconocer cuando esta llorando por hambre, por sueño, que tiene frío, porque hizo sus necesidades y siente incomodo el pañal, etc.

Por esta razón, deben tomar como una señal de alerta un llanto intenso y prolongado por parte del niño, ya que seguramente implica otro tipo de malestar, como dolor estomacal, dolor de oído, etc.

Desarrollo Motor y Reflejos

Un recién nacido no tienen masa muscular desarrollada en sus extremidades, de manera que estás son débiles y frágiles. Lo que provoca que sus movimientos sean torpes, toscos, espontáneos y reflejos. En muchos casos, su respuesta frente a estímulos se da por medio de temblores y contracciones musculares.

Sus brazos y piernas están flexionados hacia arriba y los puños cerrados cerca de la cabeza. Aunque el pulgar se encuentra flexionado cubierto por los demás dedos que forman el puño.

Para contrarrestar esta debilidad física, a nivel genético los niños nacen con una serie de reflejos que les permiten responder e interactuar con el mundo que los rodea. Entendiendo como reflejo, una respuesta automática por parte del cuerpo ante un estímulo externo, sin que haya una interacción consciente.

Muchos de estos reflejos desaparecen a medida que el niño crece y se desarrolla. De manera que sirven como un registro para conocer la edad de desarrollo del niño respecto a una población normativa.

Todos los infantes deben ser capaz de manifestar los siguientes reflejos:

  • Reflejo de Babinski: También se le conoce como reflejo plantar; consiste en que cuando se toca el borde externo de la planta del pie del niño, este no encoje los dedos, más bien los estira formando un abanico.
  • Reflejo de Succión: Si se introduce un objeto en la boca del niño con forma de pezón, como por ejemplo un dedo; intentará succionarlo como si se tratara del pezón de la madre.
  • Reflejo de Búsqueda: También se le conoce como el reflejo periotal. Cuando el niño siente que la piel del cachete o la mejilla entra en contacto con un objeto, moverá la cabeza intentado hallar los lados del objeto.
  • Reflejo de Marcha: En caso de que se sostenga al niño de tal manera que los pies queden apoyados en una superficie plana, intentará moverlos buscando dar un paso hacía adelante. Dando la sensación que esta caminado.
  • Reflejo de Sobresalto: También conocido como reflejo moro. Cuando el recién nacido oye un sonido lo suficientemente fuerte, abrirá los brazos y estirará las manos tensando el resto del cuerpo por unos segundos, luego volverá a un estado de reposo.
  • Reflejo de Agarre: Conocido también como reflejo de presión. Al colocar un objeto que toque la palma de la mano, hará que el niño cierre la mano intentando agarrar el objeto sin soltarlo.

La Piel de un Recién Nacido

Debido a los cambios drásticos que sufre el recién nacido en su entorno, donde pasa de vivir en el útero de su madre rodeado de líquido amniótico a un mundo lleno de oxigeno. Su piel sufre algunos cambios rápidos para adaptarse. De esta forma, se puede saber la edad gestacional del niño según las características de su piel. Las cuales son:

Vérnix Caseosa

Es el nombre que recibe la capa de grasa que recubre al niño al luego de nacer. Su función es proteger al cuerpo de agentes externos y sirve como un indicador de madurez.

Lanugo

Es el nombre que se le da a los vellos que aparece en el cuerpo de los recién nacido, sobre todo; en los bebés pretérminos. Es mucho más fino, débil y claro que el cabello humano.

Piel Enrojecida

Cuando los niños presentan una piel muy enrojecida o sonrosada, se debe a que en los últimos meses de gestación la placenta va perdiendo calidad y el oxigeno llega con menor intensidad. Para contrarrestar esto, el cuerpo del niño incrementa la cantidad de hematíes y de hemoglobina fetal. En estos casos, se corre el riesgo de sufrir ictericia fisiológica si una gran cantidad de hematíes se destruyen.

Eritema Tóxico

Este nombre se le da a la coloración rosada más fuerte que puede aparecer en algunas zonas de la piel del recién nacido sin alguna causa aparente. Es decir, no posee un significado patológico ni infeccioso.

Cutis Marmorata

Cuando el color de la piel del niño se torna color mármol rosa.

Acrocianosis

No representa un signo de enfermedad o alguna patología. Es más bien un aspecto fisiológico. Lo podemos apreciar en las zonas distales de los dedos y las uñas cuando la temperatura alcanza los 37 grados.

Mancha Mongólica

Se le conoce con este nombre, a una mancha de color azul pizarra, que puede salir en recién nacidos de descendencia asiática o personas de piel morena, Dicha mancha se suele ubicar en la zona de los glúteos o la espalda. Con el paso del tiempo va desapareciendo.

Te invitamos a leer también: Bebé de 2 meses.

Bola de Bichat

Es un exceso de grasa en la zona de los cachetes y se relaciona con la buena nutrición del niño. Permite que al momento de alimentarse de la leche materna, las mejillas no se metan en la boca.

Almohadillas de Succión

Consiste en unos relieves que se forman en el labio de los niños para facilitar la succión de la leche materna al momento de alimentarse. La idea es que se cree un vacío entre la boca del recién nacido y la areola de la madre. De esta manera hay mayor facilidad para succionar.

Descamación Fisiológica

Luego que el recién nacido ha nacido, su piel se seca en los próximos días debido al cambio de ambiente que ha sufrido. En el útero se encontraba en un medio líquido y ahora esta en un medio gaseoso, estando en contacto con el aire.

Mancha Fresa

También se le conoce como antojo, y es una hemangioma capilar. Es algo que aparece luego de haber nacido; aproximadamente una semana después del parto y desaparece por si solo con el tiempo.

RECIÉN NACIDO

Milicia

Se trata de diminutos granos que se generan debido a las glándulas sebáceas. Hay que tener en cuenta que sus glándulas sudoríparas aun no se han terminado de desarrollar. Por este motivo, los niños recién nacidos suelen tener poca sudoración.

Leche de Bruja

Debido a la cantidad de hormonas de la madre a la que el niño estuvo en contacto por tanto tiempo y que se encuentran en su sangre todavía, puede ocurrir que reacción con las glándulas mamarias del recién nacido y las activen.

Su Cabeza

En el caso de los recién nacidos, se conocen principalmente dos fenómenos particulares. El primero, conocido como Caput Succedaneum, consiste en un abultamiento que se da en la parte posterior de la cabeza. Se genera debido a distintas causas de presión y retención de líquidos, y desaparece de forma natural durante las primeras semanas.

Por otro lado tenemos las fontanelas, que consiste en partes del cráneo que no están cerradas. Estas se dividen en dos tipos según su magnitud. La fontanela menor, que también se le dice lamboidea; y suele durar hasta los tres meses; y la fontanela mayor que se le dice bregmática y tiene una duración de 18 meses. Esta es la razón por la que en algunos niños recién nacidos poseen la cabeza un poco afilada al nacer.

Sus Ojos

Los ojos de un niño recién nacido son un poco diferente al de un adulto debido a que aun esta en proceso de desarrollo. Sus vistas no son tan buenas (solo pueden ver a una distancia de unos 20 a 25 centímetros de profundidad) y son incapaces de fijar la mirada hasta la cuarta semana de vida.

La pigmentación de sus ojos aun no se ha completado. Razón por la que es común encontrar niños con los ojos grises y azules. Suele tener un edema fisiológico en los párpados al momento de nacer y los globulos oculares son más cortos. Por otro lado, son hipermétropres hasta que alcanzan los ocho años de edad, esto significa que deben cerrar un poco los ojos para enfocar objetos cercanos.

RECIÉN NACIDO

Su Boca

Un niño recién nacido tiene una lengua un poco más grande que le facilita el trabajo de succionar la leche materna. Además, son capaces de alimentarse y respirar al mismo tiempo gracias a la posición de la lengua con el paladar. Aunque claro, cabe destacar que los recién nacido solo respiran por la nariz.

Sus Oídos

Al nacer, están recubiertos con un gel protector que limita su capacidad auditiva (principalmente ante sonidos fuertes y agudos). Por otro lado, los problemas en la audición de los niños debe ser tratado con mucha cautela, debido a lo delicado y sensible que se encuentra este órgano sensorial. Siendo capaz de deteriorarse rápidamente por los más mínimos cambios.

Para evitar cualquier tipo de complicación, a los niños se les aplica un Tamiz Neonatal. Que consiste en un estudio de la audición del neonato y posibles intervenciones en caso de ser requerido. A esto último se le conoce como Tamiz Auditivo Neonatal e Intervenciones Tempranas (TANIT).

Una evaluación temprana de los oídos permite detectar deficiencias en este órgano, y permite a los padres y médicos tomar las consideraciones pertinentes para ayudar al niño en su procedo de adaptación cuando crezca.

RECIÉN NACIDO

Sus Genitales

La mayoría de los niños presentan fimosis fisiológica. Esto quiere decir, que el orificio de su prepucio es muy estrecho para que el glande pueda salir. Pero con el paso de los años esta condición se soluciona de manera natural.

En cuando a las niñas, pueden presentar una secreción vaginal y un pequeño rastro de menstruación. Por otro lado, cuando son niñas a término sus labios mayores cubren a los labios menores y el tamaño del clítoris es normal, En cambio, el clítoris de niñas pretérmino suele ser más grande y sus labios mayores no llegan a cubrir a los menores.

Si te ha gustado el artículo, te puede interesar leer también: Embarazo a Temprana Edad y sus Consecuencias.

Deja un comentario