Virgen de La Dulce Espera, una oración de protección y más

La Virgen de la Dulce Espera es una de las advocaciones de María preferidas por las mujeres embarazadas. Muchas mujeres acuden a ella en busca de protección durante el embarazo, o para lograrlo cuando después de intentarlo no lo consiguen. En este artículo te indicamos el por qué de esta advocación y cómo pedir su intercesión durante tu gestación.

Virgen de la Dulce Espera

Virgen de la Dulce Espera. Historia

La Virgen de la Dulce Espera es una de las tantas advocaciones que recibe la Virgen María. Dentro de la Iglesia Católica, se venera esta imagen de la Virgen por aparecer en las escrituras bíblicas como la madre de Jesús. Pero no era sólo la progenitora del mesías, sino que cuando lo concibió, no había tenido ningún tipo de encuentro íntimo con un hombre.

La noticia de su embarazo fue anunciada por el Arcángel Gabriel en persona, quien le informó que ella sería la madre del Hijo de Dios. Las palabras del Arcángel fueron las siguientes:

María, el Señor está contigo, tú eres bendita entre todas las mujeres. No tengas miedo, porque ante los ojos de Dios tienes la mayor gracia. Por eso, concebirás un hijo en tu vientre. Le darás a luz y le pondrás por nombre, Jesús.

La Virgen, tras escuchar tales palabras, aceptó dichosa esta bendición divina. A partir de este momento comienza el viaje de María y su esposo José hacia la ciudad de Jerusalén, donde termina naciendo Jesús en el pueblo de Belén. Aquí puedes leer más sobre el embarazo sin penetración.

Virgen de la Dulce Espera

¿Por qué rezar a la Virgen de la Dulce Espera?

En función de la historia de las sagradas escrituras, millones de mujeres católicas han buscado refugio espiritual en la advocación de la Virgen de la Dulce Espera, cuando quieren tener un hijo. Principalmente aquellas que han tenido dificultades para concebir, o que padecen un embarazo riesgoso.

Si bien muchas mujeres logran quedar embarazadas fácilmente, hay otras a las que les cuesta mucho. Algunas deciden someterse a tratamientos de fertilidad para poder cumplir su sueño de ser madres. Éstas son las principales devotas de la Virgen embarazada. También la conocen como la Virgen Encinta o Virgen de la Esperanza.

La inclinación religiosa puede tener una gran influencia en la guía espiritual que busque una persona. Sin embargo, hay muchos casos de mujeres o parejas que aun sin ser especialmente devotas o practicantes de una religión, recurren a la fe en la Virgen como una ayuda extra para concebir.

Aquí te dejamos algunas oraciones a la Virgen de la Dulce Espera, que te pueden servir en tus plegarias. No importa si deseas quedar embarazada, ya lo estás o incluso si acabas de dar a luz. La fe siempre es lo más importante y la Virgen Madre no te va a desamparar. Acá podrás responder a tu pregunta de “¿Cuándo nacerá mi bebé?”

Oraciones para la Virgen de la Dulce Espera

Lee estas oraciones con mucha fe y una intención definida. También puedes quedarte con la que más te guste y repetirla cada noche antes de dormir.

María, oh, madre del amor más puro. Tú que fuiste una dulce joven de Nazareth. Tú que recibiste en tu alma y en tu vientre el mensaje divino y proclamaste la grandeza de Dios. Ayúdame, oh, Virgen de la Dulce Espera, atiende mis plegarias y haz que se cumple en mí el milagro de la maternidad. Amén.

La siguiente oración es para ser realizada en pareja. Puedes acompañarla de las demás plegarias que desees:

Bendita Virgen de la Dulce Espera. María, la más hermosa a los ojos de Dios, que te bendijo con su hijo amado. Concédenos, a este par de esposos que te rogamos con humildad, el regalo de ser padres. No permitas que perdamos la esperanza y guíanos por el sendero del amor paterno.

No te olvides de los otros que también te buscan. Aquellos que adoptan y abren su corazón a un hijo. Que nunca les falte la generosidad y el amor que tú otorgas. Bendice su familia, como bendices la nuestra.

Dales la paz y sabiduría a todos los que ya tienen el bendito título de padres y madres. Que nunca se aparten del camino divino y sepan criar a sus hijos con rectitud y fe. Que alaben siempre las glorias del Altísimo y eduquen a sus hijos en la fe católica.

Finalmente, cúbrenos a todos con tu santo manto, oh, Madre. Que el Espíritu Santo esté con todos nosotros, para que podamos vivir como hermanos y crear familias de bien. Amén.

Virgen de la Dulce Espera

Estas oraciones te pueden ayudar a sentir la paz que necesitas en los momentos de incertidumbre. Así, tu cuerpo también estará más calmado y apto para concebir. Aprovecha para establecer también una conexión espiritual con tu pareja, a través de estas oraciones. Verás cómo se refuerza el amor entre ustedes y unifican la intención de ser padres.

¿Por qué hacer estas oraciones?

Más allá de todos los controles y tratamientos médicos que te estés realizando para poder quedar embarazada o llevar una gestación saludable, rezar nunca está demás. Recuerda que el embarazo es una etapa muy hermosa, pero también de muchos cambios en tu organismo. Se pueden presentar algunas complicaciones que es mejor evitar o, en su defecto, tratar a tiempo. Por ejemplo:

Salud deficiente: esto puede estar causado por múltiples razones. Desde problemas genéticos, hasta malos hábitos alimenticios o de descanso. Una mujer que tenga una salud pobre, difícilmente logrará quedar embarazada o llevar a término este proceso de forma saludable, tanto para ella como para el bebé.

Virgen de la Dulce Espera

Problemas de fertilidad: pueden ocurrir cuando la mujer ya está por encima de los 35 años y aun no ha tenido su primer embarazo. Los óvulos de la mujer van perdiendo calidad y cada vez son menos, por lo que las posibilidades de quedar embarazada disminuyen notablemente.

En estos casos, la mujer suele recurrir a tratamientos de fertilidad asistida, de los cuales, cuando son exitosos, suelen darse casos de embarazos múltiples.

Estrés: los problemas de tipo psicológico y emocional, como el estrés, la ansiedad o la depresión afectan al organismo en cualquier momento que se presenten. Más todavía si quien los sufre está embarazada. Todos los cambios químicos que provocan estas emociones en el cuerpo de la madre, afectan también al bebé, pudiendo ocasionar dificultades médicas para ambos.

Es normal que las mujeres experimenten muchos cambios hormonales durante el embarazo y puedan sentirse deprimidas en algunas ocasiones. Si a esto se le agrega el hecho de que sea un embarazo de alto riesgo o complicado de lograr, puede que los niveles de estrés sean mayores.

Estas mujeres deben hacer un mayor esfuerzo por mantenerse tranquilas y con buena salud mental. Por ello es muy recomendable que se apoyen en las oraciones a la Virgen de la Dulce Espera para poder encontrar la guía espiritual que requieren.

Finalmente, es importante recordar que cuidar de la salud es fundamental para llevar un embarazo feliz y un parto exitoso. Las creencias religiosas deben apoyar este proceso natural del ser humano y ayudar a que la madre se sienta apoyada, no sólo de forma física sino emocional y espiritual. Por eso no debes subestimar el poder de una oración honesta. Lee aquí lo necesario sobre el parto.

Deja un comentario