Problemas de aprendizaje, todo lo que debes saber y más

Los bebés van creciendo y muchas veces no es sino hasta que alcanzan la etapa del preescolar cuando se nota que tienen problemas de aprendizaje. Esta lista de trastornos no necesariamente ocurre al mismo tiempo, ni al mismo nivel. Por eso te dejamos este artículo, para que veas todo lo que debes saber al respecto de este interesante tema.

problemas de aprendizaje

¿Qué son los problemas de aprendizaje?

Son trastornos que le dificultan a la persona el procesamiento adecuado de la información, impidiendo que aprenda una habilidad o su ejecución. Estos problemas de aprendizaje por lo general se dan en niños cuya inteligencia está en el promedio o superior a la media. Influye de forma evidente en la relación entre la edad y el desempeño académico y personal.

¿Cómo afectan los problemas de aprendizaje en las habilidades del niño?

Lo más común es que los problemas de aprendizaje afecten áreas básicas, como las siguientes:

Lectura

Los niños con trastornos o problemas de aprendizaje suelen tener dificultad para entender las palabras y relacionarlas con las combinaciones que forman las letras escritas. Así mismo, aun cuando ya saben leer, es común presentar deficiencias al momento de recordar lo que leyeron o sacar conclusiones propias a partir de la lectura.

Esto incide directamente en la ortografía, pudiendo ocasionar dislexia, tanto al leer como al escribir, aunque no siempre sucede. Para saber más, mira aquí cómo estimular el lenguaje.

Expresión escrita

En lo referente a la escritura, los niños con problemas de aprendizaje podrían ser notablemente lentos al escribir, tener una caligrafía difícil de leer, faltas de ortografía, puntuación y gramática. También hace más complicado el proceso de plasmar sus ideas de forma escrita o hacerlo de manera desorganizada.

Matemáticas

Las habilidades numéricas se pueden ver alteradas cuando el niño tiene dificultad para identificar y usar los signos de las operaciones básicas, resolver problemas matemáticos y comprender las relaciones entre los números. De la misma manera, puede resultar más complicado entender los problemas o ecuaciones cuando se expresan en palabras o si deben hacer otra actividad al mismo tiempo.

Habilidades no verbales

Cuando los problemas de aprendizaje se relacionan con las habilidades no verbales, por lo general se trata de niños con excelente capacidad de memoria y de uso del lenguaje. La verdadera deficiencia tiene que ver entonces con las habilidades visuales, motoras o sociales.

A estos niños les cuesta interpretar el lenguaje corporal y las expresiones faciales sin contexto hablado durante una interacción. Pueden ser especialmente torpes en la coordinación física, la motricidad o el uso apropiado del lenguaje en ciertas ocasiones que requieran planificación y organización.

problemas de aprendizaje

¿Cuáles son las causas de los problemas de aprendizaje?

El desarrollo de los trastornos del aprendizaje puede deberse a diferentes causas. Algunas pueden ser de carácter familiar o congénito, mientras que otras podrían ser adquiridas a lo largo de los primeros años de vida:

La genética y los antecedentes familiares: la herencia de problemas de aprendizaje en la familia puede aumentar el riesgo de desarrollarlos nuevamente en la próxima generación.

Riesgos en el embarazo: si la mujer no tiene hábitos saludables, consume drogas o tiene una salud deficiente durante el embarazo, aparte de los riesgos propios de esta condición, el hijo puede presentar algunos trastornos de aprendizaje al nacer.

Traumas psicológicos: el abuso en los primeros meses o años de vida, puede afectar el desarrollo adecuado del cerebro y elevar la probabilidad de problemas de aprendizaje.

Traumas físicos: los golpes en la cabeza o las infecciones en el sistema nervioso también pueden generar trastornos del aprendizaje.

Condiciones ambientales: la exposición a radiación o altos niveles de toxinas en el ambiente, también se relacionan con mayor riesgo de padecer estos trastornos.

¿Cuáles son los signos de los problemas de aprendizaje?

Como hemos mencionado antes, un niño puede dar diferentes indicios de presentar algún trastorno en su forma de aprender. Debes estar muy atento si él mismo te lo cuenta, lo notas al observarlo, o te cuentan los maestros lo siguiente:

  • Le cuesta leer, escribir, resolver ecuaciones y hasta comunicarse, más de lo normal en función de su edad y grado escolar.
  • No comprende ni sigue las instrucciones, o lo hace con dificultad.
  • Presenta deficiencia en la memoria, incluso a corto plazo.
  • Se muestra muy torpe al caminar o correr. Los deportes en general constituyen todo un reto y hasta las habilidades básicas, como lanzar una pelota o sujetar un lápiz entre los dedos, le son laboriosas.
  • Su atención es muy dispersa y pierde objetos con frecuencia.
  • El tiempo es un concepto difícil de entender, sin importar cómo se le explique.
  • Evita o se demora mucho en las tareas que involucren cálculos matemáticos, lectura o escritura. También puede requerir de ayuda excesiva para realizarlas.
  • Le cuesta relacionarse con otros niños de su edad, o con personas mayores. Tiene fallas en la comunicación o interpretación de gestos y expresiones.

El hecho de haber contestado “sí” a alguna de estas características, no es un diagnóstico de problemas de aprendizaje en tu pequeño. Debes llevarlo con un especialista, que bien puede ser un psicólogo o un psicopedagogo. Esta persona le realizará una evaluación a través de entrevistas y pruebas, para poder determinar realmente qué es lo que le está sucediendo al niño y así ofrecer un tratamiento.

En caso de presentar, efectivamente un trastorno del aprendizaje, no significa que debas cambiar de escuela al niño o incluirlo en un colegio especial. Lo que sí es necesario, es la terapia con el especialista, para que el desarrollo del niño sea lo más integral posible.

Principales problemas de aprendizaje

Dislexia

Cuando el niño tiende a confundir números como el 6 y el 9, o letras como la “b” y la “d”, entre otras, puede que sea disléxico. No se trata de problemas de vista, sino de la dificultad que tiene el cerebro para identificar cada símbolo dentro de una palabra o cifra, al invertirlos o mezclarlos. Sin embargo, la mayoría de los niños supera esta dificultad antes de los 10 años.

La dislexia puede ocurrir también cuando al leer, se ve la palabra pero no se asocia con el significado de una forma tan rápida. Esto ocurre más en los jóvenes. En este caso, la persona lee con más lentitud o debe releer varias veces el texto para comprender correctamente lo que está escrito.

problemas de aprendizaje

Disgrafía

Como resultado de tener dislexia, la persona puede presentar disgrafía, también llamada agrafía. Consiste en la dificultad que tiene el niño para escribir, ya sea por poco entendimiento de la gramática y la ortografía, o por problemas de motricidad. Aquí puedes leer algo más sobre psicomotricidad.

Discalculia

Aquí nos referimos a la dificultad del niño o la persona para realizar cálculos matemáticos. Si bien esta es una asignatura que a muchas personas les cuesta, cuando hay discalculia, puede que hasta las operaciones más elementales le resulten incomprensibles para un joven.

Fallas constantes de la memoria y el procesamiento auditivo

A veces las personas escuchan una frase o un discurso y luego no pueden recordarlo, ni siquiera las partes más importantes. En ocasiones, simplemente no consiguen procesarlo, por las palabras complejas que se utilicen, la velocidad o si hay otros ruidos que interfieran. Esto puede considerarse como discapacidad auditiva.

Por otro lado, cuando hay trastornos de procesamiento auditivo central (TPAC), hasta los ruidos más leves pueden perturbar el correcto proceso de aprendizaje de quienes lo padecen.

Trastorno por déficit de atención e hiperactividad —TDHA

Este se considera como el trastorno más común en los niños, a nivel psiquiátrico. Tal como su nombre lo indica, consiste en a falta de atención y la hiperactividad. Suele venir acompañado de otros problemas de aprendizaje, como consecuencia de los dos anteriores.

El TDHA ha demostrado tener su origen en el sistema neurológico y puede afectar otros escenarios del desarrollo de la persona, pudiendo incluso llegar a la edad adulta.

Trastorno del espectro autista/Trastorno generalizado del desarrollo

El espectro autista es un trastorno cuyos síntomas pueden ser más o menos graves. El grado de intensidad de estos síntomas es el que determina si el niño tiene autismo clásico, trastorno generalizado del desarrollo o síndrome de Asperger.

Estas clasificaciones comparten muchas características en común, como las dificultades para enfrentar cambios e interactuar con otras personas, así como la elevada sensibilidad a los sonidos y las imágenes.

Un hecho que resulta llamativo, es que los niños diagnosticados con autismo suelen tener un retraso en la habilidad verbal, mientras que aquellos con síndrome de Asperger tienden a ser precoces en el habla. Igualmente, los primeros muchas veces presentan algún tipo de discapacidad intelectual, al contrario de los segundos, cuya inteligencia suele ser superior al promedio.

Discapacidad intelectual

Se diagnostica cuando el funcionamiento intelectual de la persona está notoriamente por debajo del promedio. En este caso, la persona tiene limitaciones que le impiden llevar una vida normal, en relación con los demás.

Este trastorno puede tener su origen en el desarrollo fetal durante el embarazo, si la madre tuvo un estilo de vida poco saludable, aunque también puede ser de causas genéticas. En cualquier caso, por lo general es un problema que se diagnostica en lo que el niño comienza la etapa escolar y se evidencia que existen deficiencias cognitivas e intelectuales.

Tratamiento de los problemas de aprendizaje

Los problemas de aprendizaje no tienen cura definida, sin embargo, se pueden tratar, con muy buenos resultados. La finalidad de estos tratamientos es darles a los jóvenes que sufren de estos trastornos, las herramientas para poder desenvolverse mejor a pesar de las dificultades. En general, el tratamiento está formado por 4 etapas:

problemas de aprendizaje

Terapias psicosociales y conductuales

Ayudan a los niños a ser más conscientes de sus puntos fuertes y a encontrar compensación por las debilidades. Se valen de la terapia cognitiva conductual y la modificación del comportamiento, reforzando las conductas deseables.

Se capacita a los jóvenes en el desarrollo de las destrezas sociales más básicas, como el contacto visual al hablar y la lectura de gestos de las otras personas. La psicoterapia también juega un papel importante, así como los grupos de apoyo para compartir experiencias sin sentirse juzgados. Este trabajo se realiza en conjunto con el asesoramiento de los familiares en todo el proceso.

Intervenciones adicionales para tratar problemas de aprendizaje

Incluyen las clases especializadas de lenguaje, es decir, lectura, escritura y deletreo en casos de dislexia. También aplica para los pacientes que tienen disgrafía o discalculia.

problemas de aprendizaje

Terapia de medicamentos

El uso de medicamentos está controlado por un médico especialista. Se recetan para generar mejoras en los problemas relacionados a la atención y concentración, así como los cuadros de ansiedad o depresión.

Normalmente se recomiendan estimulantes para tratar el TDAH. Para aquellos que piensan que esto puede tener consecuencias negativas, los estudios han demostrado que los jóvenes con TDAH que consumen estimulantes recetados por su médico, tienen menos propensión a abusar de otras sustancias.

Educación especial

Esto se refiere a que el entorno escolar se adapte a las necesidades de cada niño, tengan estos alguna discapacidad o no. De esta manera, lo ideal es que si el joven presenta un grado leve de deficiencia intelectual, igualmente pueda asistir a la escuela regular. En este caso, sería necesario que recibiera asesoría especial extracurricular, con un psicólogo o un profesor especializado en problemas de aprendizaje.

El hecho de que un niño o adolescente presente un grado de discapacidad intelectual o cognitiva, no quiere decir que automáticamente deba ir a una escuela especial, como se pensaba anteriormente.

Todo depende del rendimiento académico que lleve y su potencial a nivel intelectual con la asesoría adecuada. Actualmente, la meta es la inclusión, por lo que los centros educativos convencionales deben prepararse para atender a estos estudiantes por igual.

Cada país tiene su legislación al respecto, sin embargo, si el estudiante demuestra que con la orientación necesaria, puede desenvolverse bien en una escuela primaria o secundaria, no hace falta trasladarlo a otro centro.

Finalmente, todos estos pasos de terapia son ampliamente utilizados para el tratamiento de los problemas de aprendizaje. Es un proceso sistémico, en el que no sólo se involucra al niño con el trastorno y los especialistas, sino a los familiares y allegados. Si este artículo te ha gustado, te recomendamos revisar este que te ofrece 32 actividades para trabajar las emociones.

Deja un comentario