Lento aprendizaje , un problema de algunos niños y más

El estudio es de gran importancia para la formación de los los niños y jóvenes, pero en ocasiones se presentan casos donde algunos aprenden más rápidos que otros, sin embargo, esto no quiere decir que no aprenderán, te invito a leer un poco más sobre lento aprendizaje, para saber cómo ayudar a los más pequeños de la casa en sus actividades.

lento aprendizaje

Lento aprendizaje

Cuando se habla de un aprendizaje lento, se deben tomar en cuenta una serie de factores que pueden estar provocando que los niños y jóvenes tengan alguna falla en el proceso de aprendizaje.

Habitualmente, en las instituciones educativas se encuentra una gran población de alumnos, cada uno de ellos con un intelecto diferente al de sus compañeros, lo que hace que aprendan a diferente velocidad.

En tal sentido, cuando existe algún niño cuya velocidad de aprendizaje es menor a la del promedio, se le considera como de lento aprendizaje, una condición que debe evaluarse tomando en cuenta los diversos factores que pueden estar influyendo de forma negativa en el proceso de  aprendizaje del niño, para procurar una solución conjunta entre docentes y padres.

¿Cómo saber que un niño atraviesa un proceso de lento aprendizaje?

Las primeras personas que se percatan de que un niño tiene lento aprendizaje, son los docentes en el colegio, ya que ellos se encuentran en constante trato y comunicación con los niños y a la hora de enseñar algo pueden percibir que el niño o joven presenta dificultades a la hora de comprender diversos temas.

Lo primero que se debe considerar es que el lento aprendizaje puede deberse a falta de atención o concentración, padecimientos físicos o cognitivos o incluso problemas emocionales, en tal sentido es necesario investigar qué está ocasionando en el niño el lento aprendizaje.

lento aprendizaje

Algunas de las causas más comunes que pueden ocasionar que los niños padezcan de lento aprendizaje y suelen ser sencillos de abordar son:

  • Problemas de comprensión de cierto nivel de lenguaje o palabras que emplea el docente al abordar un tema.
  • Falta de concentración y distracciones constantes, debido a la edad del niño.
  • Problemas de atención y concentración a causa de exceso de estimulación ambiental.
  • Hay niños que son muy perfeccionistas y a la hora de escribir quieren hacerlo perfecto y esto los demora mucho corrigiendo en lo que se equivocan.
  • Niños que muestran problemas de conducta, son muy activos y molestan constantemente a los demás compañeros, por falta de limites y el fortalecimiento errado de conductas inapropiadas .
  • Algún problema de salud o malestar temporal que le afecte.

Esto pequeños trabajan muy bien pero con un ritmo más lento que los demás compañeros, necesitan de mucho más tiempo y dedicación para terminar una actividad y esto suele demorarlos al cumplir con los deberes escolares.

Son niños que pueden distraerse con una facilidad increíble e interrumpen continuamente sus actividades, perdiendo el tiempo que necesitan para terminar las asignaciones. A menudo estos son niños necesitan compañía de sus padres o maestros para cumplir con el trabajo previsto. Se debe leer más sobre la tolerancia para  niños , esto ayuda mucho en su desenvolvimiento y aprendizaje.

lento aprendizaje

Los niños de lento aprendizaje son muy inseguros y temerosos, en ocasiones llegan a pensar que es mejor desistir y prefieren abandonar la actividad para salir a jugar, compartir con los compañeritos o simplemente ir a ver un su programa de tv favorito. Usualmente, no se organizan a la hora de realizar las actividades les faltan estrategias y cuentan con poca organización a la hora de trabajar, por lo que debe identificarse la causa del problema y abordarse oportunamente.

Algunas causas de problemas de aprendizaje

Para conocer mejor el problema de aprendizaje del niño es buenos analizar y elaborar una valoración psicopedagógica completa en la escuela donde se encuentre el niño, para así identificar la causa que está ocasionando el lento aprendizaje y procurar una solución.

Existe una gran variedad de problemas que pueden ocasionar el lento aprendizaje del niño y el adolescente, a continuación te comentaremos sobre las más comunes y que requieren de mayor dedicación en su abordaje y solución:

  • Dislexia: Un trastorno visual y cognitivo que ocasiona la confusión del sentido de las letras ocasionando lento aprendizaje y dificultades para leer y escribir. Esto se debe a que el niño confunde los planos mentales que le ayudan a pronunciar palabras y oraciones, invirtiendo el sentido de las letras y las sílabas, dificultando el aprendizaje. La solución se basa en asistir a terapias de lenguaje con profesionales del área.
  • Perturbación o trastorno por déficit de atención o por hiperactividad: Es un problema que afecta a millones de niños y en ocasiones a las personas adultas. Comprende una serie de problemas persistentes que le dificulta prestar atención, ocasionando un comportamiento impulsivo y difícil de controlar.
  • Inmadurez viso motriz: Este aspecto hace referencia a la coordinación de los movimientos de las personas con la visión. Los niños y adolescentes que presentan esta condición, tienen una serie de problemas a la hora de escribir o dibujar.
  • Trastornos mixtos del aprendizaje: Son diversas afecciones que alteran de manera significativa el rendimiento en la ortografía, lectura, aritmética y diversas competencias intelectuales en general. Esto no se debe a una mala enseñanza escolar, sino al nivel del aprendizaje del niño.
  • Problemas familiares en casa: Constituye uno de los más comunes en la actualidad, en ocasiones los niños y jóvenes se encuentran en hogares de ambiente hostil y de muchas peleas constantes, son niños de padres divorciados o sufren maltrato por parte de algún familiar, esto influye mucho en la velocidad de aprendizaje del niño, debido a que modifican negativamente su conducta, se tornan rebeldes y no prestan atención.
  • Déficit cognitivo: Lo que les ocasiona procesos lentos a la hora de analizar la información.
  • Problemas de diverso índole emocional: como es el caso de la depresión o ansiedad que les ocasionan falta de interés y motivación por aprender.

lento aprendizaje

Consejos para un mejor aprendizaje

Una vez realizada la valoración del niño para determinar cuál es el problema que está ocasionando que tengan un lento aprendizaje, es necesario aplicar el tratamiento alternativo, que consiste en la estimulación y la práctica de ejercicios de atención, concentración, memoria, agilidad mental, madurez motriz y relajación muscular progresiva.

También se puede trabajar mediante charlas de motivación escolar, hábitos de estudios y una mejor integración en el aula de clase, para que el niño se sienta a gusto y cómodo con sus compañeros, mejorando su nivel de aprendizaje y progresando continuamente.

Se deben utilizar algunos métodos sencillos para explicar las actividades de forma más clara y que el niño pueda entender con más facilidad el contenido, una opción es repetir las cosas tantas veces como sea necesario.

Hay métodos antiguos que son de mucha ayuda a la hora de sentarse con el niño o el joven a explicarle, algunos maestros aun utilizan las tarjetas de repaso que son de gran ayuda.

Se recomienda utilizar material de apoyo con poca distracción, es decir, que no contenga imágenes en exceso y que sean muy sencillas, casi color. Antes de empezar con la clase, asegúrate de que el aula que vas a utilizar esté en completo silencio y no tenga ningún objeto que no vayas a necesitar para evitar la distracción del niño.

El niño debe tener una enseñanza constante y consecutiva, él debe asegurarse de que tiene a sus padres al lado para que así puedan apoyarlo y guiarlo en todo momento, esto lo hace sentir seguro de sí mismo y de lo que va hacer.

Refuerza en casa las actividades relacionadas a la lectura y las matemáticas, ya que están serán las más indispensables para el desarrollo educativo y para su futuro.

Se deben elogiar los logros del niño por pocos que sean. Este se sentirá agradecido y se esforzará más en el desarrollo de su aprendizaje y los logros serán más frecuentes. Evite compararlo con algún compañero de estudio o hermano, con esto solo logrará que el retroceda y no sea capaz de avanzar. Es importante aprender más sobre actividades de inclusión.

lento aprendizaje

Es de suma importancia que los niños y jóvenes se sientan queridos y aceptados tal y como son, esto los ayudará a fortalecer su destreza en el aula  y evitará que les de pena hablar e intervenir a la hora de realizar una pregunta si tienen una duda sobre el tema o la actividad que se está realizando.

Estrategias para ayudar al niño en clases

Algunas de las mejores estrategias que pueden aplicar los docentes en el aula son:

  • Menos es más, en tal sentido es mejor colocar pocas asignaciones y que estén mejor realizadas dándoles la oportunidad de aprender más, en lugar de atiborrar de asignaciones, reducir el plan de trabajo en el aula es de suma importancia, ya que hay niños que se cansan cuando observan operaciones repetitivas o del mismo tipo.
  • No hacer largas copias de textos, procura que sean resumida para que los niños no se aburran de escribir y se distraigan.
  • Debes toma en cuenta el contenido del texto y el objetivo, deja en segundo lugar la presentación, los niños se esfuerzan lo más que pueden por presentar un trabajo limpio y ordenado, así que se debe tomar en cuenta su esfuerzo.
  • Ser permisivos con el uso de la calculadora para que resuelvan operaciones, así se sentirán más confiados y aprenderán a usarla adecuadamente.
  • Que un compañero con más agilidad los acompañe en sus actividades grupales, ya que estas actividades son provechosas y deben realizarse conjuntamente.
  • Cada vez que el maestro o profesor vea al alumno concentrado y aplicado en sus actividad, sería prudente que se acercara y lo felicitara (con una sonrisa en la cara y expresión de alegría) “muy bien estás lográndolo”y “te felicito”, son algunas de las palabras que el niño quiere escuchar.
  • Puedes permitir que use corrector, borrador o que pueda tachar si llegase a equivocarse, para que comprenda que siempre puede enmendar sus errores y no tenga temor a equivocarse.

Esas son algunas de las estrategias que se pueden aplicar, tanto en el aula como en casa, para así ayudar a los jóvenes y niños a no sentirse rechazados por no tener un alto nivel de rendimiento en los estudios.

El maestro cumple un papel muy importante a la hora de que el estudiante necesite ayuda para cumplir con sus tareas diarias, si el maestro se porta agresivo e indiferente con el alumno, es normal que el pequeño no muestre interés alguno en prestar atención a la clase.

En tal sentido, el alumno siente el rechazo del maestro o profesor a la hora de preguntar, si tiene alguna duda o no entendió la explicación, el niño prefiere quedarse callado y no intervenir. Por otro lado, si el docente se muestra de buen humor y atento con el alumno, como lo mencionamos anteriormente, el joven prestará atención, intervendrá más seguido y siempre preguntará si tiene alguna duda.

El entorno del niño, tanto en la escuela como en el hogar, debe ser tranquilo y de paz, para que así el niño no muestre conductas de hostigamiento o rechazo. Recuerda que es desde el hogar que enseñan los primeros valores al estudiante, para que sea una persona de bien y con un desarrollo excelente en la educación.

Curiosidades del lento aprendizaje

Todos conocen personas con grandes habilidades a la hora de aprender y memorizar juegos o actividades, es por ello que un grupo de científicos en la universidad de california ha decidido probar, mediante juegos, el nivel de aprendizaje de las personas y sus resultados han demostrado que sucede en el cerebro a la hora de aprender.

Citaron un grupo de personas en una semana, colocándolos en una mesa mientras las personas aprendían a jugar un fácil juego de colores y notas, al tiempo que los científicos medían las conexiones en distintas partes del cerebro.

Los participantes debían reproducir una serie de notas consecuentes mediante la pulsación de botones lo más rápido que pudieran en base a una serie de números que aparecían en la pantalla. Una vez terminado el juego, los científicos, pidieron a los participantes que practicaran durante las próximas seis semanas.

Luego de transcurrido el tiempo de práctica, los participantes acudieron de nuevo con la idea de volver a realizar el mismo juego para saber con qué rapidez lo harían en esta oportunidad. Los escáneres detectaron que el cerebro de los que aprendieron más rápido la secuencias de notas funcionaba diferente a los que se tardaron un poco más.

Los que aprendieron más rápido dieron señales de que en sus cerebros funcionó la parte delantera con una disminución neural y este resultado se vinculó con lo que se conoce como función ejecutiva, que se centra en la habilidad de la autorregulación de las tareas, donde son capaces de formular planes y  anticiparse al resultado al inicio de las actividades.

Estos científicos, llegaron a la conclusión de que el distanciamiento de la función ejecutiva, puede ayudar a realizar otros tipos de tareas, a pesar de que se encuentre en reposo o inactiva, algo totalmente sorprendente pero cierto que puede ayudar a miles de personas con lento aprendizaje en el mundo.

Deja un comentario